'Masterchef Celebrity 7' expulsó a la alegría de la edición, tras la baja temporal de Daniela Santiago

Lorena, Nico, Deltell e Isabelle, en 'Masterchef Celebrity'

Paula Hergar


La cercanía de la final de Masterchef Celebrity 7 está dejando solo a los mejores en las cocinas, y va quitándose a los más débiles como ocurrió la pasada semana con Pepe Barroso, y ha vuelto a pasar esta noche con Xavier Deltell. Eso sí, el humorista se marchó haciendo reír a los compañeros hasta el último segundo.

'MasterChef 11' desdoblará sus galas en dos noches de La 1, y el 'Celebrity' y 'Navidad' mantendrán sus formatos

'MasterChef 11' desdoblará sus galas en dos noches de La 1, y el 'Celebrity' y 'Navidad' mantendrán sus formatos

Todo ello en una noche, en la que Patricia Conde se reafirmó como una de las favoritas para llegar a la final. Fue votada como la mejor de la primera prueba y a ciegas. Por lo que se mereció el primer delantal dorado de la temporada.

El otro lado menos amable fue el que vivió Daniela Santiago que se vio obligada a abandonar la prueba de exteriores por no encontrarse bien. Tampoco regresó a la siguiente.

Primera prueba con el delantal dorado para Patricia Conde

Para la primera prueba de la noche, el jurado organizó un juego que demostró la intuición de los aspirantes. En él tuvieron que resolver una serie de jeroglíficos gastronómicos y adivinar qué plato tenían que cocinar a través de sus ingredientes.

El pastel ruso se lo llevó Daniela, los tallarines al wok fueron para Escoté, el bacalao confitado con pisto lo adivinó Manu, Isabelle acertó el tartar de atún con aguacate, la tarta dal whisky se quedó para Deltell, Patricia dio con la pavlova de cerezas, Lorena se llevó los raviolis de 4 quesos y Nico hizo lo propio con una tarta de chocolate con frutos rojos.

Pero no solo debían recrear las elaboraciones: también mejorar esas recetas con todo lo aprendido en las cocinas. Algo que intentaron todos ellos aunque unos lo lograron más que otros: el plato de Patricia fue el más votado como el mejor y la siguió Lorena. Pero fue la presentadora y actriz la que se llevó el delantal dorado, que celebró por todo lo alto.

Prueba de exteriores con un cambio clave y la baja de Daniela

Los aspirantes no se marcharon muy lejos de Madrid para la prueba de exteriores, porque les llevaron a disfrutar de una noche en el Hipódromo de la Zarzuela. Allí prepararon un cóctel para servir en la carrera de caballos nocturna para 70 aficionados.

Cada equipo se encargó de cinco tapas y un postre diseñados por el chef Hugo Muñoz (un sol Repsol), que fusionaba la cocina japonesa y la mediterránea. Patricia Conde se alzó como capitana del equipo azul formado por Daniela, Manu y Escoté; Mientras que Lorena hizo lo propio con el equipo rojo formado por Isabelle, Nico y Deltell.

Durante el cocinado, los rojos bailaron, cantaron, bromearon y hasta quemaron a Isabelle, aunque algo superficial. Los azules se mostraron más concentrados en cada uno de sus platos. Pero a mitad de las elaboraciones, los jueces les obligaron a hacer un cambio de cocinas, con el estrés que eso conllevó por empezar de cero con recetas nuevas.

Para mayor dificultad, Daniela empezó a transmitir su mareo y malestar. Tanto que tuvo que salir a descansar y entró Pepe. Por su lado, Lorena tampoco pudo evitar agobiarse ante el estado de sus nuevos platos.

Finalmente, sirvieron todos los platos y la valoración de los jueces fue la siguiente: “Lorena llegaste enfadada al cambio de cocinas y te has perdido todas las cosas que estaban hechas, pero has cambiado la actitud rápidamente”. A Deltell también le llamaron la atención por el bajón en el cambio, como a Nico. Mientras que Isabelle sí mantuvo el equilibrio.

En cuanto a los azules, aplaudieron que Patricia despertara con el cambio pero entendieron que estuviera preocupada por la pérdida de Daniela. Al ser solo tres, halagaron el trabajo en equipo. Por lo que señalaron al equipo azul como el ganador.

Prueba de eliminación con el fin del rival más débil

En la última prueba de la noche, no apareció Daniela: “No se ha recuperado así que no estará en este prueba”, informó Jordi. Tras ello, el jurado sometió a Lorena, Nico, Isabelle y Deltell - que llegaron con los delantales negros- a uno de los retos más exigentes del programa: los duelos.

La primera aspirante en seleccionar la campana fue Lorena, que tras ver el plato de gnocci, escogió a Deltell para batirse en duelo. Tras los 15 minutos de cocinado, fue ella la que se alzó como ganadora y se salvó. Por lo que el cómico tuvo que continuar cocinando y escogió a Nico para batirse. Pero volvió a perder.

La última oportunidad de Deltell fue enfrentándose a Isabelle. Nadie apostaba por él, ya que era el más flojo de los que uqedaban, pero aún más al batirse contra una de las más fuertes. Y así fue, aunque él cocinó un plato digno, ella lo hizo perfecto. Por lo que Pepe sentenció: “El aspirante que no continúa en las cocinas es Xavier”.

Etiquetas
stats