Cuatro

'Todo es mentira' ceba la apertura en directo de un sobre misterioso a Risto: “Viene sin remitente”

Continúan las pesquisas sobre el envío de seis sobres, con material pirotécnico casero, dirigidos a instituciones como las embajadas de Ucrania y EEUU o al presidente del Gobierno y la ministra de Defensa. Mientras la investigación trata de esclarecer las responsabilidades y el origen de estos paquetes, Todo es mentira ponía la voz de alarma en su emisión del jueves al anunciar que Risto Mejide también había recibido una carta misteriosa.

Risto y Celia Villalobos se enganchan tras insinuar ella que se la censura: "Esto es un programa de TV"

Más

“Os tengo que decir una cosa, no es broma: me acaba de llegar hoy una carta al camerino... Os lo prometo”, advertía el presentador, justo después de que se ofreciese una pieza sobre la noticia de los sobres. Ahora bien, este procuraba quitar algo de hierro a la circunstancia y bromeaba con que había “pedido que la bajen [a plató] para que la abra Castelo”.

“Viene sin remitente. Y pesa”

“Te voy a decir una cosa: sería la primera que te llega sin bomba”, intervino Antonio Castelo. Ahora bien, no tardaba en volver a señalar las similitudes con los casos que se están investigando: “Os lo prometo, os la voy a enseñar. Viene sin remitente. Y pesa”.

“Como soy un tipo generoso quiero compartirla con mis compañeros”, agregó, difumando la línea entre chascarrillo y preocupación. “¿Lo que haya lo vas a compartir?”, le preguntó Mariló Montero, a lo que Risto respondió: “Depende: si es algo privado, no. Aunque, a ver, si no explota, no pasa nada”.

Cebo hasta el final... Y causó confusión

Minutos después, Risto mostraba como había prometido, el sobre a cámara. “Tiene como bultitos aquí debajo. No es plana”, señalaba mientras palpaba el interior, aún sin desprecintarlo. Sin embargo, lejos de resolver la incógnita, el programa convertía en un cebo la apertura de la carta. Una apertura que no se producía hasta el final mismo de la emisión.

“Sabéis que soy valenciano, estoy hecho de pólvora”, decía Castelo en el último minuto de programa, antes de desvelar el misterio. En la carta había una pequeña bolsa con algo parecido a tinta. “Analizaremos esto, no sabemos qué es”.

“Estoy muy preocupado por eso, no sé qué es”, reconoció al final Mejide, que prometió que compartirían el resultado del contenido una vez supiesen a ciencia cierta qué es.

Continúan las pesquisas sobre el envío de seis sobres, con material pirotécnico casero, dirigidos a instituciones como las embajadas de Ucrania y EEUU o al presidente del Gobierno y la ministra de Defensa. Mientras la investigación trata de esclarecer las responsabilidades y el origen de estos paquetes, Todo es mentira ponía la voz de alarma en su emisión del jueves al anunciar que Risto Mejide también había recibido una carta misteriosa.

Risto y Celia Villalobos se enganchan tras insinuar ella que se la censura: "Esto es un programa de TV"

Más

“Os tengo que decir una cosa, no es broma: me acaba de llegar hoy una carta al camerino... Os lo prometo”, advertía el presentador, justo después de que se ofreciese una pieza sobre la noticia de los sobres. Ahora bien, este procuraba quitar algo de hierro a la circunstancia y bromeaba con que había “pedido que la bajen [a plató] para que la abra Castelo”.

“Viene sin remitente. Y pesa”

“Te voy a decir una cosa: sería la primera que te llega sin bomba”, intervino Antonio Castelo. Ahora bien, no tardaba en volver a señalar las similitudes con los casos que se están investigando: “Os lo prometo, os la voy a enseñar. Viene sin remitente. Y pesa”.

“Como soy un tipo generoso quiero compartirla con mis compañeros”, agregó, difumando la línea entre chascarrillo y preocupación. “¿Lo que haya lo vas a compartir?”, le preguntó Mariló Montero, a lo que Risto respondió: “Depende: si es algo privado, no. Aunque, a ver, si no explota, no pasa nada”.

Cebo hasta el final... Y causó confusión

Minutos después, Risto mostraba como había prometido, el sobre a cámara. “Tiene como bultitos aquí debajo. No es plana”, señalaba mientras palpaba el interior, aún sin desprecintarlo. Sin embargo, lejos de resolver la incógnita, el programa convertía en un cebo la apertura de la carta. Una apertura que no se producía hasta el final mismo de la emisión.

“Sabéis que soy valenciano, estoy hecho de pólvora”, decía Castelo en el último minuto de programa, antes de desvelar el misterio. En la carta había una pequeña bolsa con algo parecido a tinta. “Analizaremos esto, no sabemos qué es”.

“Estoy muy preocupado por eso, no sé qué es”, reconoció al final Mejide, que prometió que compartirían el resultado del contenido una vez supiesen a ciencia cierta qué es.

Continúan las pesquisas sobre el envío de seis sobres, con material pirotécnico casero, dirigidos a instituciones como las embajadas de Ucrania y EEUU o al presidente del Gobierno y la ministra de Defensa. Mientras la investigación trata de esclarecer las responsabilidades y el origen de estos paquetes, Todo es mentira ponía la voz de alarma en su emisión del jueves al anunciar que Risto Mejide también había recibido una carta misteriosa.

Risto y Celia Villalobos se enganchan tras insinuar ella que se la censura: "Esto es un programa de TV"

Más

“Os tengo que decir una cosa, no es broma: me acaba de llegar hoy una carta al camerino... Os lo prometo”, advertía el presentador, justo después de que se ofreciese una pieza sobre la noticia de los sobres. Ahora bien, este procuraba quitar algo de hierro a la circunstancia y bromeaba con que había “pedido que la bajen [a plató] para que la abra Castelo”.