Así fue la gala 3 en TVE

Doble sanción y cuádruple expulsión en la gala de 'MasterChef Junior' más agitada

Doble sanción y cuádruple expulsión en la gala de 'MasterChef Junior' más agitada

Redacción

MasterChef Junior vivió este martes la noche más agitada de su octava edición. La tercera gala estuvo marcada por una cuádruple expulsión (la de Luna, Inés y las gemelas Nina & Gina) y por la sanción a los dos niños más traviesos del concurso, Javier y Antony.

Guadalupe, la 'abuela de dragones' que ha ganado el primer 'MasterChef Abuelos'

Guadalupe, la 'abuela de dragones' que ha ganado el primer 'MasterChef Abuelos'

La cita arrancó con la visita de Josie, que ha estrenado un programa propio en La 1 de TVE. El diseñador demostró que no ha olvidado lo aprendido en el Celebrity y se marcó una gran primera prueba cocinando con Henar, una de las revelaciones del Junior. Juntos prepararon un plato llamado Paz, hogar y Navidad, y lo presentaron ante los jueces con un número musical muy propio para estas fechas.

Jordi, Pepe y Samantha criticaron el emplatado, impropio de Josie y algo diferente del original, pero alabaron su dominio de la técnica y la buena sintonía que habían tenido trabajando juntos. Se llevaron 5 puntos.

Josie y Henar protagonizan la valoración más musical

Castigo a Javier y Antony en la prueba de exteriores

Los ganadores de ese primer asalto fueron, contra todo pronóstico, Antony y Javier. Los dos pequeños empezaron el cocinado con algún que otro roce, ya que no se pusieron de acuerdo para repartir las tareas y el primero se quejó en más de una ocasión por la actitud de su compañero: "Él ha levantado la caja, ha ido al supermercado y ha cocinado más que yo", dijo ante los jueces.

Sin embargo, los chefs valoraron el resultado final de su propuesta y lo bien que habían acabado trabajando por un objetivo común. Esa fue la primera piedra de su castigo, pues la capitanía conseguida para la prueba por equipos les acabó lastrando.

Javier volvió loco a Pepe Rodríguez durante el cocinado de exteriores. Tanto, que el aspirante terminó pidiéndole perdón al juez y reconociendo que su comportamiento no había sido el correcto. "Has estado entregado, pero no al cocinado, sino a chinchar a tus compañeros y a mí. Nunca en 8 años ningún Junior", le dijo. El 'castigo' fue mandarle a la prueba de eliminación a pesar de que formaba parte del equipo ganador.

Esta no es la primera vez que el pequeño concursante se lleva un correctivo, pues ya en la gala 2 le tuvieron que llamar la atención por llamar "fea" a una compañera.

Por otro lado, Antony hizo una doble capitanía terrible y le costó asumir que su trabajó no fue muy bueno. Por ello, los jueces le mandaron también directo al "foso". "Después de tu capitanía, no podemos ponerte con el equipo ganador".

Javier se disculpa con Pepe por su mal comportamiento

Cuádruple expulsión en las cocinas

La última prueba de la gala 3 se saldó con la expulsión de Inés, Luna y las gemelas Gina & Nina por elaborar peores platos que sus compañeros. Las cocinas se convirtieron en un mar de lágrimas tanto por el llanto de las eliminadas como por el de Henar, que fue la encargada de repartir los ingredientes y el tiempo a los candidatos a la expulsión.

"Me siento culpable porque yo he puesto el pescado y el tiempo. No estoy muy contenta", dijo la pequeña chef, a la que Luna había reprochado en un principio que le diera menos minutos que a los demás. Sin embargo, al final las cuatro se tomaron su adiós con deportividad. La semana que viene tendrán la oportunidad de volver en la repesca.

Luna, Inés, Nina y Gina concluyen su aventura en MasterChef

Etiquetas
stats