Los Maestros de la costura emiten la noche de este lunes 17 de febrero su cuarta gala en La 1 de TVE, para seguir avanzando en una tercera edición sobre la que hablamos con Palomo Spain durante la presentación que realizó la cadena pública.

El juez celebra poder volver a coincidir con sus compañeros y amigos, y resalta que el programa "es como un campamento, vivir tres meses de intensidad absoluta".

La experiencia acumulada no es sólo para ellos, sino también para los participantes que saben a qué se van a enfrentar. Por eso Palomo nos explica que la relación con los concursantes es "muy buena", y que "cada vez nos dan más". El juez destaca que todos ellos les aportan "un ejemplo de esfuerzo y superación", y reconoce que "les ponemos en situaciones muy límite".

Al cuestionarle cómo lleva el compaginar su faceta como juez televisivo con su carrera, Palomo Spain reconoce que es "muy duro" porque al final son siete días a la semana dedicados íntegramente a la moda.

Por eso a los participantes de Maestros de la costura les pide "ese trabajo y ese esfuerzo". "La realidad que hay tras la moda es muchísimo esfuerzo y trabajo", incide el diseñador y modista.

"Hay que coser muy rápido y tener las ideas muy claras"

El juez también aplaude que el programa se haya animado a salir más: "Nos ha aportado muchas risas y buenos momentos", y exactamente igual con el mensaje de sostenibilidad, tanto aplicado a ellos como a los aprendices: "Les hemos limitado mucho".

Palomo Spain explica también que precisamente la limitación de materiales ha sido uno de los aspectos que más disgustos ha costado de la edición, aunque como siempre ha sido superado por otro: "El tiempo. Eso es lo más complicado. Hay que coser muy rápido y tener las ideas muy claras".

Etiquetas
Publicado el
stats