"De ir al hospital"

Laura Caballero habla sobre los “ataques de ansiedad” que sufrió en sus inicios como directora de 'Aquí no hay quien viva'

Laura Caballero, en 'Mujeres al poder'

Laura Caballero, guionista, directora y creadora de Aquí no hay quien viva, La que se avecina y El Pueblo fue una de las protagonistas del estreno este domingo de la nueva temporada de Mujeres al poder. El programa liderado por Carme Chaparro regresó relegado al late night de Telecinco, donde la realizadora habló abiertamente sobre su carrera. Según reveló, su inmersión en el mundo de la ficción fue consecuencia de “haber crecido en ambientes de televisión”. Contexto en el que tuvo mucho que ver la figura de su tío, el productor José Luis Moreno.

'Machos Alfa', la primera serie de los hermanos Caballero para Netflix, desvela su reparto

'Machos Alfa', la primera serie de los hermanos Caballero para Netflix, desvela su reparto

“Él estaba dirigiendo variedades en TVE y me metí de azafata de artistas para ver cómo era un programa desde dentro”, explicó sobre su primera experiencia en plató. Su hermano Alberto comenzó antes que ella a escribir libretos pero, a raíz de irse “juntando” con el resto del equipo, acabó adentrándose igualmente de lleno en la industria. De ahí a que comenzara también a dirigir desde joven, con 24 años.

Mujeres al poder se introdujo en el rodaje de un capítulo de La que se avecina, donde preguntó al respecto a varios de sus protagonistas. Jordi Sánchez compartió que la edad de los realizadores es algo en lo que “no piensas mucho”. Es más, reconoció que “me encanta confiar en los directores que son autores”, como es el caso de Caballero. Fernando Tejero recordó que inició su trayectoria televisiva prácticamente a la vez que la guionista, por lo que para él fue siempre una circunstancia natural; mientras que Nacho Guerreros sostuvo que es una persona “muy curranta”.

“Los ataques de ansiedad han ido bajando”

La realizadora recordó cómo fue su primera vez tras las cámaras, en la grabación de una escena del quinto capítulo de Aquí no hay quien viva. “Me tuve que enfrentar a una junta de vecinos. ”Imagínate la angustia que pasé“, reveló a Chaparro. ”Mis ataques de ansiedad han ido bajando, pero entonces fueron tremendos“, añadió explicando que los sufría ”siempre después al llegar a casa“, y de una gravedad tal que le obligaban a tener que ”ir a urgencias“.

Respecto a su debut, valoró que uno de los mayores retos era que la secuencia contaba “con actores de mucho peso a los que admiraba y tenía que decir cómo hacer las cosas”. Para combatir su “inseguridad”, optó por “ser sincera, plantarme delante de ellos y decirles: 'No he dirigido nunca nada pero sí tengo claras la secuencia y los personajes. A poco que me echéis una mano, puede salir bien'”. Caballero destacó que el elenco “se volcó muchísimo conmigo”, permitiendo que la grabación saliera adelante.

El cambio de 'AQNHQV' a 'LQSA': “Una de las peores épocas”

Dentro de su trayectoria, la guionista reconoció que “la transición de Aquí no hay quien viva a La que se avecina ha sido de las peores épocas de nuestra vida”. “Fue un salto que nosotros no hubiésemos dado en la vida”, sostuvo afirmando que fue “un tema entre nuestro tío y las cadenas”. “Nos costó muchísimo”, lamentó.

Según aseguró, para ella La que se avecina “empieza como tal realmente entre la segunda y la tercera tanda. La primera fue una transición rara hasta que encontramos el sitio tanto de la serie como de los personajes”.

“Siempre hay alguien que se puede sentir ofendido”

Tanto Aquí no hay quien viva como La que se avecina coinciden en el tono políticamente incorrecto que vertebran sus ramas. La directora defendió que “a través del humor siempre hay alguien que se puede sentir ofendido... Pero es que entonces no podrías reírte absolutamente de nada”. Caballero declaró que llegaron a recibir la llamada de 'Amigos del conejo enano', quejándose de que “en un capítulo dábamos a uno de comer lechuga y no se puede hacer”.

Su hermano Alberto declaró que han tenido “suerte porque la gente se ha ido acostumbrando y hemos podido ir apretando cada vez más hacia el humor negro y lo políticamente incorrecto”. “Gracias a la libertad creativa que hemos tenido, hemos tratado cosas que podrían no haber pasado el filtro en otro contexto”, apuntó.

Para el guionista, “lo bueno de hacer una serie contemporánea es que hay muchos temas que van surgiendo de manera natural. La base ha sido cómo está la sociedad, qué problemas identificamos y cómo le sacamos partido cómico, pero también que sirva de denuncia. Por eso creamos el personaje de Amador, que representa lo peor del género masculino”.

Sobre los Recio, la realizadora compartió que pese a lo “queridos” que son dentro de la ficción, están “basados en unos vecinos que tuve durante poco tiempo, porque me tuve que mudar para no cometer asesinato múltiple. Estaban muy zumbados”.

Más allá de La que se avecina, los hermanos Caballero tienen pendiente el estreno de Machos alfa, su nueva serie para Netflix con Gorka Otxoa, Fernando Gil, María Hervás, Kira Miró y Fele Martínez como protagonistas. El rodaje de sus diez episodios concluyó a finales del mes pasado.

Etiquetas
stats