Crónica de la gala 10 en TVE

'Masterchef Celebrity 6' escogió semifinalistas tras indignar por Forqué en su prueba de expulsión

Verónica Forqué y Juanma Castaño, en 'Masterchef Celebrity 6'

La décima entrega de Masterchef Celebrity 6 sorprendió con una de las situaciones más inverosímiles que ha vivido el formato en su andadura por TVE: Verónica Forqué se salvó de la prueba de expulsión sin, tan siquiera, aparecer en ella, tras habérsela ganado a pulso. Lo que quedó en el aire es si volverá o no al programa y si lo hace, ¿cómo lo hará?

RTVE detalla el coste de 'MasterChef Celebrity 6' y el sueldo de sus concursantes

RTVE detalla el coste de 'MasterChef Celebrity 6' y el sueldo de sus concursantes

Los que sí merecieron esa posición fueron Carmina Barrios, Miki Nadal, Juanma Castaño, Belén López y David Bustamante, que superaron una prueba de exteriores desastrosa y un último reto en el que nadie mereció marcharse.

Todo ello, en una noche en la que la emoción les embriagó con las visitas de los familiares de los aspirantes, entre los que estuvieron Paco León, entre otros.

Primera prueba con la visita de los familiares

El jurado intentó animar a los aspirantes, que ven cada vez el final más cerca, con mensajes de sus seres queridos. Y tras escucharlos, su reto consistió en reinterpretar el plato favorito de las personas que les enviaron el mensaje, aplicando técnicas de vanguardia aprendidas en el talent.

Pero para mayor sorpresa, contaron con la ayuda de sus familiares que les acompañaron como pinches de cocina: Paco León con Carmina, la madre de Juanma Castaño, el hermano de Bustamante, la hija de Verónica - "es muy guay ser su hija"-, la pareja de Belén López y la sobrina de Miki.

La sintonía en cocinas entre concursantes y seres queridos fue una de las mejores de la edición, con chistes de Carmina y Paco, así como de Juanma y su madre y hasta las pullitas entre los hermanos Bustamante. Mientras Forqué y su hija tuvieron algún rifirrafe por las indicaciones de la madre, con el añadido de que tenían el plato más "complicado", según los jueces.

Una vez acabado el cocinado, Carmina y Paco entregaron su "costilla ibérica en bañera de papas" que sabían ricas pero por separado. Miki y su sobrina cocinaron borrajas con almejas al que le pusieron un "cinco y medio". Belén y su pareja llevaron una cazuela "visualmente bonito, rico y moderno". Las Forqué presentaron un salmorejo sin huevo que no las tenía contentas, pero al jurado "no le desagradó". Los Bustamantes entregaron una carrillera "para chuparse los dedos". Para acabar con Juanma y su madre, que hicieron unas gambas rojas ahumadas que dejaban notar la mano de la progenitora.

Por todo ello, los jueces alzaron a Juanma como el mejor de la prueba, así como Belén la segunda por ser capaz de dar la vuelta a la receta según el cocinado.

Prueba de exteriores con la "obsesión por Verónica Forqué"

Los aspirantes pusieron rumbo a Tenerife, un patrimonio natural único en el mundo que lleva décadas apostando por la sostenibilidad y el turismo responsable. Los aspirantes trabajaron en las cocinas del Restaurante M.B de Martín Berasategui y Ricardo Sanz.

Juanma se convirtió en el capitán de los dos equipos: uno formado por Verónica, Belén y Miki y el otro con Carmina y Bustamante. El primero cocinó el menú de Martín y el otro la fusión japonesa de Ricardo. Elaboraron, en 200 minutos, 30 raciones de cada uno de los platos, que fueron degustados por clientes habituales del hotel.

La capitanía del comentarista fue algo polémica al tener que dividirse en dos equipos e ir desapareciendo en cada momento clave. A la vez, que los rojos vivían la (habitual) crisis con Forqué que quería probarlo todo y no la dejaban. Hasta que su "paciencia llegó a un límite" y obligó a callarse y apartarse a Belén para hacer lo que quisiera. Todos pidieron ayuda a Pepe que llegó para poner paz, mientras que ella aseguró que le hacían "boicot".

Paralelamente, Bustamante y Carmina celebraban el estar lejos de Forqué y cocinar tranquilos. Eso sí, echaron de menos a un Juanma que acabó desquiciado con todos: "Estáis siendo muy crueles y lo digo muy en serio. No había visto nunca esto". Minutos después lograron un pacto que tranquilizó a la actriz y al comentarista: la puso a pelar lichis y ella aceptó alegremente.

Tras el tenso cocinado, los jueces abroncaron a Juanma por haberle quedado "grande la capitanía". No solo él decepcionaó, también el equipo azul estuvo "obsesionado" con Verónica. Mientras Carmina y Bustamante sí enorgullecieron al jurado, por haber cocinado sin ayuda y con mucho mérito. Por lo que el equipo ganador fue, sin duda, el equipo rojo. Convirtiéndose Carmina y David, en los primeros semifinalistas de la edición.

Prueba de eliminación con la inesperada ausencia de Forqué

Belén, Miki y Juanma regresaron a las cocinas ataviados con sus delantales negros, a falta de Verónica Forqué que había enviado un mensaje explicando su ausencia: "No me encuentro bien, estoy agotada, he luchado 10 semanas. Ha sido de las experiencias mejores de mi vida, qué bien lo estoy pasando, pero no puedo, el cuerpo no puede. Volveré cuando esté buena", decía en un audio que envió a Pepe.

"¿En serio?", exclamaba Belén López, a la vez que el resto de compañeros se asombraba por la situación. Pero no fue la única sorpresa, los jueces aseguraron que esperaban ver a la actriz en la entrega siguiente. Lo que significó que le perdonaban la prueba de expulsión, ganaba la permanencia una semana más y se convertía en semifinalista sin el cocinado crucial.

Los otros tres delantales negros participaron en un clásico del concurso: los duelos. Belén seleccionó una campana y, tras ver que el plato a reproducir era un ramen en 30 minutos, decidió batirlo contra Juanma. Una buena elección, ya que al probar ambas elaboraciones, los jueces se decantaron por el plato "sabroso" de la actriz.

Por lo que Miki y Juanma batieron su esperado último duelo. El que habían deseado desde el arranque de la edición. Solo podía quedar uno. Y así lo vivieron: con una tensión presente en todo el cocinado y unos nervios a flor de piel. "Vamos, que se salve Verónica", murmuraba Miki entre las risas del resto.

Finalmente, los jueces probaron ambos platos y, tras una deliberación, decidieron quién se quedaba a las puertas de la semifinal: "Estamos contentos con la forma en la que habéis trabajado. Verónica también tenía que cocinar en esta prueba pero al no poder, solo se puede ir uno de los dos. Nos ha costado encontrar defectos en vuestros platos, así que nos parecía injusto echar a ninguno de los dos". De esta forma, Miki y Juanma se convertían también en semifinalistas, dejando en el aire si Forqué volverá en la próxima entrega y si lo hará como semifinalista o no.

Eso sí, en el avance del próximo lunes no apareció la actriz. Por lo que, la presencia o no de ésta podría responder a una estrategia del programa precisamente para generar conversación por ello, sabiendo que su decisión de pasarla ya iba a generar controversia, como así fue llegando a situar "#Tongo" como TT por las quejas. Lo que sí es cierto es que, vuelva o no Forqué, para bien o para mal, ha sido la protagonista de esta edición.

[ACTUALIZADO] En verTele hemos intentado dar respuesta a la gran duda generada por esta gala: ¿Sigue Verónica Forqué en 'MasterChef Celebrity 6'? Lo que podemos contar, en esta noticia.

🟢 Si no te quieres perder ninguna de nuestras noticias, suscríbete a nuestros boletines.

Etiquetas
stats