Crónica de la gala 2

'MasterChef Navidad' reconcilió a Cayetana y Olivia, y dejó fuera a Bibiana Fernández tras un “error imperdonable”

Bibiana en 'MasterChef Navidad'

A MasterChef Navidad le vinieron bien los cambios de emisión por parte de TVE, lo que se demostró en una leve mejora en sus audiencias con su segunda entrega. Una entrega, esta, marcada por una reconciliación entre compañeros de cocina, la de Cayetana Guillén Cuervo con Olivia, la “junior” a quien hizo llorar en la primera entrega, y por la expulsión de Bibiana Fernández

María Zurita también niega las acusaciones de Patricia Conde sobre 'MasterChef'

María Zurita también niega las acusaciones de Patricia Conde sobre 'MasterChef'

Tras la expulsión inaugural de José Corbacho en una gala que contó con la visita de Isabel Díaz Ayuso, fue ahora el momento de despedirse de la actriz y colaboradora televisiva, que tuvo que abandonar las cocinas por un error a la hora de realizar un tronco de chocolate: haberse dejado puesto el molde de silicona. “Yo siempre he estado a favor de la silicona. Desde hace años, la silicona y yo hemos sido compañeras de viaje. Era muy tarde para renunciar”, confesó la actriz haciendo reír a los presentes.

La reconciliación de Cayetana y Olivia

Después del primer desafío del programa, fueron Anabel Alonso, Carmina Barrios, la Terremoto de Alcorcón y Fernández las peores del desafío, lo que les llevó a vestir el delantal negro directamente al no haber prueba de exteriores. “Practicad, escuchad y atended, porque nos vemos en la prueba de eliminación”, les aconsejó Jordi Cruz de cara a una prueba en la que se jugaban su permanencia.

En esta, las cuatro aspirantes tuvieron que realizar postres navideños, y replicar cuatro figuras del portal de Belén realizadas por el maestro chocolatero David Pallàs. La encargada de repartirlas fue Cayetana Guillén Cuervo, tras ser la mejor de la primera prueba, lo que le sirvió para reconciliarse con Olivia, con quien volvió a cocinar tras elegirla como pinché a pesar de su pequeño roce en el anterior programa.

Fue trabajando juntas como ambas lograron hacer su plato denominado “magret de pato no binario”, que las llevó a alzarse como las mejores de la prueba, debido a un cocinado excelente, y un resultado aún mejor. “Ya está todo olvidado. Hubo un momento en la prueba de exteriores, pero ahora somos superamigas y nos queremos un montón”, declaró la joven, quién solo guarda buenas palabras para su compañera celebrity.

La despedida de Bibiana Fernández

Las figuras de la prueba de eliminación fueron así repartidas: el conejo para Carmina, el tronco para Bibiana, el cofre para la Terremoto y la manzana para Alonso, siendo esta la figura más compleja. Sin embargo, no hubo desafío que se le complicase, y la comediante logró alzarse como la mejor de la prueba.

Mientras tanto, la Terremoto de Alcorcón logró salir del paso, dejando a Carmina y a Bibiana en la cuerda floja. Al final, fue esta última la expulsada tras varios errores cometidos, como el de dejar el molde de silicona. “Yo entiendo que podía estar bien, mal o regular, pero ya con molde es muy difícil presentar un plato y que no te eliminen. Sería un milagro”, comentó la recién expulsada, muy consciente de su error.

“Aquí todas las personas son especiales, pero para mí la más especial es Bibiana. Es mi diosa”, fueron las palabras dedicadas por parte de Mario Vaquerizo a su compañera de concurso.

El consejo de Bibiana sobre los moldes

Sobre su paso por el programa, la actriz dijo lo siguiente: “Me han sabido a casa, a gloria y a hogar”, quien se despidió de sus compañeros con un último consejo: “Quitar los moldes”.

Y también romperlos”, añadió Boris, haciendo referencia a todos los moldes que había roto la intérprete en su vida. La expulsión de la aspirante se produjo con el cariño de sus compañeros y de los propios chefs que se despidieron entre cánticos, risas y emoción de su compañera.

Etiquetas
stats