Mediafest
'Mediafest' vivió una actuación inédita y otro accidente que obligó a parar una actuación

Rocío Carrasco y Shaila Dúrcal en 'Mediafest'

Rocío Carrasco y Shaila Dúrcal protagonizaron la cuarta gala del Mediafest Night Fever que se emitió este viernes en Telecinco. Por primera vez en sus vidas, ambas subieron juntas a un escenario para homenajear a sus madres: Rocío Dúrcal y Rocío Jurado.

'Sálvame' ficha a Cristina Porta y lanza una advertencia a los colaboradores "nuevos"

'Sálvame' ficha a Cristina Porta y lanza una advertencia a los colaboradores "nuevos"

Carrasco cumplió así el reto de imitar a la artista madrileña, fallecida en 2006 tras haber alcanzado el éxito con temas inolvidables como Me gustas mucho, la canción que se tuvo que preparar para la gala de anoche la hija de Rocío Jurado.

Hubo conexión entre ellas desde el primer momento. La emoción desbordó el escenario y alcanzó a los miembros del jurado, que aplaudieron esta interpretación. “Llevo 18 años dedicándome a la música y este es uno de los momentos más especiales y bonitos de mi vida”, reaccionó Soraya Arnelas, enmudecida por la mágica actuación.

No solo el jurado, también el público cayó rendido al show que ofrecieron las hijas de aquellas dos artistas consagradas. Con todos de su parte, Carrasco logró la máxima puntuación, y aunque empató con Irma Soriano, los expertos decidieron que la primera debía convertirse en ganadora de la cuarta gala del programa.

El premio, 3.000 euros, será donado por Rocío Carrasco a una asociación que protege a las mujeres que, como ella, han sido víctimas de violencia vicaria.

La ceremonia no estuvo exenta de accidentes. Si en las semanas anteriores hubo un par de tropiezos (Kiko Matamoros y Lydia Lozano esquivaron el hospital de milagro), este viernes hubo que lamentar otro incidente, aunque esta vez quedó en una simple anécdota.

Germán González y Ronela, la artista albanesa que representó a su país en Eurovisión 2022, tuvieron que repetir su actuación por un problema con el sonido.

Cuando ya habían realizado casi toda la coreografía, la petaca de ella (el aparato de sonido que se coloca en la cintura de los artistas y presentadores) se descolgó y le impidió continuar.

Incapaz de resolver el problema durante la actuación, pidió que se detuviera la música. Germán se lo hizo saber al equipo del programa: “Quiere parar, ¿es posible?”, preguntó.

Y se hizo el silencio, así que Jorge Javier Vázquez y Adela González salieron a escena para solucionar el desaguisado. “Estas cosas pasan, pero si vengo desde Albania es para hacerlo bien”, se justificó la artista invitada.

Etiquetas
stats