Análisis

Movistar+ y una polémica nada “cómica” que va más allá de la televisión

Facu Díaz, Telefónica-Movistar y el tuit de Javier Durán

Marcos Méndez


No ha sido una semana sencilla ni para la imagen de Movistar+, ni para muchos de los trabajadores y extrabajadores de la plataforma. Pero lo realmente importante es que no está siendo una buena época para que los segundos realicen su trabajo con tranquilidad y libertad. Y eso es lo que han denunciado, no que se acabe un programa emblemático.

Quequé y El Mundo Today denuncian "censura" en Movistar+: "Negociar cada semana el guion era agotador"

Quequé y El Mundo Today denuncian "censura" en Movistar+: "Negociar cada semana el guion era agotador"

Todo empezó el jueves 4 de noviembre. La Resistencia realizó un sketch en el que Jorge Ponce satirizaba distintos métodos de educación con la ayuda del cómico Lalo Tenorio, caracterizado como un niño “asalvajado” llamado Olmo que había sido educado con uno de esos métodos. Atacaba a otros, tiraba sus propios excrementos del pañal... en fin, una parodia. Al final del sketch, aparecía un anuncio inventado del centro educativo inventado, y su lema inventado: “Colegio El Hayedo de Montealto. Education, creativity, freedom”. Sólo fue un gag, este:

No pasó nada, sólo los días. Porque una semana después, un tuitero cayó en la cuenta de que ese sketch se había emitido (repetimos: emitido) pocas horas más tarde de que una niña hubiese muerto atropellada en un centro educativo de Madrid, en concreto en el colegio Fomento Montealto. El nombre del colegio se parecía, y se inició la ficción: un tuitero aseguró que el programa de David Broncano se había mofado de esa muerte. Y un medio como La Gaceta, propiedad de la Fundación Disenso (que entre otros tiene como patronos a Santiago Abascal, Rocío Monasterio y Sánchez Dragó), se hizo eco y lo convirtió en noticia, transformando la realidad para contar que habían usado el mismo colegio y que mostraba “una niña poseída”. Muchos políticos como Hermann Tertsch, y expolíticos como Juan Carlos Girauta, usaron la noticia para cargar contra Broncano y La Resistencia. Pero todo era mentira, y por eso tanto el tuit inicial como la publicación que amplificó el mensaje fueron borrados.

Para empezar, el sketch se había grabado horas antes del desgraciado accidente que provocó la muerte de la pequeña. Para seguir, el nombre del colegio no era el mismo. Y para continuar, ni siquiera el hecho que se criticaba era real: no era una “niña poseída”, sino un niño asalvajado. Y en definitiva y sobre todo, era un sketch de humor, sin relación ninguna con lo sucedido. Por eso David Broncano lo zanjó en Twitter con un mensaje muy claro en el que citaba a Hermann Tertsch (que también borró su tuit).

Todo había sido un bulo. Pero en esta ocasión fue tan fácil demostrarlo, y echarlo abajo, que pareció que el contundente mensaje de Broncano serviría como punto final. No fue así. La medianoche del miércoles 10 al jueves 11 de noviembre, la cuenta oficial en Twitter de Movistar+ publicó dos mensajes en los que la plataforma pedía disculpas por algo que ni tan siquiera había ocurrido. No apoyaban a su programa, ni a su presentador, sino que daban validez a un bulo y pedían perdón por él.

Según ha sabido verTele, la decisión de publicar ese comunicado oficial vía Twitter causó discrepancias internas en Movistar+. Pese a ello, se impuso el criterio de la dirección del grupo, de Telefónica, y acabó plasmándose en esos dos tuits que desde el primer momento ya generaron críticas y sobre los que ironizaron algunos excolaboradores de la plataforma.

Primero Facu Díaz, no el fin de 'Late Motiv'

Al día siguiente, y ya nos situamos en el jueves día 11, en su programa diario a través de su canal en Twitch, Facu Díaz recogió ese comunicado y explicó durante unos 40 minutos (desde el 1:07:00 hasta el 1:46:15 de este vídeo) que lo ocurrido era una prueba de la “situación que lleva viviendo Movistar+ desde hace un tiempo”, y acusó de “servilismo” a la plataforma con la ultraderecha. El excolaborador de Late Motiv expresó: “Los que hemos trabajado ahí, y los que trabajan ahí, saben perfectamente que muchos chistes de Vox mueren en los despachos de Movistar+. No sabemos ni quién cojones es el que los quita”, y reafirmó que pasa diariamente: “En los despachos de Movistar+ se quitan chistes única y exclusivamente del puto Vox. Esto pasa todos los días”. Sus palabras, que recogimos con más detalle en esta noticia, tuvieron repercusión inmediata en el sector de la comedia, pero no en el “gran público”, por decirlo así.

El lunes 15 de noviembre, Movistar+ anunció que Late Motiv pondrá su punto final definitivo en diciembre, y que la plataforma seguirá contando con Buenafuente para “otros proyectos”. La noticia, oficialmente, no tenía ni tiene nada que ver con lo anterior, y se afirma que es una decisión que responde más bien a los deseos del presentador, y a su acuerdo con Movistar+. Sin embargo, se relacionó erróneamente con las palabras de Facu Díaz, y es cuando este tuit comenzó a hacerse viral:

Pese a no referirse a Late Motiv, sino al tuit de Movistar+ y al bulo creado en torno a La Resistencia, distintos fragmentos descontextualizados del discurso de Facu Díaz ganaron presencia y relevancia en las redes sociales. Mientras tanto, él en su canal de Twitch siguió aclarando sus palabras, reafirmándose en la denuncia pero incidiendo en que ni tan siquiera sabía que iba a acabar Late Motiv, y que su denuncia no era por la plataforma sino por cómo actúa Vox, con el beneplácito de Movistar: “Los únicos que levantan el teléfono para llamar a Movistar+ a pedir que se borren cosas son los amigos de Vox. Y los únicos que han respondido borrando esos contenidos han sido Movistar+”, dijo ya en su primer vídeo, ejemplificando en que puede decirse mil veces “coletas rata” a Pablo Iglesias sin que haya ningún problema.

Bob Pop, Javier Durán, Quequé y El Mundo Today

En cualquier caso, la viralización de las palabras de Facu Díaz crearon una especie de “efecto llamada”. La noche del martes día 16, Bob Pop sorprendió al recoger su Premio Ondas con unas palabras que secundaban y ejemplificaban lo denunciado por su excompañero. El ex-subdirector de Late Motiv y excolaborador del programa se acordó de todo el equipo y lamentó no haber podido abrazarles el día que se anunció su final, desvelando el motivo: “A mí Movistar+ me echó antes porque les resultaba incómodo”.

Minutos después, esa misma noche, otro antiguo subdirector del programa como Javier Durán escribió un tuit a forma de comunicado oficial en el que “ratificaba en público” las declaraciones de Facu Díaz y Bob Pop, y expresaba todo su “apoyo a los profesionales que aún siguen sufriendo la censura ultraderechista de Movistar+”.

Un día más tarde, el miércoles 17 de noviembre, otras dos voces de Movistar+ denunciaron su “censura” con Vox, y añadieron también a la Casa Real. El Mundo Today creó un hilo en Twitter para desvelar todos los titulares que no les habían dejado utilizar, y uno de sus autores, Kike García, demostró que los guiones estaban desarrollados y los vídeos incluso montados.

Los dos autores de El Mundo Today eran colaboradores de Locomundo, programa de comedia en Movistar+ que tenía una importante carga de crítica social y política en sus contenidos, y que fue cancelado al final de la pasada temporada sin más explicaciones. Su presentador -y también colaborador de La Resistencia- Héctor de Miguel (Quequé) apoyó su reclamación contando que “negociar cada semana el guión de 'Locomundo' con Movistar era agotador”.

Críticas, silencio y polarización

Que extrabajadores, excómicos, de Movistar+ hayan sido los que han alzado la voz y denunciado esa situación dentro de la plataforma, ha hecho que en torno al tema se genere una polarización que es claramente política. Desde la derecha se les acusa de “ventajismo”, e incluso los hay que aseguran que todo es una invención y recurren a las audiencias para decir que si no siguen en Movistar+ es porque no tenían éxito. A estos últimos habría que explicarles que los sistemas de medición de audiencias televisivas en España infrarrepresentan a la televisión de pago, como se ha denunciado muchas veces, y que ahí están ejemplos como los del fútbol o la Champions. Movistar+ no renueva formatos según las audiencias de Kantar, sino según sus propios datos internos de consumo de la plataforma.

Desde la izquierda, los más directos han prometido darse de baja de la plataforma, e incluso han querido organizar un boicot con la finalidad de que haya un abandono masivo de los servicios de Movistar+.

Y mientras tanto, los cómicos no quieren eso, sino denunciar no poder hacer su trabajo como antes, con libertad. Los últimos años se ha hablado mucho de “los límites del humor”, y de esta forma están consiguiendo demostrar que el control político es uno de ellos. Quizás el principal.

Facu Díaz, en estos días en los que en su canal ha seguido hablando del tema mientras lamentaba entre bromas que tenía una gran cantidad de periodistas tras él para que hablase, ha querido volver a focalizar la denuncia: no es por Movistar+, que es tan solo un ejemplo del que puede hablar por conocerlo en primera persona, sino de una situación general en la que Vox, mientras denuncia públicamente que es “censurada” o “acallada” por muchos medios, es el único partido que se dedica a exigir retiradas de chistes y a prohibir que se les critique. Un foco similar al que Javier Gallego expresó en este artículo de opinión en elDiario: “Al partido ultra le molesta que haya tantos cómicos y programas progresistas en la cadena, hacen fuerza contra ellos y tienen poderosos aliados dentro que están cortando guiones y cabezas”.

Las voces de los que ya no están, pero afirman que ya lo sufrieron, sirven de esta forma para denunciar la situación por la que siguen atravesando sus compañeros: “Cuanto antes lo digamos y cuanta más gente de ahí lo diga, más rápido pondremos a salvo el trabajo de nuestros compañeros”, dijo Facu Díaz, insistiendo también en el concepto temporal, en aclarar que no lo decía por él sino que es algo de “cada día” en la actualidad: “En los despachos de Movistar+ se quitan chistes de Vox todos los días”. Su denuncia, y la del resto, llegan después de que en abril El Confidencial publicase que el Presidente de Telefónica Pallete se reunió con Abascal en la sede de Telefónica por las críticas de Broncano y Buenafuente.

La verdadera reclamación de los cómicos

En una plataforma como Movistar+ que desde el principio convirtió el humor y la comedia en su principal bandera, en la que sus dos formatos diarios (Late Motiv y La Resistencia) y otros tantos semanales (Ilustres ignorantes, Susi Free, Nadie al volante, Cero en historia...) se basan en provocar risas, estas denuncias han supuesto una sorpresa. ¿Por qué entonces no se dijo antes?

Desde fuera, también lo explicó Facu Díaz: “Acabamos ensuciando a compañeros que siguen y trabajan ahí. Y es una tocada de cojones que nos tengamos que callar la boca cada vez que nos han fusilado chistes de Vox, no sólo previos en los guiones, sino después en edición de los programas, porque al final lo que acabamos es ensuciando a compañeros que siguen trabajando ahí”.

Facu Díaz explica que él puede hablar con más libertad por su actual posición, y reconoce que han sido muchos los compañeros que le han agradecido haber tirado de la manta. Pero siempre en privado. Sólo así, y en pocas ocasiones, se han expresado algunos de ellos también con verTele, alineándose con lo expuesto por el excolaborador de Late Motiv, lamentando el precedente que ha creado Movistar al disculparse por algo que no sucedió, y queriendo centrar el foco no sólo en Movistar+: esta situación denuncia la censura creciente para hacer comedia, y que ésta siempre viene desde el mismo lado, el de Vox. Partido que, al mismo tiempo, se “vende” como si él fuese el censurado.

Por su parte, Movistar+ y Telefónica han optado por mantener silencio. La compañía no ha realizado ninguna declaración en toda la semana, aún siendo directamente cuestionada sobre su versión de lo ocurrido.

Etiquetas
stats