El proyecto está en fase avanzada

Marcos de Quinto planea lanzar en octubre un canal de TV "similar a laSexta" pero de "tintes moderados y liberales"

Marcos de Quinto, en una imagen de archivo

Redacción

Marcos de Quinto prepara su regreso a la televisión apenas unos meses después de abandonar Todo es mentira. El exdiputado de Ciudadanos, que se marchó abruptamente del programa de Risto Mejide tras discutir en directo con el presentador a finales de mayo, quiere darse una nueva oportunidad en la pequeña pantalla. Pero esta vez no como tertuliano, sino como uno de los principales inversores de un nuevo canal de televisión.

Según informó Ok Diario hace unos días, Marcos de Quinto y el grupo murciano Zamundio, propietario de Televisión Murciana, llevan semanas reuniéndose con propietarios de canales de la TDT para alquilar uno de estos canales y poner en marcha su propia cadena de televisión. Ahora El Independiente apunta que los impulsores del proyecto contarán con capital extranjero procedente de países como México, Cuba y Venezuela.

Es más, el citado medio también señala que el proyecto está en una fase muy avanzada. Tanto, que este nuevo canal de televisión ya tiene nombre, varios presentadores en plantilla e, incluso, fecha prevista para iniciar sus emisiones: el mes de octubre.

El canal de De Quinto, pensado para emitirse en la TDT y plataformas de telecomunicaciones, así como en su propia página web, tendrá como principal objetivo estar muy pegado a la actualidad informativa, con diferentes puntos de conexión repartidos por la geografía española y con la información económica, política, deportiva y social como principales ejes de su programación. La intención, según avanza El Independiente, es que esta cadena replique el modelo informativo y de programación de laSexta, pero con "tintes políticos moderados y liberales".

Con este proyecto, Marcos de Quinto vuelve a la palestra informativa tras ya su comentada etapa en Todo es mentira y su fichaje por el PP para dar charlas de formación a sus diputados. Un año atrás, el exdirectivo de Coca Cola abandonó Ciudadanos por discrepancias con Inés Arrimadas a la hora de prolongar el estado de alarma. Su marcha del partido se produjo apenas un año después de su llegada al mismo como uno de los fichajes estrella de Albert Rivera para las elecciones generales del 28-A, donde consiguió ocupar uno de los 57 escaños obtenidos por la formación naranja y que después retuvo tras los comicios del 10-N.

Etiquetas