Scott y Milá vuelven la noche de este lunes 13 de abril a #0 de Movistar+ (22:00 horas) con la primera de las cuatro nuevas aventuras que han vivido juntos. Abre la veda Curso del 68, que llevó a la presentadora hasta Roma para reencontrarse con cuatro compañeras del colegio y recordar viejos tiempos. Un momento único que pronto daría un giro cuando la crisis del coronavirus se cruzó en su camino, lo que obligó a Milá a volver a Barcelona en furgoneta.

"Cuando salimos de Madrid el coronavirus era algo lejano", recuerda la periodista en esta entrevista con Vertele. "Pensábamos que en Roma nos íbamos a encontrar medidas de menor intensidad", dice de aquellos días, si bien lo que se encontró fue una ciudad que pasó de tener los comercios abiertos a cerrarlos "al cabo de 48 horas". De ahí que ella tuviera la oportunidad de pasear por una Roma absolutamente vacía. Algo que, a su juicio, convirtió este viaje en uno de los más especiales de su vida. "Si nosotros hubiéramos sabido todo esto seguramente no hubiéramos ido, pero nos habríamos perdido una experiencia inolvidable".

"Gracias a Dios todo fue bien e ir a Roma fue una decisión sabia", defiende Milá a la vez que señala su sorpresa cuando consiguió llegar a Barcelona y vio que no se habían tomado medidas contra el Covid-19: "Cuando volvimos nos chocó muchísimo que no se había tomado ninguna medida de no contagio. La gente se abrazaba en la calle tan tranquila y nosotros íbamos lejos unos de otros."

Pasada esta experiencia, la presentadora asegura llevar "bien" la cuarentena. Una época, afirma, que está suponiendo "el triunfo de la televisión y el triunfo del periodismo bien hecho, porque sin los periodistas que están trabajando tan bien no podríamos saber lo que nos está pasando ni conoceríamos las historias humanas que estamos conociendo."

"Yo le auguro y le deseo mucho futuro a Gran Hermano"

Sobre si este triunfo también es aplicable o no a la clase política, la periodista no se muestra partidaria de criticar a nuestros dirigentes. De hecho, considera que "las personas que están atendiendo a sus lugares, sean alcaldes o sean presidentes de comunidad, se están volcando al igual que se están volcando en La Moncloa el presidente del Gobierno, el vicepresidente y todos los que están allí."

Por ello lamenta que se haya puesto en marcha una campaña para hacer un ERTE en el Congreso de los Diputados y prohibir a los políticos que cobren mientras no estén trabajando. "Me parece interesante como gesto ciudadano, pero creo que sin políticos, por muy malos que la gente considere que son, no existe la democracia. Y yo me acuerdo muy bien de lo que era vivir sin democracia, y yo no quiero eso para nada."

Lo que tampoco quiere Mercedes Milá es que desaparezca Gran Hermano, cuyo futuro es incierto por el caso de Carlota Prado. "Sería una pena que se perdiera ese formato tan formidable. Creo que las cosas se tienen que dirimir en los juzgados, y una vez que esta chica consiga lo que ella pretende, el programa tendría que seguir adelante porque se demuestra que cuando se pone en marcha, aunque sea con otro nombre, el éxito es enorme", señala la presentadora, que no duda a la hora de deshacerse en elogios hacia el formato que ha marcado su carrera: "Yo le auguro y le deseo mucho futuro a Gran Hermano. A mí me hizo muy feliz, sigo manteniendo contacto con mis concursantes día a día, les sigo queriendo como les quise y no deseo que haya personas que no tengan esa oportunidad."

 360
Etiquetas
Publicado el
stats