Así fue la gala final

Los gemelos Iván y Albert, de polémicos y repescados a ganadores de 'Masters de la reforma'

Los gemelos Iván y Albert, de polémicos y repescados a ganadores de 'Masters de la reforma'
Los gemelos Iván y Albert, de polémicos y repescados a ganadores de 'Masters de la reforma'

La pareja de hermanos se lleva el título de 'manitas' en Antena 3 por su evolución en el concurso. Su actitud les apeó de la competición en la gala 5, pero fueron rescatados por los jueces y pronto demostraron que habían vuelto para ganar. 

Masters de la reforma ya tiene ganadores de su primera edición en Antena 3. El talent de interiorismo dio el título de 'manitas' a Iván y Albert, la pareja de gemelos de Barcelona. Los dos hermanos de 37 años se impusieron en un trepidante duelo final al matrimonio formado por Iratxe y José, consiguiendo embolsarse el cuantioso premio de 130.000 euros en metálico y muebles en valor de 20.000.

Tomás Alía, Pepe Leal y Carolina Castedo destacaron la evolución de los ganadores a lo largo del concurso como motivo principal de su triunfo. Y no es para menos. El paso de Albert e Iván por Masters de la reforma ha sido de todo menos plano. 

Los dos hermanos se erigieron rápidamente protagonistas del talent show no solo por su trabajo, sino también por su manera de relacionarse con sus compañeros. Los concursantes vivieron disputas con varios de sus rivales durante las primeras semanas, y su actitud con los jueces fue la razón principal por la que estos decidieron expulsarles en la gala 5. Sin embargo, solo una semana después fueron repescados y demostraron que habían vuelto para ganar, logrando destacar en todas las pruebas del programa. 

"Cuando os ponéis mano a mano, sois apisonadoras", les dijo Tomás Alía. En su proyecto final, que consistía en construir y decorar un loft, demostraron todo lo aprendido durante estos meses: revestimientos, texturas… y sobre todo la importancia de correr riesgos.  

El apartamento ganador

Lo más aplaudido del apartamento ganador fue el sentido de la proporción del espacio, cómo dividieron y equilibraron las estancias de su loft. Los gemelos pusieron especial énfasis en la cocina, su parte favorita de una vivienda: "Hemos hecho una cocina muy grande porque nos gusta cocinar y siempre nos hace falta espacio", explicaron. 

Como pega, los jueces lamentaron que el cambio de piedra a vinilo en la pared les pareció "un fallo garrafal" que "estropeaba el conjunto", pero eso no les apartó del premio final. 

Un traspiés puso contra las cuerdas a José e Iratxe

La dificultad de la prueba y el valor de lo que había en juego quedó patente en los nervios y la tensión que mostraron las dos parejas finalistas, que estuvieron alentadas por sus excompañeros y familiares en el plató.

Los que más lo sufrieron fueron José e Iratxe, que estuvieron cerca de no poder sacar el trabajo adelante por un traspiés. Cuando el matrimonio se encontraba transportando la bañera que formaría parte del loft, José tropezó y el mueble terminó roto. 

Sin embargo, el matrimonio pudo reponerse y arreglar los desperfectos, presentando finalmente un proyecto que recibió muy buenas valoraciones por parte del jurado. La única pega que les pusieron fue la distribución de alguna de las estancias, pero aún así se llevaron buena nota y su pequeño incidente no hizo mella en el resultado final. 

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba