Especial

Mediaset se aplica para impulsar la presencia de presentadoras en el prime time televisivo

Sandra Barneda, Lara Álvarez y Toñi Moreno

Lorenzo Ayuso


Hace algo más de un año y medio, el salto de Nuria Roca al horario estelar para cubrir la histórica baja por enfermedad de Pablo Motos en El Hormiguero sirvió para poner de manifiesto el desequilibrio que se observaba en el horario estelar de nuestra televisión. Un desequilibrio por el que las mujeres apenas tenían hueco en el prime time.

'En el nombre de Rocío' afronta su paso a Telecinco entre varios interrogantes y un cambio fundamental

'En el nombre de Rocío' afronta su paso a Telecinco entre varios interrogantes y un cambio fundamental

Era febrero de 2021, y por aquel entonces nuestra compañera Paula Hergar lamentaba que hubiésemos “normalizado que las mujeres no estén, o estén pero acompañadas, nunca juntas y a solas”. Una circunstancia que hacía que costase crear nuevos referentes de profesionales femeninas de la comunicación que disputasen la atención y los proyectos de forma más habitual. Ahora, la coyuntura ha hecho que en apariencia se produzca un viso de cambio en la cara que dan las cadenas. O, al menos, una cadena.

Las presentadoras toman el mando en la noche de Telecinco

Nos referimos al prime time de Telecinco, que mientras va dando forma a su escaleta de programación del nuevo curso va decantándose por mujeres para sus principales formatos. Sin ir más lejos, este martes 6 Sandra Barneda debutaba como nueva moderadora de En el nombre de Rocío en su salto al abierto, tras su primer pase en el universo de pago. Dos días después, el jueves 8, Lara Álvarez asumirá su primer gran proyecto como presentadora, al frente de Pesadilla en el paraíso. A la espera de confirmar que María Patiño se mantenga a los mandos del Deluxe durante este viernes 9, Toñi Moreno continuará en la noche del sábado una semana más, con Déjate querer, actualización del Volverte a ver otrora presentado por Sobera que lleva en emisión desde mayo.

Son cuatro nombres propios los que se concitan en la parrilla estelar del primer canal de Mediaset, cuatro de los siete que completan esta primera semana de septiembre (Santi Millán ya de vuelta en Got Talent en la franja del lunes, Jesús Vázquez en la final de Idol Kids, acompañado eso sí por Lara Álvarez, en el miércoles; y previsiblemente Sobera en el debate de Pesadilla en el paraíso, de estrenarse este mismo domingo). A ellas aún ha de añadirse otra profesional, Emma García, que suena con fuerza para afrontar otro formato de nuevo cuño en la cadena, ¿Quién es mi padre?.

De manera un tanto casual, el canal de Mediaset inicia la que debería ser (al menos desde su posición) como la temporada de la remontada poniendo énfasis en rostros femeninos. La necesidad de renovación y los cambios de estrategia han llevado a que, rostros como Jorge Javier Vázquez, asentados como comodines de éxito, hayan sido descartados para las nuevas intentonas en el ámbito de la telerrealidad, a la espera de volver a pleno rendimiento a su labor en Deluxe; mientras que otros nombres como Jordi González han terminado quedando fuera de la rotación. En ella siguen, claro, el nuevo multiusos del canal, Sobera, y Vázquez, que próximamente hará de casamentero en The Bachelorette.

El ascenso de Lara Álvarez y la oportunidad del canal

Ahora bien, hay ahora una cierta sensación de refresco, de renovación. Barneda y Moreno son relativamente habituales ya del entretenimiento de máxima audiencia, como también lo es Lara Álvarez. Sin embargo, la asturiana significa esa evolución a la que en su día nos referíamos. Evolución, por otro lado, exigida a Mediaset, que durante los últimos años la había mantenido en una posición secundaria, como copresentadora de las sucesivas ediciones de Supervivientes, en el mencionado Idol Kids o en los resúmenes y previa de Secret Story, mientras la audiencia pedía un ascenso de categoría.

Que sea ella la que esté ahora al cargo de la gala principal del programa supone esa oportunidad tan largamente reclamada y una posibilidad de transformación no solo de la imagen de los realities en Telecinco, donde ya apuntan a una nueva tendencia, por confirmarse, hacia los programas grabados. También puede implicar una ruptura con las tónicas habituales en el medio, donde cuesta dar entrada a nuevas caras.

También destaca la recuperación de Emma García para el prime time, una franja que no pisaba desde hace más de ocho años, habiendo ocupado durante largos años la programación matinal y de fin de semana. Su llegada a ese formato por el momento enigmático que será Quién es mi padre, supone otra novedad llamativa y un obsequio a una profesional bregada en todas circunstancias y encargos.

Así están las cosas en Atresmedia y RTVE

En el caso de Telecinco, el panorama es claro, pero, ¿cómo ha evolucionado, si lo ha hecho, la competencia? La temporada, hay que decir, empieza en el prime time sin grandes transformaciones en Atresmedia, al menos en lo que respecta al prime time (el daytime es otro cantar, con la próxima llegada de Sonsoles Ónega, potencialmente para ocupar el hueco que dejará Boom). Eva González constituye la principal referencia en Antena 3, al frente de las distintas ediciones de La Voz; y Sandra Sabatés hace lo propio como copresentadora de El Intermedio con un peso creciente durante los últimos años. Entre tanto, está por ver el regreso de Ana Pastor a laSexta, cadena donde el pasado curso también estuvo Mamen Mendizabal en horario estelar.

En Televisión Española, por su parte, tampoco hay novedades significativas en el horizonte. Si las pudo haber. La Noche D pasó a manos de Eva Soriano durante su última temporada en La 1, en relevo de Dani Rovira. Aunque gozó de buenas críticas, la cúpula decidió cancelar el formato producido por Good Mood, dejando sin opción a la cómica, que triunfa en la radio con Cuerpos especiales (Europa FM). Enred@d@s, con Sara Escudero y María Gómez, tampoco pasó el corte y fue cancelado, tras emitirse las entregas pactadas para el access prime time, que ahora ocupa Jandro junto a Mapi (bajo la que se esconde Carla Pulpón). En el horizonte, ante el adiós de Ana Blanco al Telediario, tras 32 años en el puesto, se apunta a un nuevo programa de actualidad para seguir contando con la veterana e incombustible profesional, aunque no hay franjas, por el momento, claras para dicho proyecto.

Precisamente en el caso de RTVE, como ya dijimos en su día, son más flagrantes estas desigualdades. Ahí está el ejemplo de Juan y Medio, nuevo fichaje para Dúos increíbles, mientras otros rostros femeninos con tirón generacional como Inés Hernand o la propia Soriano han demostrado que también merecen una gran oportunidad. Una oportunidad que lo sería también para abrirse a nuevos públicos, que demostrara que la corporación también sigue el ritmo de los tiempos, o al menos que trabaja en efecto por desembarazarse de tópicos y convenciones.

Etiquetas
stats