Vídeo

Nuria Roca, a una prostituta sobre las agresiones a mujeres: “Eso no te dejo que lo pongas en duda”

Piikara y Nuria Roca, en 'La Roca'

La nueva entrega de La Roca, este domingo 2 de octubre, analizó la recién llegada ley al Congreso que endurece las penas contra los proxenetas y que multará a los consumidores.

Juan del Val opina sobre la polémica de Laura Pausini: "Los famosos se tienen que mojar"

Juan del Val opina sobre la polémica de Laura Pausini: "Los famosos se tienen que mojar"

Para hablar sobre ello, Nuria Roca invitó a plató a Piikara, una prostituta del sindicato 'Otras', que representa cerca de 600 trabajadoras del sexo. La joven se sentó en la mesa y corrigió desde el principio lo que se había estado hablando ante de llegar ella: “Nosotras queremos tener derechos humanos. El debate jamás ha sido ni será abolición vs. regulacionismo”, señaló.

Y es que, según aclaró: “Ninguna trabajadora sexual potilizada, militante quiere un regulacionismo (...) Nosotras lo que buscamos es un modelo proderechos”, explicó.

Preguntada sobre si la nueva ley evitaría el abuso que existe en la prostitución, la joven criticó que se mezclaran ideas: “¿No hay abuso en el resto de sectores?, ¿la agricultura? ¿las internas? ¿las jornaleras? Queremos evitar la explotación con derechos laborales. La prostitución no se va a acabar, pero se puede regular con un modelo proderechos”, insistió.

Momento en el que Piikara y Nativel Preciado se enzarzaron en un tenso debate, al preguntarle si tienen accidentes laborales por ser agredidas por puteros: “¿Cómo folláis?, no me agreden nunca, evidentemente, ¿con qué clase de hombres os juntáis?”, respondió ofendida la invitada. Pero Roca interrumpió al escucharle: “Eso no te dejo que lo pongas en duda (...) Me parece utópico que hables de que existe una prostitución donde no hay abusos sexuales y donde no se ejerce abusos contra las mujeres, porque es una realidad, y me alegro de que tú no lo sufras pero hay un colectivo de mujeres que sí que lo sufre”, zanjó la presentadora.

A lo que Piikara aseguró que las mujeres que no pueden defenderse no lo hacen porque no puedan sino por el estigma de su trabajo, mientras Preciado recordó haber “entrevistado a prostitutas que lo son porque no tienen otro remedio y que necesitan defensa”. Ambas continuaron un debate sobre “vender un cuerpo”.

Etiquetas
stats