Crónica de la gala

'Masterchef 9' expulsó a Toni y desesperó con la última "llamada de atención" de Ofelia

Toni abandonó las cocinas de 'Masterchef 9'

La novena edición de Masterchef ha llegado a su recta final con la despedida de Toni, uno de los más prometedores, que cocinó un plato con sabor a quemado en la prueba de eliminación contra Arnau.

'MasterChef 9': ¿Todos contra Ofelia, u Ofelia contra todos?

'MasterChef 9': ¿Todos contra Ofelia, u Ofelia contra todos?

Por otro lado, María se alzó como la favorita de la entrega llevándose el delantal dorado tras dejar probar a unos comensales los platos de todos y salir escogida como la mejor (casi) por unanimidad.

Mientras que Ofelia volvió a interpretar el papel de villana en los exteriores, sin dejar que la capitanía de su archienemiga fuera fácil.

El brillo de María le brindó el delantal dorado

En la primera prueba Jose, María, Ofelia, Meri, Fran, Arnau y Toni se jugaron el delantal dorado reproduciendo uno de los platos de los chefs con más seguidores, como el solomillo Wellington de Gordon Ramsay, la lubina al estilo malayo de Jamie Oliver, la tarta de piña de isla Mauricio de Yotam Ottolenghi y el arroz meloso de Jordi Cruz.

Además, tuvieron que integrar el aceite de oliva virgen extra en sus elaboraciones con una técnica de alta cocina, ya sea una espuma, un aire, un falso caviar, unas esferas o un bizcocho. Para ser juzgados elaboraron cinco raciones de cada plato porque los comensales expertos fueron Santiago Segura y sus dos hijas, Laura Ponts, María Albero y Álex de la Rosa, entre otros invitados.

La mejores críticas de los comensales se las llevó el Lemon Pavlova de María, que ganó el delantal dorado y se publicaría la receta en el libro del programa. Aunque el jurado no se mostró conforme porque en vez de usar limón, apostó por el mango, pero aún así se garantizó una semana más en el talent.

Prueba de exteriores con los gritos y la "pesadez" de Ofelia

Para la prueba de exteriores el equipo de MasterChef quiso despedir a los deportistas que competirán en Tokio. El piragüista Saúl Craviotto, ganador de MasterChef Celebrity 2 y próximo abanderado de España junto a Mireia Belmonte, diseñaron el menú que debían servir a 70 deportistas que representarán a España en las Juegos.

Ambos equipos estuvieron liderados por María y su delantal dorado que formó ambos equipos: el rojo con Toni, Arnau y Meri y el azul con Fran, Jose y Ofelia. El menú que debían cocinar era corvina, consomé y ravioli de berenjena escalivada, y pollo guisado en achiote, piel crujiente, puré de maíz y perlas de huitlacoche.

La tensión, la competitividad y la presión a la que estuvo sometida María con ambos equipos le llevó a difinir el cocinado como "horroroso". Cuando estaba con unos le llamaban los otros, cuando atendía a quien tenía problemas, gritaba otro con más dudas, no dejaron de marearle y, en concreto, Ofelia que se llevó las manos a la cabeza al descubrir que varias instrucciones de María estaban mal.

"No tengo capitana a partir de ahora, no te hago caso y si bajo al foso bajas tú", le dijo la gallega a la capitana que respiró profundamente para no ponerse a su nivel. Finalmente se engancharon tanto que María le respondió: "Te hace falta educación porque me has faltado al respeto".

Finalmente, todos los platos salieron pero María no tuvo una buena valoración: "Te has llevado la medalla de oro del escurrimiento, con órdenes generales porque no sabías cómo abordar el menú", sentenció Jordi Cruz. "Me he visto perdida y no ha sido una buena capitanía", asumía ella misma. En cuanto al equipo rojo se llevó críticas por unos platos muy justos y un postre "imperdonable". Y el equipo azul se llevó un tirón de orejas por la "pesadez y necesidad de llamar la atención" de Ofelia, según el jurado.

Aún así, los ganadores fueron el equipo azul y Toni, Arnau y Meri se tuvieron que jugar la continuidad en la prueba de eliminaicón.

Duelo de titanes entre Arnau y Toni

En la eliminación, Toni, Arnau y Meri los delantales negros se enfrentaron a los mítico duelos. Pero antes, y al haber pasado unos días, Ofelia quiso disculparse por el comportamiento que tuvo en exteriores.

Tras ello, los aspirantes en la cuerda floja cocinaron de dos en dos. Un aspirante seleccionaba una campana y tras ver el contenido elegía a un compañero para batirse en duelo. Los primeros en hacerlo fueron María que hizo un plato "acertado aunque ácido" y Meri cocinó uno "aguado con varios fallos". Pero venció María, por lo que Meri escogió a Toni para replicar un curry de pollo. El resultado de ambos no tuvo discusión: Meri se salvó por un plato exquisito.

La última oportunidad la protagonizaron Toni y Arnau cocinando un fumet de gambas. Al catarlo, los jueces señalaron que a Arnau le faltaba potenciar el sabor y a Toni le quedó con un sabor a quemaso. Tras la deliberación, sentenciaron: "El aspirante que no continúa en las cocinas es Toni". Ambos se abrazaron y felicitaron, pero el expulsado transmitió su "corazón roto" por marcharse. "Quería llegar lejos pero no me queda otra".

🟢 Si no te quieres perder ninguna de nuestras noticias, suscríbete a nuestros boletines.

Etiquetas
stats