'Masterchef Celebrity 7' vuelve a sorprender con la expulsión de una de las favoritas y ya tiene a sus finalistas

Los semifinalistas de 'Masterchef Celebrity 7'

Paula Hergar


La semifinal de Masterchef Celebrity 7 sorprendió al expulsar a la aspirante que muchos señalaban como posible ganadora: Isabelle Junot. La aristócrata, familiar de Tamara Falcó, falló en una compleja prueba de expulsión que sentenció su participación.

El regreso testimonial de 'La que se avecina' (12.9%) no puede con 'MasterChef Celebrity' ni 'Hermanos'

Audiencias | El regreso testimonial de 'La que se avecina' (12.9%) no puede con 'MasterChef Celebrity' ni 'Hermanos'

Todo ello en una noche en la que Lorena Castell y Patricia Conde se erigieron como primeras finalistas, al mostrar la mejor actitud en cocinas y talento para elaborar cada reto.

Mientras que Manu Baqueiro y María Escoté se unieron a ellas, tras elaborar uno de los postres más complejos de toda la edición.

Primera prueba con los duelistas del pasado

Isabelle, Lorena, Escoté, Patricia y Manu entraban a las cocinas como semifinalistas de la primera prueba. En ella tuvieron que reinterpretar un plato de los duelistas de las pasadas ediciones como Cayetana Guillén Cuervo, Miguel Ángel Muñoz, Saúl Craviotto, Raquel Meroño y Miki Nadal.

La prueba tuvo dos dificultades añadidas: la de replicar los platos con las técnicas de cocina aprendidas en estos meses de trabajo y además, hacerlo ante los creadores de los platos.

Meroño escogió al actor para que reinterpretara su plato, el olímpico se decantó por Patricia, Cayetana optó por Castell, Miguel Ángel señaló a Isabelle y Miki Nadal se quedó con la diseñadora. Y pasado el tiempo de cocinado, el resultado fue el siguiente:

“Estamos muy orgullosos de lo que hemos visto”, confesaba Jordi pero añadía los defectos de cada plato. Al de Manu criticaron que no había mejorado el concepto y lo había resuelto “mal”; al de Escoté le faltó salsa pero fue un buen plato; el de Lorena gustó por estar “muy rico”; la cheesecake de Isabelle convenció pero se quejaron de la poca ración; el de Patricia “no se entendió”.

Por todo ello, Escoté y Lorena fueron escogidas como las mejores de la prueba. Y la Lorena se alzó como la número uno.

Prueba de exteriores con las dos primeras finalistas

Para la prueba por equipos, los aspirantes visitaron el nuevo proyecto de Dabiz Muñoz con su restaurante RavioXO y su locura creativa y conceptual con el dumpling como elemento protagonista. El chef les hizo un viaje gastronómico por las cocinas de países tan distintos como China, Italia, Turquía o Argentina y les propuso reproducir los platos de uno de sus menús para 24 comensales.

Lorena y María pudieron escoger sus equipos pero sin ser capitanas. La primera eligió ir a solas con Isabelle con delantales azules y la segunda optó por Patricia y Manu, vestidos de rojo.

Los números le jugaron malas pasadas a Castell, mientras Conde estaba en su mejor momento acabando la primera, Escoté se equivocó con las especias, Manu iba más lento que el resto... hasta que explotó el gran problema: la pasta convertida en carbón de los rojos.

Tras la ambiciosa prueba, en la que replicaron platos de Dabiz Muñoz, los jueces valoraron de forma individual a cada aspirante. Sobre Lorena halagaron “el gustazo de verla trabajar disfrutando”, a Isabelle le criticaron su cansancio, a Escoté le faltaron algunos detalles clave, así como Manu también tuvo falllos pero Patricia tuvo una “buena actitud y un gran trabajo”.

Por lo que Lorena y Patricia se convirtieron en las primeras finalistas de la noche. Las dos lo celebraron con abrazos y recuerdos a sus hijos.

Prueba de eliminación con el adiós a Isabelle Junot

Isabelle, Lorena y Manu llegaron con delantales negros a la última prueba. Allí tuvieron que reproducir un maravilloso postre maestro creado por el chocolatero David Pallás.

Durante el cocinado, la marquesa estuvo algo lenta y dudando de todo, al actor no le acababan de salir las elaboraciones y la diseñadora tenía problemas con el acabado final. Aún así, fue Escoté la primera en acabarlo y celebrarlo por todo lo alto: “¡Qué regalo!”, exclamaba.

A Isabelle se le olvidó una de las elaboraciones, a pesar de que la tenía hecha, por lo que la entregó con más fallos que el resto: “cruda y con problemas de cocción”. Y Manu la acabó al revés, de forma “chapucera, torpe” pero con un “sabor muy rico y con mucho mérito”. Mientras que a la diseñadora le elogiaron su “gusto por el detalle, por encima de la media”.

Tras la deliberación, Pepe Rodríguez sentenció: “El aspirante que no continúa en las cocinas es Isabelle”. Una decisión que se veía venir por el resultado de la prueba, aunque siempre había sido una de las favoritas para llegar a la final. “Todo ha sido como un sueño, no me creo haber llegado hasta aquí”, confesó la expulsada.

Etiquetas
stats