El Hormiguero

Lola Índigo habló sobre su anorexia: “Ahora trabajo por quien yo soy y no por entrar en un canon de cuerpo”

Lola Indigo, en 'El Hormiguero'

Lola Indigo visitó este miércoles El Hormiguero para presentar su documental autobiográfico La Niña, que se estrena este viernes 13 de mayo en Amazon Prime Video. En él, la cantante y bailarina repasa su carrera desde sus inicios, recorriendo sus etapas en China y Los Ángeles, su paso por OT 2017, el nacimiento de su proyecto, el single que le catapultó Ya no quiero ná y su preparación para el concierto que dio en el Wizink Center el verano pasado.

Lola Indigo: así ha pasado de ser "un cuadro" a una mina televisiva en 11 años

Lola Indigo: así ha pasado de ser "un cuadro" a una mina televisiva en 11 años

Uno de los episodios de su vida sobre los que se pronuncia en el largometraje es el problema de alimentación que sufrió. Pablo Motos le preguntó por ello. La malagueña comenzó revelando que el motivo por el que “nunca” se “habría atrevido” a irse a vivir a Madrid antes de irse a China fue porque “en los castings a los que me había venido, más de una vez me habían tirado por mi físico”. “Sentía que no me iban a coger y que no iba a conseguir curro”, recordó.

Una vez llegó a China, años antes de entrar en la Academia, la respuesta que recibió fue muy parecida. “Me dijeron que si quería seguir trabajando tenía que estar delgada como un palillo. Y bueno, me lo creí”, expuso. Mimi compartió que no había hablado sobre el tema hasta ahora porque es algo sobre lo que “no te suelen preguntar en las entrevistas”.

El presentador de El Hormiguero insistió en saber si Lola Indigo contaba o no las calorías de la comida y la enfermedad que padeció -repitiendo el esquema que siguió con María Pedraza hace un mes-. Para ello, le hizo elegir entre bulimia y anorexia, pese a que, por desgracia, existen otros Trastorno de la Conducta Alimentaria como el Trastorno por Atracón o el Restrictivo. Menos atención copó saber cómo lo superó, en qué consistía su problema en concreto y la ayuda profesional que necesitara para ello. “Dejé de comer, así que anorexia”, respondió la invitada.

“Me mataba de hambre”

“Pesaba cada cosa, me mataba de hambre”, reconoció Lola Indigo indicar cuándo se dio cuenta de que estaba enferma. En esa etapa, acudía a clases en dos escuelas diferentes desde primera a última hora del día. Además, para llegar a tiempo, iba en bicicleta de una a otra. “No controlaba tanto mi movimiento, me mareaba mucho”, contó. Entre tanto, su familia “se empezó a preocupar porque estaba en Los Ángeles y en las fotos se me veía un cambio físico muy fuerte”.

“Ellos me decían 'vente, que te vamos a llevar a comer a tal sitio'. Mientras que la mayoría de los comentarios que recibía eran de 'estás increíble, estás buenísima'”, afirmó sobre la contradicción con la que tuvo que convivir. “Lo pones en la balanza y dices, ¿qué importa más?”, de ahí a que “con mucho cariño y pasando un tiempecito en casa después de eso, entendí que tenía que quererme un poquito más y cuidarme”.

“Hay que estar siempre alerta”

Lola Indigo aseguró que actualmente es algo que tiene superado, aunque advirtió que “la persona que ha sufrido alguna vez esto tiene que estar siempre alerta”. La cantante confesó aun así que no era “experta” en el tema. Pero sí tuvo claro que “encontrar mi esencia y enfocarme en un proyecto que trataba de ser al 100% yo, Lola Índigo, me ayudó a encontrar ese amor propio”. “Ahora estoy trabajando por quien yo soy, no por entrar en un canon establecido del cuerpo”, reivindicó.

De nuevo preguntada al respecto por Motos, indicó que “ya no cuento las calorías, disfruto. Cuando en las entrevistas me preguntan cuál es tu hobby, digo comer”. El presentador lamentó que “todos conocemos a alguien con problemas de alimentación o los tenemos”, ensalzando la importancia de que Lola Índigo hablara sobre ello. “Es un tema muy callado, que la persona que tiene no lo cuenta... y luego de repente llega una ruina muy grande”, introdujo el líder de El Hormiguero.

“Pasan los años y todavía no me lo creo”

Más adelante, la bailarina se emocionó al reflexionar sobre el camino recorrido y el punto de su carrera en el que se encuentra ahora. “Lo digo mucho pero es que tener la oportunidad de hacer un proyecto con mis amigas y mi gente ha sido una cosa muy chula”, expuso entre lágrimas, “te juro que pasan los años y todavía no me lo creo. Me siento súper afortunada”.

Etiquetas
stats