Marta López abandona el plató de 'Sálvame' tras una “encerrona”: “Quiero que se me respete”

Marta López y Jorge Javier, en los pasillos de Telecinco

Marta López Álamo no lo pasó bien este lunes durante su visita a Sálvame. La novia de Kiko Matamoros acudió al programa de Telecinco para hablar, única y exclusivamente, del concurso de su pareja en Supervivientes, tal y como dice que pactó previamente con la dirección del magacín. Sin embargo, pronto vio que la conversación iba por otros derroteros diferentes a los acordados, y por ahí estaba dispuesta a pasar. Por eso amagó primero, y cumplió después, su amenaza de abandonar el plató antes de tiempo.

Jorge Javier pide aplicar "la cultura de la cancelación" al rey emérito: "No tiene derecho a estar en este país"

Jorge Javier pide aplicar "la cultura de la cancelación" al rey emérito: "No tiene derecho a estar en este país"

Todo comenzó cuando desde Sálvame quisieron hablar del concurso de belleza en el que Marta y Tania Medina coincidieron hace unos años. Entre los jueces de dicho certamen se encontraba Alejandro Nieto, y según ha reprochado estos días Kiko Matamoros a Tania en la isla, la presencia de su novio entre el jurado jugó a su favor para conseguir la segunda posición. Una acusación que Marta pidió a Matamoros que no hiciera, pero que este hizo de todos modos y Sálvame quiso tratar emitiendo las imágenes del certamen, compartidas días atrás por Viva la vida.

Marta López Álamo no guarda precisamente un bonito recuerdo de aquel evento, así que al ver que iban a emitirse las imágenes, cogió y se levantó para hablar con la dirección de Sálvame. “No quiero hablar de otra cosa que no sea el concurso de mi novio. Es lo que he venido a hacer y quiero que se me respete, punto”, dijo la modelo, una vez volvió su sitio, para manifestar su incomodidad y su malestar con lo que estaba ocurriendo.

“Parece que no se me está respetando”

“Lo pasé muy mal en ese momento”, señaló la novia de Matamoros, al borde del llanto, para implorar que no dieran paso a aquel vídeo. De lo contrario, cogería y se iría. Exactamente lo que hizo unos instantes después ante la insistencia de los tertulianos por descubrir los motivos tras aquella mala experiencia. “Sabía que me ibais a hacer esto”, lamentó Marta entre lágrimas y visiblemente nerviosa mientras abandonaba el plató camino a los baños y pedía que no la siguieran las cámaras.

Aun así, Jorge Javier Vázquez y Lydia Lozano fueron en su búsqueda para tratar que volviera a plató. Y lo consiguieron, aunque la modelo lanzó una advertencia: “Espero, por favor, que se me respete. Porque parece que no se me está respetando”. “Si yo me hubiera querido meter en esto ya estaría en esto. Hubiera aceptado una silla en el Deluxe o como colaboradora en otros programas”, manifestó más tarde la joven, que dejó claro que no piensa volver a Sálvame.

“No me gustan las encerronas. Entiendo que es vuestro trabajo, que lo hacéis muy bien, que sois un programa magnífico, pero a mí no me gustan estas cosas”, prosiguió Marta, que constantemente aclaró que estaba ahí para hablar del concurso de Matamoros y no de Tania, del certamen de belleza u otros temas que se pusieron encima de la mesa, como una palabras de Makoke diciendo que Marta está obsesionada con ella.

De hecho, si por ella fuera, no se dejaría ver en esta clase de programas porque dice pasarlo “muy mal”. “No me gusta ser un personaje, que inevitablemente ya lo soy en parte, pero hablar mi vida, de mi vida que no sea con Kiko, no lo he hecho y no lo haré jamás porque no es mi película”, concluyó la modelo.

Etiquetas
stats