Crónica del estreno en TVE

'Masterchef Junior 9' se superó con una niña amante del Renacimiento y una futura jueza del Tribunal Supremo

Algunos niños de 'Masterchef Junior 9'

Paula Hergar


La novena temporada de Masterchef Junior arrancó en TVE con 12 pequeños aspirantes: Carla, Pablo, Abril, Guillem, Isabel, Ariel, Alexia, Gonzalo, Olivia, Marcos, Sara y Rubén, los mejores de un casting de más de 10.000 participantes.

El cambio físico de Manuel y Mario, los dos ganadores de 'MasterChef Junior' que vuelven a las cocinas de TVE

El cambio físico de Manuel y Mario, los dos ganadores de 'MasterChef Junior' que vuelven a las cocinas de TVE

La primera entrega contuvo la presentación de todos ellos, tanto en las cocinas, como en los vídeos que grabaron desde sus casas y con sus familiares. Destacando sus aficiones más singulares y aspiraciones que llamaron la atención en las redes. Algunos confesaron querer ser “jueza del Tribunal Supremo” de mayor o neurocirujanos, entre otros sueños.

Para acabar con tres expulsiones que provocaron el llanto de sus compañeros, a la vez que la alegría de los protagonistas por haber vivido la experiencia.

Los 12 nuevos niños con aspiraciones de impacto

De 10.000 participantes, los escogidos fueron solo una docena para participar en un talent que premia tanto el nivel culinario, como la proyección y el perfil de aspirante con sentido del espectáculo. Por ello, cada uno mostró su singularidad en la presentación:

Alexia se ganó el cariño de los espectadores al explicar su corta experiencia vital. Con tan solo 8 años, viene de Murcia y quiere ser médico “para que los niños no se queden sin padre”, explicó ya que ella perdió al suyo cuando era aún más pequeña.

Carla, de 12 años, viene de Ciudad Real y sorprendió al conducir un tractor en su granja. También es amante de la pesca y el fútbol. Así como mostró su pasión por su abuelo, al que le dedicó sus elaboraciones “llorando de felicidad”.

La más sorpredente, sin duda, fue Ariel que, con 11 años, llegaba de Cantabria con un gesto mucho más serio que el habitual de los pequeños. “Es que yo soy seria”, explicó a los jueces, a la vez que lamentó no haber nacido en el siglo XVIII donde los vestidos eran más bonitos y la vida más entretenida. Quiere ser catedrática de Historia, le gusta la música del barroco, de Bertín Osborne y de Julio Iglesias. Así como leer la Odisea de Homero y Sócrates.

Pablo, tiene 10 años, y es de Sevilla. Le encanta bailar flamenco y la Semana Santa. Mientras Marcos, cuenta con 10 años, llega de Zaragoza y confesó que quería ser escritor y alcalde de su pueblo.

De Barcelona aterrizó Abril, con 9 años, explicando que quiere ser youtuber y es antichándal, porque ama la moda. Además de tener una “cuidadora” llamada Daisy que hizo las delicias de las redes. Rubén cuenta con 12 años, es de Murcia y se quiere dedicar a la neurocirugía.

Olivia, tiene 10 años, viene de Madrid, y le gusta pintar y cantar. Tiene claro a lo que se quiere dedicar de mayor: jueza del Tribunal Supremo porque le gusta “mandar”.

La benjamina de la edición es Sara, que con 8 años viene de Sevilla, y le gusta ir a restaurantes de Estrella michelín. Isabel tiene 11 años, es de Cádiz y duda entre ser ingeniera, ganadera o cocinera.

Guillem tiene 12 años, es de Barcelona, y es un pequeño showman fan de Jordi Cruz. Ama la interpretación y tiene un tupé sagrado. Mientras, Gonzalo tiene 10 años, es de Asturias y quiere ser piloto de Fórmula 1 o futboista.

Primera prueba con el brillo de Isabel y Carla

Nada más entrar a las cocinas, el jurado sometió a los aspirantes a un examen de anatomía en el que debían reconocer todos los órganos y ubicarlos dentro del cuerpo humano. Una vez logrado, tuvieron que hacer un sándwich nutritivo con el mayor número de pisos posible, al que debieron incluir, al menos, dos alimentos beneficiosos para el órgano adivinado.

Rubén, Isabel y Olivia fueron los primeros en entregar unos sándwiches pasables. Les siguieron Guillem, Gonzalo y Ariel. El primero no acertó por lo poco saludable de los ingredientes y la última tampoco por faltarle aliño. Continuaron Pablo, Marcos y Alexia con algunos fallos, como que el pan se le cayó a la fregadora y demasiado “bajito”. Aunque el de Alexia destacó por lo “jugoso y rico del aliño”. Abril, Sara y Carla protagonizaron el último turno con el brillo de la granjera.

Por todo ello, los jueces señalaron a Isabel y Carla como las aspirantes que cocinaron los mejores sandwiches de la noche.

Prueba de exteriores con una decisión errónea de los jueces

En la prueba de exteriores los aspirantes viajaron a Port Aventura World para disfrutar de sus atracciones antes de ponerse frente a los fogones. El jurado seleccionó algunos de los platos estrella de la gastronomía de la Costa Dorada para conformar el menú que elaboraron los dos equipos y sirvieron a 100 visitantes.

Para capitanear ambos bandos se alzaron Carla e Isabel como líderes. La primera se rodeó de Sara, Olivia, Gonzalo, Marcos y Pablo, mientras que la segunda se acompañó por Alexia, Ariel, Guillem y Rubén.

Lo que no sabían es que tenían que cocinar por relevos, una decisión que no fue muy acertada y que retrasó mucho el cocinado. Por lo que los jueces acabaron reculando y decidiendo que cocinaran todos juntos, sin relevos.

Y, aunque hubo fallos, lograron sacar los platos deseados al tiempo que se exigía. Por todo ello, los jueces definieron la prueba como “trepidante”. Lamentaron que Carla se viera “superada” por la capitanía y que sus compañeros no tuvieran iniciativa. Mientras que Isabel sí supo solucionar los problemas hasta con “pollos voladores”, con un liderazgo “sereno, seguro y acertado”.

Así que los jueces tuvieron fácil el primer veredicto de exteriores con el triunfo del equipo de Isabel.

Prueba de eliminación con tres expulsiones

Todos los aspirantes, excepto Isabel y Carla que tenían más puntos, regresaron a un plató sin luz, donde cataron a oscuras unos platos para después reproducirlos. Contaron con el apoyo de la ganadora de Masterchef Junior 8Aurora Ruiz, y los ganadores del Celebrity 6, Juanma Castaño y Miki Nadal, que también se atreverán a participar.

Con el plato en su imaginación, corrieron a buscar los ingredientes pero Olivia se derrumbó por no saber las cantidades del arroz con leche. Juanma también recordó a Verónica Forqué cuando tamizaba ensuciando la vitrocerámica: “Es un homenaje a Verónica Forqué”, dijo. Cabe recordar que el programa se grabó antes del fallecimiento de la actriz.

Una vez finalizado el tiempo, empezó la cata. Marcos y Pablo entregaron sus reproducciones que eran acertadas pero con algunos fallos. Alexia y Ariel también acertaron sus platos y convencieron con las elaboraciones. Les siguieron Abril y Guillem con cocinados muy buenos. Sara se llevó los aplausos del jurado y Rubén. Por último, Gonzalo cocinó un postre “muy rico” y Olivia hizo lo propio con su plato.

Los jueces se retiraron para deliberar y al regresar repartieron los puntos según los aciertos de cada elaboración, dejando a Sara, Rubén y Marcos en la primera parada de la edición. Una expulsión que provocó las lágrimas de todos ellos pero con los ánimos de sus compañeros.

🟢 Si no te quieres perder ninguna de nuestras noticias, suscríbete a nuestros boletines.

Etiquetas
stats