'Sálvame'

Marta Riesco y Anabel Pantoja, a la gresca en directo: “Tú, a un banquillo como tu tía”

Anabel Pantoja manda un mensaje a Marta Riesco en 'Sálvame'.jpg

Como no podía ser de otro modo, los rumores de una supuesta ruptura entre Antonio David Flores y Marta Riesco han centrado buena parte de la atención de Sálvame durante la tarde del martes 25 de enero. Kike Calleja, movilizado en Vitoria, se topó con la reportera de El programa de AR y trató de conseguir unas declaraciones. Sin embargo, lo que acabó obteniendo ha sido algo mucho más enjundioso: Riesco ha entrado en directo en el magacín para enzarzarse en una pelea dialéctica con Anabel Pantoja.

'El programa de AR' y 'Ya son las ocho' desmienten a ‘Sálvame': "Es totalmente incierto"

'El programa de AR' y 'Ya son las ocho' desmienten a ‘Sálvame': "Es totalmente incierto"

“No ha roto con 'El Penas'. Sigue 'empenada'”, ironizaba Jorge Javier Vázquez poco antes de que la aludida atendiese a Calleja en las calle de la ciudad alavesa. Riesco estaba allí, junto con otros periodistas, a las puertas del bufete de asesoría jurídica donde trabaja Iñaki Urdangarin y, aprovechando esta localización conocida, Sálvame la abordaba. “Pregúntale si va a demandar a Anabel Pantoja”, pedía el presentador a su compañero.

El motivo de esa enemistad estaba en unas afirmaciones de la colaboradora de las tardes, que dijo haber recibido amenazas por relatar un episodio supuestamente ocurrido en Cantora entre dos mujeres, habiendo insinuado que una de ellas era Riesco. Calleja obedecía y se acercaba a la reportera a tal fin. “Sí, por supuesto que voy a demandar a Anabel Pantoja”, afirmaba tajante, mientras en el plató del programa se escuchaban murmullos y risas. “De hecho ya se ha presentado la demanda y en breve te va a llegar”.

Tengo ganas de verme contigo en los juzgados”, agregó a Calleja. Este le ofrecía ponerse el pinganillo para recibir respuesta del magacín, pero declinó el ofrecimiento. “Con personas como ella no hablo”.

Jorge Javier: “Queremos que te vengas con nosotros”

Jorge Javier, que disfrutaba del momento, solicitaba hablar con ella, a lo que sí accedía Marta. El recibimiento era caluroso, cabe decir: “Ya estás tardando en venir a trabajar con nosotros”. Ella dijo que tendría que pedir “permiso a la jefa”, esto es, a Ana Rosa Quintana. “No, no, no queremos compartir. Queremos que te vengas con nosotros”, matizó su primera frase el presentador.

“¿Tiene que tener miedo Anabel?”, le pasó a preguntar, encarrilando el tema central de la conversación. “Ella sabe lo que ha dicho y lo que tiene que hacer. Según me han dicho los abogados, sí y mucho, porque es un delito bastante... Vamos a dejarlo ahí. Tendrá que dar muchas explicaciones a la justicia”, respondía y negaba cualquier posibilidad de resolver el contubernio fuera de los juzgados. “Son muchos años haciendo daño”.

“Voy a ir por lo civil y por lo penal contra Anabel Pantoja”

“Se cree que hace gracia y cuando le dices algo a ella, llora y se va de plató, pero a ti te mete lo que hace falta”, se quejaba Riesco, que detalló: “Voy a ir por lo civil y por lo penal contra Anabel Pantoja”. Además, reprochó al programa haber llevado al plató a Antonio Pavón, que aseguró haber tenido un breve romance con ella, a decir “cosas ridículas y ofensivas”: “Que cuando se lleve a alguien, sea verdad”.

Anabel comenzó a murmurar en ese momento, cuestionando que estuviera dedicando tantos minutos a Sálvame en vez de estar atenta a su cometido en Vitoria, y se consiguió así la discusión entre ambas. “¡No hables por lo bajo!”. “¡Acuérdate del perdón que le pediste a mi tía, que hay testigos!”, replicaba Pantoja, mandándole irónicos “besis” a la periodista. 

¡Esta es la última vez que me amenazas, Marta Riesca!”, exclamó la colaboradora de Sálvame, modificando el apellido de su rival particular. “Eso también lo vas a tener que demostrar en un juzgado”, apuntó al escucharlo Riesco. “Yo estoy en El programa de Ana Rosa por mí misma. ¿Tú por quién estás ahí?”, dejó caer la reportera, en respuesta a los comentarios que a sotto vocce había escuchado de la tertuliana, que también había bromeado sobre la hora a la que Riesco aseguraba entrar a fichar en el magacín matinal.

“¡Tú has querido la tele desde hace muchísimo tiempo!”, arremetía Pantoja recordando experiencias previas de su enemiga en televisión, antes de retarla: “Llévame a donde quieras! ¡Llévame a Habsburgo!”. Por supuesto, pretendía aludir al tribunal de Estrasburgo con sorna, como le corregía Gema López, que reconocía estar “encantadas” con lo que se estaba viviendo.

“Tú a un banquillo como tu tía”

Riesco subió el nivel con su contestación: “Anabel: donde quiera, no. Donde quiera la justicia. Tú a un banquillo como tu tía”. En ese momento, Anabel, muy alterada, ha acusado nuevamente a Marta de haber “tocado” a su tía “para sacarle una entrevista”. “¡Cállate con mi tía, que tienes mucha mala baba! ¡Mamarracha!”.

“Solicité una entrevista con tu tía porque soy periodista, y a mucha honra”, traba de zanjar desde Vitoria Riesco la conexión, mientras Anabel la alentaba con sorna a demandar también a Jorge Javier Vázquez. “Oye, guapa, ¡que no soy tito Agustín! A mí no me embarquen. Si ella dice que te demanda a ti, es a ti”.

Etiquetas
stats