Análisis

'Masterchef 9' llega a su final: una edición con grandes mensajes y polémicas afectada por el empuje del fútbol

Meri, María, Fran y Arnau, finalistas de 'MasterChef 9'

Tras la expulsión de Ofelia, Meri, Fran, María y Arnau serán quienes se disputen este martes la chaquetilla blanca en la final de MasterChef 9. Una entrega que contará con la visita, entre otros chefs, de Dabiz Muñoz Muñoz y Eneko Atxa. Ellos cuatro han sido los elegidos para enfrentarse en el asalto decisivo, de un casting que conformaron 15 aspirantes, pero para el que se presentaron 70.000 personas, batiendo récord de participación.

Todas las peticiones y quejas al defensor del espectador de RTVE contra 'MasterChef'

Todas las peticiones y quejas al defensor del espectador de RTVE contra 'MasterChef'

Pese a que precisamente su última eliminada ha copado gran parte de la conversación generada, no ha sido la única protagonista. La edición ha acogido uno de sus accidentes más graves, ha sorprendido incorporando a sus filas a un sanitario que se había quedado a las puertas del casting y dio una importante "lección" a través de su concursante José María.

"Voy tirando para adelante con mis estudios: me pago mi piso y todo", explicó el joven de 18 años en el estreno, donde compartió que no conocía a su padre, que su madre es toxicómana y vive en la calle y que una de sus hermanas había fallecido con nueve meses en un accidente de tráfico. Motivo por el que se había criado con su abuela, ahora con principio de Alzheimer.

"He visto que abre puertas", identificó como el motivo por el que había decidido presentarse al programa. Aunque fue eliminado en la segunda gala, su testimonio se ha mantenido como uno de los momentos más relevantes. Una semana después, otro de los aspirantes más queridos por el público, Álex, tomó el relevo de expulsado. "Totalmente merecido irme para casa", confesó.

Su adiós al talent culinario de TVE coincidió con la visita de Manuel y Mario, ganadores de MasterChef Junior, que asombraron con su cambio físico, seis años después de sus victorias en la versión infantil del formato. Más adelante, en la sexta entrega, los jueces (Pepe Rodríguez, Samantha Vallejo-Nájera y Jordi Cruz) criticaron la "involución" de sus aspirantes tras una de las peores pruebas de exteriores de la edición.

El mismo día tuvo lugar una de las pruebas más polémicas por la decisión de uno de los aspirantes. Dani, que había sido el mejor del examen previo, decidió con qué carne cocinaría cada compañero en la prueba de eliminación. Entre ellos estaba Ofelia, a la que concedió caballo. "No voy a cocinar esta carne, prefiero irme. El caballo es un animal que me ha aportado muchísimo. Y no me parece justo", dijo ella entre lágrimas. La concursante aseguró que su compañero había aprovechado una confesión suya para quitársela de encima. Aun así, sacó adelante el plato y fue Alicia quien abandonó el concurso.

Las sorpresas continuaron con un giro histórico del programa: el concurso permitió que dos candidatos sanitarios que se habían quedado a las puertas del casting, compitieran por entrar en las cocinas de MasterChef. Dani se retiró del proceso de selección por contagiarse de covid y, una vez pudo reincorporarse al programa, coincidió con la tercera ola y prefirió seguir trabajando en el hospital. El posteriormente aspirante convenció con su manejo del gratinado, la cocina al vapor y la cocción al vacío con la que debían hacer un plato libre. Su entrada tuvo lugar en la sexta gala, que expulsó a María.

Una semana después, el concurso vivió uno de sus accidentes más graves. Ocurrió en la prueba de exteriores, en la que acabó con un pie rociado de aceite hirviendo. El afectado fue Toni, que tuvo que sacarse rápido el calcetín y llamar al médico para que le curaran. Estaban en la Plaza Mayor de Madrid, donde el alcalde José Luis López Almeida fue uno de los comensales.

Con la recta final cada vez más cerca, María fue respescada y el programa vivió una drástica novena gala en la que vivió una doble expulsión: Jiaping y Amelicious. Con su salida, quedaron solamente seis. Toni sería el siguiente en salir de los fogones de MasterChef, que era uno de los más fuertes, pero cayó en la eliminación contra Arnau. Ofelia, por su parte, encarnó uno de los exteriores más desesperantes de la temporada. La siguiente jornada supuso la salida de Jose y, alcanzada la citada semifinal, fue Ofelia quien se quedó a las puertas de la gran cita.

Entre medias, ha dado tiempo igualmente para rendir homenaje a Carlos Maldonado, ganador de la tercera edición, que consiguió el pasado mes de diciembre su primera Estrella Michelín. El propio Rodríguez reveló en una entrevista con verTele previa al arranque de la edición, que su objetivo era "buscar al nuevo Maldonado", pero reconoció que "no es tan fácil". El chef, por su parte, respondió a los halagos y aconsejó a los nuevos aspirantes que "se dejen llevar".

"Pedofilia", "bullyng" y "sexismo", las quejas de la edición

Como ya analizamos, cada temporada, la audiencia de MasterChef emite sus quejas sobre el programa al portal RTVE Responde. Pese a que las críticas a su horario sean las eternas, en la novena edición no han sentado bien otros asuntos. El uso del término 'sugar daddy' para referirse a uno de los concursantes fue calificado por una espectadora como "apología de la pederastia en horario infantil" y "una auténtica barbaridad que normaliza las relaciones sexuales entre señores mayores y niñas o adolescentes".

También se denunció que Ofelia sufre bullying por parte de sus compañeros. Otro seguidor de MasterChef se quejó por los comentarios que se hicieron sobre el aspecto físico de los invitados. Algo que, a su juicio, no se habría hecho o no se hubiera permitido si se tratara de una mujer.

Toñi Prieto, directora de Entretenimiento de la cadena, defendió en los tres casos la postura del programa, asegurando que "nunca toleraríamos una connotación sexual implícita ni que se pueda relacionar con la prostitución". No obstante, pidió disculpas a quienes se hubieran podido sentir ofendidos. Del mismo modo, expuso que los roces de Ofelia con sus compañeros "son rivalidades propias del contexto". Para la última crítica, consideró que "realizar una expresión de admiración, halago o elogio no es algo negativo y se puede utilizar para cualquier persona independientemente del género".

Lo más fuerte de TVE, pese a la bajada por la Eurocopa

Pese a que MasterChef se mantiene como el plato que mejor le sabe a La 1, la novena edición -a falta de la final- va a convertirse en la menos vista de su versión adulta en el cómputo global, con un 14.6% de cuota y 1.606.000 espectadores de media. Se queda a, de momento, cuatro décimas y 200.000 seguidores por debajo del anterior peor dato, correspondiente a su séptima edición (15% y 1.847.000). Más notable es su diferencia con la temporada previa, la octava que coronó a Ana Iglesias. Coincidiendo todavía con el confinamiento, promedió el mejor share (23.1%) y rozó los 3 millones de espectadores (2.932.000).

Estos datos se explican por la fuerte competencia que ha tenido ante sí: más allá de la oferta habitual de Atresmedia (Mujer) y Mediaset (Supervivientes: Tierra de nadie), el programa ha tenido que lidiar contra la Eurocopa de fútbol: sin ir más lejos, la semifinal tuvo que disputarse la atención con la primera semifinal de la competición futbolística, disputada por España, eliminada ante Italia en la tanda de penalties. Esto llevó a MasterChef a anotar uno de sus registros más bajos, un 10.9% de cuota de pantalla.

Aun así, teniendo en cuenta que La 1 marcó en junio su tercer mínimo histórico consecutivo, quedándose en un 8.1%, el talent culinario consigue mantenerse por encima de la media de la cadena pública. La marca sigue sirviendo alegrías a una corporación hambrienta de éxito.

Así será la gran final de 'MasterChef 9'

La 1 emite este martes 13 de julio, a partir de las 22:10h, la final de Masterchef 9. En la primera prueba, Meri, Fran, María y Arnau tendrán que seguir los pasos de Ricard Martínez, jefe de creatividad de EspaiSucre de Barcelona y uno de los mejores pasteleros del país. Los aspirantes deberán reproducir un postre compuesto por 12 elaboraciones y trabajar al mismo ritmo que el chef.

A continuación, viajarán a Guipúzcoa, donde celebrarán que España tiene 96 soles más en el cielo gastronómico. El cocinado tendrá lugar en el Chillda Leku. Eneko Atxa, único chef de nuestro país con un Sol Sostenible de Alimentos de España, diseñará un menú de seis platos que los concursantes servirán a 12 invitados. Pedro Subijana, Elena Arzak y Andoni Aduriz estarán entre los comensales.

Los duelistas que resistan ambos exámenes, aplicarán los conocimientos y las técnicas de vanguardia aprendidas estos meses para elaborar un menú completo compuesto por un entrante, un plato principal y un postre que no solo tendrá que conquistar el paladar del jurado, sino también de Dabiz Muñoz, que cuenta con tres Estrellas Michelín.

Quien gane conseguirá el trofeo del talent culinario, publicará su propio libro de recetas y recibirá 100.000 euros en metálico. Además, los tres primeros clasificados disfrutarán de los premios que otorga el Basque Culinary Center en San Sebastián: un máster en Cocina, Técnica y Producto para el primero; mientras que el segundo y tercer clasificado realizarán un máster en Pastelería y un curso de Especialización de ocho semanas de duración.

🟢 Si no te quieres perder ninguna de nuestras noticias, suscríbete a nuestros boletines.

Etiquetas
stats