Segunda entrega

Masterchef 6 separa a sus nuevas retales y ya tiene “chupipandi” de aspirantes

Masterchef separa a sus nuevas retales con las expulsión de Loli y ya tiene "chupipandi"

La segunda entrega de Masterchef 6 ha dibujado más claramente el perfil de cada uno de sus aspirantes con la primera “chupipandi” y las nuevas “retales”.

El "león come gamba" sobrevuela en el regreso de MasterChef: "Ni en los Junior hemos visto algo tan básico"

El "león come gamba" sobrevuela en el regreso de MasterChef: "Ni en los Junior hemos visto algo tan básico"

Además, Jordi Cruz, Pepe Rodríguez y Samantha Vallejo-Nágera decidieron que fuera Loli la segunda expulsada de la edición.

Dos primeras pruebas con Ramón y Ketty como favoritos

En la primera prueba, los aspirantes aprendieron cuáles eran los ingredientes que no podían faltar nunca en la nevera de un gran chef.

Y para ello, solo pudieron utilizar los alimentos que dejaron en casa antes de entrar en el talent de cocina.

Para la prueba exterior, viajaron a Baiona donde cocinaron un menú típico gallego para 120 personas. El equipo que ganó fue el azul liderado por una Ketty que se reveló como buena capitana. Por el contrario, el equipo rojo se sometió a la prueba de eliminación.

Durante toda esa segunda prueba, la actitud divertida y algo distraída de Oxana y Loli hizo que los compañeros las calificaran de las nuevas “retales”, en referencia al entretenido tándem que hizo Anabel Alonso y Bibiana Fernández en la Masterchef Celebrity.

Prueba de eliminación: “Perfección o nada”

En la prueba final, el maestro pastelero David Pallàs mostró a Daniel, Loli, Fabio, Victor, Oxana y Jon seis tipos de trufas para que los aspirantes reprodujeran tres de ellas.

La presión de una posible eliminación hizo que algunos de los concursantes criticaran a los ya salvados. Ese fue el caso de Jon que calificó de “chupipandi” al grupo compuesto por Dani, Sofía, Marta y Ketty. Además, este tuvo un rifirrafe con Loli al decirle que no tocaba a sus trufas “porque estaban hechas un asco”. Unas palabras que ella no le perdondó.

A Oxana la tensión le salió de otra manera y fue pidiendo ayuda a sus compañeros, algo que está prohibido en una prueba de eliminación. Así se lo transmitió Samantha y ella asintió apenada.

Al catar los resultados, Cruz advertía que buscaban la “perfección o nada”, algo que lograban Fabio y Oxana. Por el contrario Daniel y Loli presentaron platos “deficientes”.

Finalmente, los jueces decidían que fuera Loli la que abandonara las cocinas: “Me voy a casa con pena pero qué le voy a hacer, así es el juego. No lo he aprovechado, con tanta gente fuera...”

Etiquetas
stats