'MasterChef Celebrity 7' expulsó a su aspirante revelación en una noche de puñales por la espalda

Nico, Escoté, Manu y Pepe, en 'Masterchef Celebrity 7'

Paula Hergar


La octava gala de Masterchef Celebrity 7 tuvo tanto entretenimiento como rencillas, disculpas y arrepentimientos entre unos aspirantes cada vez más competitivos con la final más cerca.

'MasterChef 11' desdoblará sus galas en dos noches de La 1, y el 'Celebrity' y 'Navidad' mantendrán sus formatos

'MasterChef 11' desdoblará sus galas en dos noches de La 1, y el 'Celebrity' y 'Navidad' mantendrán sus formatos

Así, Jordi Cruz, Pepe Rodríguez y Samantha Vallejo-Nágera decidieron que fuera Pepe Barroso el expulsado de la entrega por elaborar un postre que no era el deseado. Se marchaba, entonces, el actor que había entrado siendo uno de los más desconocidos por el gran público pero que acababa siendo uno de los más valorados por el equipo.

Todo ello en una noche en la que viajaron a Almería para la prueba por equipos, donde Nico se enzarzó con Daniela, en la que descubrieron qué es un jackfruit y en la que Escoté se ganó el delantal negro por hacer trampas.

Primera prueba con trampas de Escoté y delantal negro directo

Para la primera prueba de la noche, el jurado quiso ver a los aspirantes compenetrados a la perfección y para ello los dividieron por parejas compartiendo una chaquetilla gigante que les complicó la vida. Con tal solo un brazo cada uno, y 75 minutos, tuvieron que cocinar un solomillo Wellington con patatas pont neuf.

Daniela se unió a Escoté, Deltell hizo pareja con Nico, Pepe se junto a Lorena, Patricia cumplió el sueño de Manu e hicieron pareja, y a Isabelle le tocó cocinar con Mario Vaquerizo.

En este disparatado reto también, Daniela y Escoté acabaron por los suelos sin poder levantarse, Lorena y Pepe casi se accidentan al cortar una cebolla entre los dos, Nico se quemó con la sartén, mientras Patricia y Manu lograron compenetrarse hasta para agacharse.

Al llegar el momento de la cata, los que mejor valoración recibieron fueron Isabelle y Mario “por un solomillo dorado pero falto de sal”, Pepe y Lorena por una “carne espectacular”, Nico y Deltell por una carne “impecable aunque con patatas sosas”. Y los que peor resultado presentaron fueron Patricia y Manu por entregarlo “crudo” y patatas “feas”, Daniela y Escoté tampoco convencieron por haberlo dejado demasiado al horno y no haberse entendido. Pero, además, se llevaron un delantal negro cada una por hacer trampas y permitirlo la otra.

De esta manera, los que se alzaron como mejor pareja la formada por Xavier Deltell y Nico Abad.

Prueba de exteriores con tirantez entre Nico y Daniela y accidente de Patricia

En la prueba de exteriores, los aspirantes pusieron rumbo a Almería, el lugar con más horas de sol al año de toda Europa. Allí, el chef Dani García firmó el menú que prepararon los equipos con ingredientes de la zona y para 70 enamorados de las costas de Almería.

Nico hizo su equipo azul esquivando a Daniela “porque no quiero cocinar con ella”, confesó. Por lo que optó por Escoté, Lorena, Manu y Pepe para cocinar un carpaccio y un pichón; Mientras Deltell escogió a Daniela, Isabelle y Patricia para vestirse de rojo y elaborar un atún encebollado y el postre en 180 minutos.

Eso sí, antes de empezar a cocinar, Nico fue a disculparse con Daniela que aceptó las disculpas pero aseguró que le había dolido la situación. “No me lo esperaba, nos llevábamos bien, pero este bofetón me ha servido para afilar las uñas porque no se puede confiar en nadie”, aseguró ella.

Durante el cocinado, tanto los rojos como los azules mostraron una buena sintonía: Nico nombró a Lorena y Escoté segundas jefas de cocina y, aunque todo parecía controlado, al final la cocina fue un cuadro. Y el capitán se vio sobrepasado, tanto que no pudo reprimir las lágrimas.

Aunque la que peor parte se llevó fue Patricia Conde, de los rojos, que se quemó con el caramelo y “se le quedó la piel pegada”, según explicó Daniela lamentando lo ocurrido.

Así, el jurado halagó al equipo rojo por haber apoyado a Deltell, haber tenido un trabajo sólido, saber corregir cuando se le llamaba la atención. Mientras que de los azules lamentaron que Nico se perdió por completo, aunque los compañeros sí funcionaron. Por lo que los rojos fueron los ganadores.

Prueba de eliminación

En la prueba de eliminación, Nico, Escoté, Lorena, Manu y Pepe reaparecieron con delantales negros en cocinas. Allí descubrieron lo que es un jackfruit, también conocido como yaca, jacktree, nanjea o panapé: una fruta originaria de Asia y, de hecho, es la fruta nacional de Bangladesh.

Cada aspirante tuvo que reproducir, en 75 minutos, un plato diseñado por Aurora Ruiz, Guillem Serrat, Carla González, Olivia González y Javier Valverde, ganadores y finalistas del Junior. Daniela fue la que escogió el plato para cada uno: el más difícil para Nico, el segundo más complejo para Manu y el resto le dio igual.

El cocinado cada vez se fue complicando más y todos los delantales negros transmitieron su preocupación por ser los eliminados. Tantas fueron la dificultades, que Jordi subrió al balcón para preguntar a sus compañeros a quién salvarían por unanimidad. Y, aunque al principio no se ponían de acuerdo, finalmente se decantaron por Lorena, que lo celebró por todo lo alto.

Nico fue el primero en presentar su “gran plato rico y bien reducido”, Escoté entregó algo “parecido a una gelatina, con sabores ricos pero técnicamente terrible”, Manu hizo una mousse “con todas las elaboraciones ricas y delicadas” y Pepe entregó un “flan de fruta con un fallo de proporciones que no era lo que se pedía, como si fuera otra receta”.

Tras deliberar, los jueces decidieron lo siguiente: “El aspirante que no continúa en las cocinas es Pepe”. Algo que lamentaron todos, al ser uno de los más queridos. Pero se iba orgulloso de la experiencia: “Me voy con ganas de más. Habéis conseguido que me guste la cocina, algo que no me hubiera imaginado en la vida”, confesó.

Etiquetas
stats