Sucesos

María León niega haber agredido a un agente y asegura ser “víctima de un abuso policial”

María León, en una imagen de archivo

María León fue detenida en la madrugada de este sábado 1 de octubre por agredir supuestamente a un agente de la Policía Local de Sevilla. Horas después fue puesta en libertad provisional, acusada de un presunto delito de atentado a la autoridad, a la espera de que se practiquen nuevas diligencias.

Nacho Cano aclara el adiós de Chanel y defiende su musical: "Hay una corriente que está silenciada"

Nacho Cano aclara el adiós de Chanel y defiende su musical: "Hay una corriente que está silenciada"

Ahora, la actriz ha lanzado un comunicado en el que niega la agresión y asegura haber sido “víctima de un abuso policial” que ya está siendo gestionado por sus abogados.

El escrito íntegro publicado por María León en sus redes sociales dice lo siguiente:

“Quiero dar las gracias por todas las muestras de apoyo recibidas. estas últimas 48 horas han sido verdaderamente difíciles.

Niego haber agredido a nadie. No es mi intención poner en entredicho el trabajo necesario que hacen los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado en nuestro país, pero sí debo denunciar que he sido víctima de un abuso policial por parte de unos agentes de la policía local de Sevilla.

El caso está en manos de mis abogados y desde este momento pongo toda mi confianza en la justicia“.

La APDHA ve “irregularidades” en su detención

El comunicado lanzado por María León coincide, tal y como ha informado elDiario.es, con una queja que el área de cárceles de la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA) ha presentado este lunes ante el Defensor del Pueblo Español contra la Secretaría de Estado de Seguridad y el Ayuntamiento de Sevilla. Según el organismo, el caso “ejemplifica tres tipos de irregularidades muy extendidas entre las autoridades: la difusión de notas de prensa que presuponen la culpabilidad de la ciudadanía, desalentar la grabación de las actuaciones policiales y los innecesarios traslados a dependencias policiales”.

La APDHA también ha denunciado “la irregular actuación de los agentes que procedieron a la identificación de la actriz por el mero hecho de realizar una grabación con su móvil de la intervención de la Policía”. Sostienen que “por desgracia, se trata de una práctica muy extendida entre las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado” solicitar la identificación de la persona que está grabando una intervención policial como forma de desalentar la fiscalización de la actuación de un servicio público. En este sentido, el artículo 16 de la Ley de Seguridad Ciudadana “solo permite la identificación de una persona cuando existan indicios de que puede estar cometiendo una infracción o un delito, y grabar una intervención policial no es ninguna de las dos cosas”.

En el caso de María León, la organización denuncia “otra mala praxis en la actuación policial como fue trasladarla a comisaría porque no portaba su DNI”. Según la entidad, el mismo artículo de la conocida como “Ley Mordaza” asegura que solo es necesario el traslado a dependencias policiales, para poder hacer la identificación personal, “cuando no fuera posible la identificación por cualquier medio o, incluida la vía telemática o telefónica, o si la persona se negase a identificarse”.

Por tanto, la APDHA pide al Defensor del Pueblo Español que requiera a la Secretaría de Estado de Seguridad poner fin a este tipo de prácticas por parte de la policía. También solicitan que se demuestre que la Policía Local del Ayuntamiento de Sevilla tiene un libro-registro en el que queden reflejadas las diligencias para la identificación de ciudadanos que se han realizado. En ellas deben constar, además, los motivos, circunstancias y duración de las mismas.

La versión policial del altercado

Según Diario de Sevilla, que cita fuentes policiales, los hechos ocurrieron a las cinco de la madrugada del pasado 1 de octubre, cuando una patrulla de los municipales echó el alto a un hombre que conducía una bicicleta con una copa de cristal en la mano y síntomas de embriaguez, tal y como se confirmó después al certificar que supuestamente doblaba la tasa de alcoholemia permitida.

Mientras los agentes le identificaban, un grupo de personas, entre las que estaba María León, comenzó a increpar a los policías por la actuación que estaban llevando a cabo.

Al parecer, la intérprete sacó el móvil para grabar la escena y, según el citado periódico, profirió insultos contra los agentes, que en ese momento le pidieron que se identificara. León dijo que no portaba el D.N.I., por lo que se le pidió que montara en la patrulla para ser debidamente identificada en dependencias policiales.

La actriz accedió al vehículo sin oponer resistencia pero, cuando estaba dentro, otras personas rodearon el coche para impedirle el paso. Desde el interior, la conocida artista, de 38 años, supuestamente golpeó las puertas del patrullero al tiempo que gritaba. León escapó gracias a que uno de los acompañantes abrió el coche, sin embargo, fue alcanzada por un agente al que supuestamente dio un puñetazo en la cara y varias patadas en las piernas. En ese instante, una de las personas agarró al policía por la espalda, aunque la situación no llegó a mayores gracias a la intervención de otro de los municipales.

María León fue detenida y trasladada a dependencias policiales acusada de haber cometido un delito de atentado a la autoridad. En la mañana de este sábado, el Juzgado de Instrucción número 18 de Sevilla la dejó en libertad provisional a la espera de que se practiquen nuevas diligencias. La actriz, acusada de un presunto delito de atentado a la autoridad, se acogió a su derecho a no declarar.

Etiquetas
stats