Perfil y trayectoria

Lola Indigo: así ha pasado de ser "un cuadro" a una mina televisiva en 11 años

Lola Indigo en 'Fama Revolution', 'OT 2017', 'Fama, ¡a bailar', 'TCMS' y 'The Dancer'

"Los espectadores de OT 2017 han decidido que el concursante que debe entrar en la Academia sea... ¡Mimi! ¡Cruza la pasarela!". Estas fueron las primeras palabras que la por entonces Mimi Doblas escuchó como triunfita de pleno derecho en el relanzamiento del concurso. En la Gala 0 se estrenó al ritmo de las Pussycat Dolls, revelando en su presentación que ya era bailarina profesional. A sus 25 años, y tras haber trabajado en China y Los Ángeles, decidió probar suerte con la voz.

El alegato feminista de Lola Índigo para apoyar a una ex bailarina del 'Grand Prix' que no trabaja por su edad

El alegato feminista de Lola Índigo para apoyar a una ex bailarina del 'Grand Prix' que no trabaja por su edad

Eso sí, su cara era ya conocida por la audiencia española. En 2010 participó en el Fama Revolution de Cuatro. Fue la cuarta expulsada del formato, pero su paso por el programa incluyó una viral bronca que todavía hoy se recuerda: "Mimi, ¡fuera de la clase! ¡Eres un estorbo para mi vista! ¡Eres un cuadro! ¡Chao!", Rafa Méndez echó así a la granadina de su clase de funky, firmando una escena que diez años después habría sido una fuente inagotable de memes.

Mimi fue la primera expulsada de OT 2017 y, mientras Aitana, Amaia, Ana Guerra y compañía continuaban su andadura en el programa convertido en fenómeno; la cantante aprovechó el tiempo para trabajar en su primer sencillo, Ya no quiero ná, y su nuevo proyecto: Lola Indigo. Rebautizada como tal, pisó el acelerador para no sólo ponerse a la altura de sus compañeros, sino apostar por rodearse de cuatro bailarinas, 'Las Lolas' (Claudia Riera, Mónica Peña, Saydi Lubanzadio y Laura Ruiz), e imponer la danza como elemento clave de sus temas y videoclips.

De 'OT' a finalista de 'Tu cara me suena'

El verano de 2018 viajó con el resto de su edición por toda España en la gira de OT. Y desde entonces, ya no habría vuelta atrás en su carrera musical y televisiva. Ese mes de julio, Tu cara me suena la fichó para el casting de su séptima temporada. La triunfita se clasificó para la final y consiguió la cuarta posición, por detrás de María Villalón, Carlos Baute y Soraya Arnelas.

Durante su paso por el formato de Antena 3, imitó a artistas como Eleni Foureira -con quien entrenó personalmente-, Thalía, Jennifer López, Christina Aguilera, Macy Gray, Britney Spears, Amy Winehouse, Nicole Kidman y Lady Gaga. Además, 'invitó' a Ana Guerra para lucir juntas como Natti Natasha y Becky G; y a sus propias bailarinas para meterse en la piel de las Pussycat Dolls. En la última edición, Lola Indigo acudió como invitada y asistió en directo a la imitación de María Isabel de su canción Mujer bruja. La granadina le 'devolvió' la 'copia' reproduciendo juntas la coreografía de Antes muerta que sencilla, con la que la primera ganó Eurovisión Junior.

A finales de 2018, OT 2017 programó dos últimos conciertos con los que cerrar su gira en Barcelona. En ambos se erigió como una de los concursantes con más tablas y que más habían evolucionado desde su salida de la Academia. Mimi apareció acompañada de las Lolas para interpretar un medley de Mujer Bruja y Ya no quiero ná, con el que puso al Palau Sant Jordi en pie. Algo parecido ocurrió meses antes en el plató de OT 2018, al que volvió como invitada principal y se lució junto a su girlband. La triunfita repetiría en la final de 2020, en la que derrochó energía junto a su equipo con el popurrí de Mala cara y 4 besos.

Regreso a 'Fama' como Trainer Artística

Pero volvamos a principios de 2019. La cantante ya había puesto música a la serie Skam España, cuando Movistar la eligió para que Fuerte fuera el tema principal de la segunda edición de Fama ¡a bailar!.Fama ¡a bailar! Lola Indigo había visitado la primera temporada para actuar junto a los concursantes a ritmo de Bitch better have my money; y volvió un año después a lo grande fichando como Trainer Artística del concurso.

"Quiero servir de altavoz no sólo para las chicas que soléis ver conmigo, si no para cualquier bailarín", dijo a Vertele en la presentación del talent, "quiero estar siempre rodeada de ellos y arroparles". Sobre su misión en el formato de danza, expuso que "no podía haber cerrado el círculo de mejor manera. Además, es cerrar y abrir, porque ahora empieza una nueva etapa en la que voy a estar presente todos los días". La joven se sentía también muy "agradecida de formar parte del programa que me vio nacer".

 360

De concursante y profesora, a jurado en 'The dancer'

Tras protagonizar otras sonadas actuaciones, como la que en compartió en Los 40 Music Awards 2019 con su compañera Aitana y su dueto Me quedo, y Lola Bunny con Don Patricio; repitió en 2020 con 4 besos, Trendy y Santería. Otros de sus números más celebrados fueron los MTV EMA celebrados en Sevilla en 2019, y la gala Feliz 2021 con la que RTVE recibió el año hace apenas unos meses.

En febrero, llegaría un paso más en su carrera, con su fichaje como capitana de The Dancer, el talent de baile de TVE. La cadena pública apostó por la triunfita para formar equipo con Miguel Ángel Muñoz y Rafa Méndez. De hecho, sus intervenciones se han convertido en uno de los puntos fuertes del formato. En la segunda jornada de audiciones, se emocionó con Freddy, un bailarín transexual de 14 años. "Voy a ser yo mismo como siempre he querido ser", dijo el joven. "Ya era hora, necesitaba algo así en el programa", fue la reacción de la jueza.

Dos semanas más tarde, pronunció un alegato feminista para apoyar a una ex bailarina del Grand Prix que no trabaja por su edad. "No me da la gana que cuando llegue a una edad me digan que no puedo hacer algo, porque si los tíos están ahí trabajando hasta los… y pico. Sí, ellos pasan casting y están hasta mucho más avanzada edad que nosotras", expuso, "eso tiene que cambiar, porque tú estás totalmente en forma para seguir currando en lo que te de la gana".

Las disculpas públicas de Rafa Méndez: "Todos mis respetos"

Entre medias, cerró el círculo del "eres un cuadro" con Rafa Méndez. El que fuera su profesor, aprovechó The Dancer para disculparse públicamente con su exalumna. Valorando a un concursante, expuso señalándole: "Hace doce años, esta señorita que está aquí entró en una clase y no pillaba absolutamente nada". "Ha pasado el tiempo y me ha dado una bofetada en toda la cara", añadió comparándola con una bailarina que estaba en el escenario y que se había equivocado en su coreografía, "con esto te quiero decir que no pasa absolutamente nada. Eso sí, ponte las pilas, porque ella se las puso. Ella está donde está y se lo merece (...) Y ahora yo digo, todos mis respetos".

Con una reverencia, ambos se fundieron en un emotivo abrazo que fue aplaudido por los fans del programa; y que dejó 'en su lugar' a una Lola Indigo que, a sus 29 años, sigue sumando popularidad, respeto y carisma. A nivel discográfico, continúa lanzando colaboraciones, tiene un disco en el mercado y un segundo en camino. Si la crisis sanitaria lo permite, lo presentará el próximo mes de julio en su concierto pospuesto por el coronavirus en el Palacio de los Deportes de Madrid.

Todo parece indicar que con su tesón, la granadina seguirá creciendo y manteniéndose como estandarte de la danza. La firmeza con la que cree tanto en ella misma como su proyecto, sumado a la coherencia de un mensaje que defiende a ultranza, invitan a pensar que todavía queda mucha Lola Indigo por delante.

"Cuando era chica tenía muchas inseguridades porque era gordita, muy creativa, rara", reconoció en su vídeo de presentación de OT 2017, "no estaba rodeada de gente que entendiera lo que me a mí me gustaba. Lo que más me gustaría es conectar con niñas que tienen sueños y les dicen que no, que no y que no y... ¿Cómo que no? Todo es posible". Algo que, de momento, está consiguiendo demostrar.

🟢 Si no te quieres perder ninguna de nuestras noticias, suscríbete a nuestros boletines.

Etiquetas
stats