Crónica de la segunda gala en TVE

'MasterChef Celebrity 6' expulsó a Samantha Hudson la noche que definió a Verónica Forqué como una "pesadilla"

Samantha Hudson, en 'Masterchef Celebrity 6'

La segunda gala de Masterchef Celebrity 6 despidió de sus cocinas a Samantha Hudson después de presentar un plato "abominable" según Pepe Rodríguez, Jordi Cruz y Samantha Vallejo-Nágera.

Terelu vs. Terelu: el caprichoso duelo de la noche de este lunes en televisión

Terelu vs. Terelu: el caprichoso duelo de la noche de este lunes en televisión

Todo ello en una noche en la que brilló en dos de las tres pruebas Victoria Abril, a la vez que decayó la imagen de una Verónica Forqué totalmente incontrolable, autoritaria e incomprensible durante los exteriores.

Ambas se suman a David Bustamante, Vanesa Romero, Yotuel Romero, Terelu Campos, Eduardo Navarrete, Carmina Barrios, Julian Iantzi, Miki Nadal, Juanma Castaño, Belén López y Arkano que continúan en el talent.

La primera prueba coronó a las dos reinas de la interpretación

El jurado retó a los aspirantes a elaborar un plato exquisito y completo con un presupuesto máximo de 5 euros. En el supermercado encontraron todos los ingredientes marcados con su precio, algunos por unidades y otros por peso y debían escogerlos sin superar la cifra.

Sin embargo, Carmina, Belén López, Arkano, Eduardo, Miki, Juanma, Samantha, Vanesa, Verónica se pasaron y fueron sancionados con 15 minutos menos para cocinar.

Tras las elaboraciones de todos ellos - con más o menos tiempo- llegó el momento de la cata. En ella los jueces aplaudieron los platos de Carmina que cocinó "rico pero con miedo", de Arkano por un plato "atrevido", de Juanma por acertar, aunque con "pesimismo", de Bustamante por un plato "rico" y demostrar que se está poniendo las pilas, de Verónica por un risotto "cremoso y con alegría" y de Victoria por una pasta "muy rica".

Mientras que las valoraciones negativas se destinaron a Miki por una "marranada", a Julián por una idea "pretenciosa y fallida", a Eduardo por una combinación maravillosa pero "mal hecha", a Belén por la acidez en la salsa, a Samantha por un plato totalmente fallido, a Vanesa por un "pescado demasiado hecho" y verduras "sin gracia, a Iván que entregó un "plato inacabado", a Terelu por una mezcla sin sentido y a Yotuel por un "collage feo",

Aunque tras la deliberación, Verónica y Victoria fueron escogidas como las más acertadas y la segunda como la mejor de ambas.

Prueba de exteriores con Forqué desquiciando a su equipo

En la prueba de exteriores, los aspirantes se desplazaron hasta el Palacio Real de Aranjuez, donde celebraron casi un festival de música al cocinar para 100 de los mejores artistas de nuestro país. Ensalada de lengua estofada con mostaza, hierbas y pipas de calabaza sufladas, y faisán con tosta de su paté y albaricoques al vino tinto fueron algunos de los manjares que degustaron cantantes como Ana Guerra, Alfred García y Abraham Mateo, entre otros.

Por ser las mejores de la prueba anterior, Victoria y Forqué se alzaron como las capitanas de los nuevos equipos. La primera escogió rodearse de Terelu, Bustamante, Yotuel, Carmina y Belén vestidos de azul. Mientras que Verónica se quedó con Arkano, Eduardo, Miki, Vanesa, Iván y Samantha con color rojo.

La presión del tiempo y de la cantidad de comensales hizo mella en ambos equipos pero, sin lugar a dudas, el que más perdido estuvo en todo el proceso fue el rojo. Casi sin voz, Verónica llevó a sus compañeros cual sargento. Todos acabaron hartos de sus instrucciones, suspirando cada vez que se alejaba de ellos. "¡Qué pesadilla es!", "¡qué horror!", lamentaban sorprendidos.

Además, cuando alguien intentaba aconsejarle o poner en duda alguna decisión, ella se negaba en rotundo a escuchar: "No me des instrucciones, yo soy la capitana. No me digas nada, soy la capitana, ya me reñirá el chef, tú no. No me vuelvas a decir cuidao, sé lo que hago", repetía una y otra vez dejando anonadados a sus compañeros.

En cambio, los azules llevaban mejor ritmo y química, con momentos para darse besos entre Victoria y Juanma, y para cotillear sobre los jóvenes como hicieron Carmina y Terelu. Para aumentar el mal rollo, los jueces pidieron que las capitanas entregaran el delantal negro al peor aspirante. Verónica se lo puso a Navarrete, pero Victoria prefirió vestirlo a ella misma.

Una vez cocinado y servido todo, los jueces les reunieron para felicitar a Victoria por su liderazgo, todo lo contrario que a Verónica. Ella misma se definió como "odiosa, mala persona, antipática", mientras que Pepe aseguró que había hecho historia: "Has sido el fiel reflejo de la autocracia, le has puesto ganas pero sin mano". Por todo ello, el equipo ganador fue el azul.

La esperada despedida de Samantha Hudson

Arkano, Eduardo, Miki, Verónica, Iván, Vanesa y Samantha volvían a las cocinas vestidos con el delantal negro. Allí se encontraron una Caja Misteriosa que contenía un libro con la receta y los ingredientes necesarios para reproducir en 75 minutos el plato de los invitados: una liebre a la royal con aire de cacao, la unión perfecta entre la tradición y la vanguardia.

Tras interpretar y ordenar las nueve secuencias de la receta, el primero en entregarlo fue Miki con un resultado "sabrosón". Forqué le siguió con un emplatado "chapucero" pero con "buenas proporciones". El tercero en pasar fue Navarrete con un plato "sin gusto, sin sabor y con un muy mal trabajo", para seguir con Arkano y una elaboración "con mucho trabajo pero falto de salsa". Iván continuó con un plato lleno de "defectos", así como Samantha se apañó con un plato "abominable" por fuera e "infumable" por dentro.

Tras probar cada uno de ellos, Pepe, Jordi y Samantha concluyeron lo siguiente: "El aspirante que no continúa en las cocinas es Samantha". Algo que confesó estar esperando porque su nivel no estaba a la altura del del resto. "El talent es más duro de lo que creía", acabó concluyendo a la vez que agradeció la oportunidad.

🟢 Si no te quieres perder ninguna de nuestras noticias, suscríbete a nuestros boletines.

Etiquetas
stats