Previsiones

Netflix reconoce a sus accionistas el “impacto negativo a corto plazo” por el fin de las cuentas compartidas

Netflix avanza el impacto negativo del fin de las cuentas compartidas

Ted Sarandos y Greg Peters, nuevos co-CEO de Netflix, avanzaban en su primera entrevista tras asumir la responsabilidad conjunta que el fin de las cuentas compartidas de la plataforma era un objetivo claro y que, aunque trabajarían por “ganar de vuelta” a los espectadores a los que se les exigiese pagar más a fuerza de dar mejores contenidos, habría “clientes insatisfechos”. Pues bien, la propia compañía ha avanzado el efecto que tendrá a escala global.

Los nuevos responsables de Netflix avanzan los cambios y el futuro de la plataforma

Los nuevos responsables de Netflix avanzan los cambios y el futuro de la plataforma

Más de 100 millones de hogares en todo el mundo se verán obligados a pagar más para mantener una misma cuenta usada en varios hogares. Y, avanzan a sus accionistas, habrá inevitablemente “un impacto negativo” en lo que a bajas se refiere.

Un plan que ya habían anunciado que tendrá lugar en el primer trimestre de 2023. Según las últimas informaciones, el proceso arrancará a finales de este lapso de tiempo, previsiblemente a partir de finales de marzo, según medios como CBS.

Optimistas, pese a las previsiones, por los tests en Latinoamérica

La entrada en vigor de este cambio, que tendrá lugar en el primer trimestre de 2023 se debe a que las cuentas compartidas “socava nuestra capacidad a largo plazo para invertir y mejorar Netflix, así como para construir nuestro negocio”, explican en un documento recogido en medios especializados como Market Screener. Por ello, “estamos trabajando en crear nuevas funcionalidades que mejoren la experiencia”, lo que permitirá por ejemplo consumir contenidos durante viajes, en dispositivos móviles y similares.

No obstante, reconocen “algunos de los que tienen acceso a una cuenta dejarán de vernos, ya sea porque no pasen a ser miembros adicionales en el plan o creen cuentas propias, y el enganche a corto plazo, tal y como han registrado empresas externas como The Gauge de Nielsen, podría sufrir un ”impacto negativo“.

Partiendo de la experiencia de Latinoamérica, donde ya implantaron estos cambios para testear su viabilidad, “esperamos una reacción en forma de cancelaciones en cada mercado en el que hagamos pagar por compartir cuenta, lo que impactará a corto plazo en el crecimiento de nuestros suscriptores”. Con todo, hay confianza por parte de la directiva de Netflix a que se extrapole la situación de que ya se produjo en los países que han testeado estos recargos y nuevas modalidades de pago, “produciéndose un crecimiento sostenido en el tiempo”, según sigan estrenando contenidos de interés.

El 58,8% de los españoles se darán de baja, según un estudio

Cabe decir que los datos que maneja Netflix no son, ni mucho menos, ligeros: una reciente encuesta de Barlovento Comunicación revelaba que el 58% de los españoles con suscripción a Netflix se darían de baja una vez se les obligue a pagar más por ellas.

A ese respecto, los nuevos responsables de la streamer, en sustitución de Reed Hastings, se esmerarán en mejorar la oferta: “Si logramos dar un Miércoles o un Puñales por la espalda cada semana, lograremos recuperar a esa vasta mayoría de espectadores”, añade Peters, que se precia de la experiencia de consumidor que ofrece Netflix y aboga por no realizar un cambio drástico.

Etiquetas
stats