En "Socialité"

Màxim Huerta, sobre su dimisión como ministro: “Hacer más ruido no hacía falta”

Màxim Huerta en "Socialité"

Redacción

Cinco meses después de su dimisión como fugaz ministro de Cultura y Deporte, Màxim Huerta ha reaparecido ante las cámaras. Lo ha hecho no en un programa de corte político, sino en uno de sociedad y corazón.

Elvira Lindo rechazó ser ministra de Cultura y Deporte: "Me lo ofrecieron antes que a Màxim Huerta"

Elvira Lindo rechazó ser ministra de Cultura y Deporte: "Me lo ofrecieron antes que a Màxim Huerta"

El escritor y presentador ha hablado para las cámaras de Socialité, el espacio de crónica rosa que se emite en los mediodías del fin de semana en Telecinco, aprovechando la inminente presentación de su nueva novela: París será toujours París. “Los lectores han sido un acicate buenísimo para seguir trabajando”, decía el periodista.

“Prefería dar un paso atrás”

Preguntado por qué sintió tras su dimisión, el valenciano parafrasea a su madre: “Según ella, tranquilidad”, sonríe. “Las emociones me las guardo. Si alguna vez necesito soltarlas, me basta con habérselas contado a mis amigos. Hacer más ruido no hacía más falta”, confiesa Huerta, que dijo no haber “experimentado nada igual” a sus últimas horas al frente de la cartera de Cultura.

“Fueron momentos complicados, muy complicados. Por eso prefería dar un paso atrás”, explica sobre su posterior desaparición de los medios de comunicación. Recordemos que el comunicador renunció al cargo solo una semana después de su nombramiento, convirtiéndose en el ministro más fugaz de la historia de la democracia española. Lo hizo tras haberse descubierto que el periodista y presentador de televisión defraudó a Hacienda 218.322 euros entre 2006 y 2008.

Sobre su futuro: “De momento solo pienso en las novelas”

En los meses siguientes, ha procurado centrarse en retomar su labor como novelista. El momento más duro ha sido el de “poner la mente otra vez a cero y pensar en otra nueva historia y hacer limpieza emocional, vital y profesional”.

Preguntado por si consideraría en el futuro volver a la vida política, el que fuera copresentador de El programa de AR responde con otra pregunta retórica: “¿Tú qué crees?”, ríe. “La vida es muy larga, tengo 47 años y de momento solo pienso en las novelas”, concluye.

Etiquetas
stats