"Ahora nos adoramos"

Nacho Guerreros estuvo un año sin hablar con Pablo Chiapella en 'LQSA': “Era muy desagradable”

Nacho Guerreros, durante su visita a 'Sobreviviré'

Redacción

Después de 12 temporadas, el equipo de La que se avecina funciona prácticamente como una familia. Y como en toda familia, los buenos recuerdos se mezclan con otros menos agradables. Así lo reconoció este martes uno de los protagonistas de la serie, Nacho Guerreros, que sorprendió en Sobreviviré con la siguiente revelación: “Estuve un año sin hablarme con un compañero”.

Estas son las 15 series más destacadas de noviembre, con 'Dexter', 'Cardo' y 'Narcos: México'

Estas son las 15 series más destacadas de noviembre, con 'Dexter', 'Cardo' y 'Narcos: México'

Según el actor, en la comedia vecinal “hay más buen rollo que otra cosa, pero hay veces que te enfadas”. Y precisamente eso, enfadarse, fue lo que le ocurrió a él con Pablo Chiapella. “Yo estuve un año sin hablarme con un compañero por una tontería que podíamos haber arreglado los dos. Afortunadamente, esto pasó hace muchos años y hace muchos años que volvimos a ser amigos otra vez”, explicó Guerreros sobre aquel incidente.

“Él lo pasó muy mal y yo también. Era muy desagradable querer tanto a una persona y estar con él sin dirigirnos la palabra excepto cuando tienes que compartir escena”, reconoció el célebre Coque de la serie de Telecinco, que ahora mismo guarda una gran relación con Chiapella: “Yo le adoro, porque nos adoramos”.

El día que Nacho Guerreros se lesionó en 'LQSA'

Por otro lado, Nacho Guerreros también recordó en el programa de Nagore Robles cómo se rompió el peroné durante una escena de la serie. “Estábamos rodando en un momento por un desahucio que había ocurrido”, y, de repente, dio un salto y “me senté encima del peroné”. En ese momento, el actor experimentó un dolor tan intenso “que casi me desmayo”. Es más, su lesión le tuvo tres semanas de baja y ocasionó más de un quebradero de cabeza al equipo de LQSA, que le necesitaba para terminar de rodar la temporada.

“Yo tenía que volver porque faltaba muy poco. No podían adaptar el guion a mi fractura porque ya había rodado el último capítulo con la pata normal. Me cogían planos medios o apoyado en un sitio para que no se notase”, contó sobre aquellos días, que se remontan al año 2016.

Etiquetas
stats