Así fue el estreno del nuevo programa de Telecinco

'La última cena', entre risas y broncas con los de 'Sálvame', llegó tarde a casa de Belén Esteban: "Estoy enfadada"

'La última cena', entre risas y broncas con los de 'Sálvame', llegó tarde a casa de Belén Esteban:  "Estoy enfadada"
'La última cena', entre risas y broncas con los de 'Sálvame', llegó tarde a casa de Belén Esteban: "Estoy enfadada"

Kiko Matamoros y Lydia Lozano fueron los primeros en demostrar sus habilidades culinarias frente al resto de sus compañeros de 'Sálvame', que tuvieron que valorar el menú preparado por la pareja debutante

· AUDIENCIAS | 'La última cena' (15.6%) se convierte en el plato fuerte del viernes frente al refrito de 'Tu cara me suena' (10%)

Telecinco estrenó este viernes 22 de mayo la primera entrega de La última cena, el nuevo programa de Mediaset en el que los colaboradores de Sálvame compiten por convertirse en el mejor chef ayudados por dos profesionales: Sergi Arola y Begoña Rodrigo.

El estreno, que lideró en audiencia con un 15.6% y 2.040.000 espectadores, tuvo como debutantes a Kiko Matamoros y Lydia Lozano, que deleitaron a sus compañeros de plató con un menú de "ensalada Carrisi", "ajoblanco miente" y "lubina confinada con poliarroz".

El talent culinario se convirtió en una mezcla entre Sálvame diario y el Deluxe de los sábados, pues las broncas y polémicas que caracterizan cada versión del programa fueron también en esta ocasión el ingrediente principal.

Marta López y Matamoros acabaron mal después de que ella hiciera una broma sobre las infidelidades en pareja, a lo que él respondió, como parecía previsible, recordándole el Merlos Place que acaba de protagonizar. Mila Ximénez regañó a Lydia por haber utilizado miel pese a que le advirtió de que le produce arcadas. De hecho, Mila acabó en el baño vomitando o intentando vomitar el plato que prácticamente ni había probado.

El resto de comensales, María Patiño, Antonio Montero, Alonso Caparrós y Chelo García Cortés, tuvieron menos reparos a la hora de comerse la cena que habían preparado sus compañeros. Tanto es así que el presentador del programa, Jorge Javier Vázquez, repitió.

La peor parada fue Belén Esteban, que participó desde su casa, desde donde ha estado cocinando en directo para Sálvame durante las últimas semanas, y tuvo que esperar hasta la una de la madrugada para recibir su menú, que llegó volcado y manchado en la salsa que se había salido de los tuppers.

"Estoy enfadada, Jorge, porque estoy preparada desde primera hora de la noche. No me parece justo (…) Yo pensaba que me iban a mandar la comida antes, nadie me dijo que me la iban a mandar a la una de la madrugada", se quejó. Y añadió, señalando al contenido revuelto de los tuppers: "¿Qué hago yo con esto, me lo podéis explicar?".

Finalmente, el jurado aprobó el esfuerzo de la pareja de la noche. Begoña Rodrigo les puso un 6, y Sergi Arola subió la nota hasta el 8.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba