Grave crisis interna en la streamer

Netflix se enfrenta a una huelga de sus trabajadores trans en protesta por el criticado monólogo de Dave Chappelle

Dave Chappelle en 'The Closer'

Redacción

La marejada en Netflix tras el lanzamiento del especial The Closer de Dave Chappelle, está lejos de amainar, con la plantilla rebelándose ahora contra la plataforma. Los trabajadores trans de la compañía, apoyados por otros compañeros, ha organizado una huelga para el próximo miércoles 20 de octubre en protesta por el estreno del monólogo, en el que el cómico realizó chistes de corte tránsfobo, tal y como informa Los Angeles Times.

Críticas a Netflix por los comentarios despectivos sobre el colectivo LGTBI en el monólogo de Dave Chappelle

Críticas a Netflix por los comentarios despectivos sobre el colectivo LGTBI en el monólogo de Dave Chappelle

El movimiento surge después de que la empresa suspendiera de empleo y sueldo a tres trabajadoras por asistir sin estar invitadas a una reunión de directivos en la que se valoró el impacto negativo del formato de humor. Precisamente entre las afectadas estaba Terra Field, quien había criticado de forma pública la decisión de Netflix de dar espacio a The Closer en su catálogo pese a "sus ataques a la comunidad trans" y por cuestionar "la misma validez de lo trans".

Recordemos que el especial de stand-up, estrenado el pasado martes 5 de octubre en la streamer, contenía bromas sobre las mujeres trans y otros chistes con los que defendía la postura de otras personalidades como JK Rowling, archiconocida autora de la saga literaria Harry Potter, sobre la identidad de género. En un momento dado, se la estrella se declaró del "equipo TERF".

Una huelga para exigir más contenido LGTBIQ+

La suspensión ha sido revocada, al entenderse que no había "mala intención" en la actitud de la plantilla al personarse en la reunión, al entender que estaba abierta más allá de los puestos de responsabilidad. En cualquier caso, ha servido para que la indignación cunda en la instalaciones. Así, miembros de la plantilla han animado a sus compañeros a sumarse a un "día de descanso" a través de los diferentes medios de comunicación internos. Este vendrá antecedido por una reunión virtual, un día antes, donde cualquier trabajador podrá exponer su opinión al respecto.

"Nuestra dirección ha demostrado que no defiende los valores que nosotros sí abrazamos", decía un empleado de Netflix en unos de estos mensajes, difundidos de forma pública, secundado por 800 profesionales que representaban "minorías de género de toda clase y sus aliados". En el texto, se acusa a la compañía de no haber respondido a los mensajes que la plantilla había mandado para quejarse por la emisión de contenidos como el de Dave Chappelle: "No sé a ti, pero pedir que nos cuenten la historia completa y no solo exhiban cosas que hieren a la comunidad trans y LGTBIQ+ no parece que sea una petición inadmisible", continúa el mensaje, donde se exhortan a los colegas de empresa a "desafiar los mismos principios de nuestra compañía".

El objetivo de la protesta es mostrar a la cúpula el daño que sienten que ha causado el estreno del especial de Chappelle, en tanto que consideran inviable que se retire del catálogo. No en vano, Ted Sarandos, co-CEO de la compañía, ya advirtió que no tenían intención de eliminar The Closer de su biblioteca de contenidos. Lo que sí pretenden es hacer presión para aumentar el contenido LGTBIQ+ en la plataforma.

La trabajadora suspendida: "Me siento vindicada"

En un comunicado remitido el lunes a Los Angeles Times, un portavoz de Netflix afirmó que los empleados de la compañía "son animados a expresar su desacuerdo de forma abierta" sobre las intenciones de la empresa. "Apoyamos su derecho a hacerlo", añadían. Sin embargo, no se trataba de una alusión directa a las movilizaciones que ya se están coordinando en su seno, sino una respuesta a los rumores sobre la suspensión de Field y otras compañeras.

Netflix negó que esta sanción hubiese estado relacionada con la actividad en redes sociales, algo que Field también declaró tras su readmisión. "Voy a tomarme unos días libres para descomprimir y tratar de centrarme y saber dónde estoy. Como mínimo, me siento vindicada", decía, ante el apoyo recibido.

Chappelle, en la picota desde el estreno

En cuanto al protagonista de The Closer, Chappelle no ha vuelto a hacer ninguna declaración desde hace casi una semana, cuando se refirió a las críticas realizadas desde la Gay & Lesbian Alliance Against Defamation (GLAAD) y otros colectivos como un ejemplo de "cultura de la cancelación" durante una actuación realizada con motivo de la promoción del programa. "No sé que deciros... salvo que soy un hijo de puta", rio el cómico, a menudo en la picota por sus comentarios ofensivos. De hecho, ya había sido criticado por otros chistes sobre la comunidad trans dentro de sus especiales Equanimity y Sticks and Stones.

La GLAAD, de hecho, destacó el patrón de bromas de similar índole de estos monólogos en su comunicado: "La marca de Chappelle se ha convertido en sinónimo de ridiculizar a las personas trans y otras comunidades marginadas". La Coalición Nacional de Justicia Negra (NBJC), un grupo de defensa de los derechos civiles que sirve a la comunidad LGBTQ +, exigió también la eliminación de The Closer y una disculpa pública no solo de Chappelle sino de Netflix por darle espacio.

Curiosamente, quien sí ha salido en defensa del cómico ha sido la familia de la cómica trans Daphne Dorman, amiga de Chappelle que se suicidó en 2019, y a la que el humorista recordó en su rutina. "Daphne estaba maravillada con la generosidad de Dave. Sus bromas no le parecían ofensivas, groseras, obscenas ni nada de eso. Creía que eran divertidas. Daphne entendía el humor y la comedia y no se ofendía en absoluto. ¿Por qué lo íbamos a estar nosotros?", escribía su hermana en un mensaje a Daily Beast.

Etiquetas
stats