Orgullo 2020 Visibilidad LGTBI en la televisión: ¿es ya una realidad?

Visibilidad LGTBI en la televisión: ¿es ya una realidad?
Visibilidad LGTBI en la televisión: ¿es ya una realidad?

Analizamos la visibilidad LGTBI dentro de la televisión, y para ello hablamos con los responsables de algunas de las cadenas en abierto y también con el colectivo a través de la FELGTBI (Federación Española de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales). Todo indica que vamos por buen camino, pero no hay que bajar la guardia.

· ESPECIAL | Un Orgullo de dibujo: 5 hitos de las series de animación contemporánea para la representación LGTBI

· ENTREVISTA | Los Javis reivindican el Orgullo: "Los que tenemos voz debemos ser responsables y utilizarla"

Si algo es y puede ser la televisión es protagonista y poderosa. Instaurada en salones y cocinas de los hogares, su presencia no se reduce, ni mucho menos, al adorno. La pequeña pantalla es 'una más' en las casas de los millones de ciudadanos de nuestro país y, precisamente por ello, es igualmente responsable y agente de cambio, de mejora y de empeoramiento. Cada año, con la celebración del Día Internacional del Orgullo LGBTI, se reivindican los derechos del colectivo. Una lucha en la que cadenas y plataformas son fundamentales por el contenido que en ellas emiten, las personas que forman sus equipos y lo mucho o poco que apuesten por representar, visibilizar y normalizar.

Si echamos la vista atrás, ha pasado ya tiempo desde que la presencia de personajes y figuras con diferente orientación sexual eran excepciones e incluso motivo de mofa, señaladas como lo diferente y relegadas a espacios "más ligeros", como reconoce Miriam Guijarro, portavoz de Cultura de FELGTB (Federación Española de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales). Paulatinamente, su presencia se ha vuelto notoria. "Ahora podemos ver a personas LGTBI en todos los ámbitos, no solo en el entretenimiento", agradece. 

"Es algo prioritario"

Preguntamos a la cadenas para conocer su nivel de autocrítica, responsabilidad y balance al respecto. En concreto, con TVE y Atresmedia. También hemos querido contar con la visión de Mediaset para este reportaje, pero no hemos podido hablar con ninguno de sus directivos responsables que nos pudieran facilitar una opinión o visión del grupo. Así que empezaremos por la corporación pública, que ha preparado una programación especial para esta semana con la que "celebrar la diversidad". Su Director de Programas y Contenidos, Fernando López Puig, asegura que generar contenido inclusivo es "algo prioritario a la hora de encarar nuevos proyectos y contenidos ya existentes" en TVE.

Entre sus formatos, Operación Triunfo ha sido una clara muestra de inclusión, con castings que han incorporado a concursantes diversos y que ha organizado charlas sobre diversidad afectivo sexual, con las que generar conversación y reflexión sobre el tema. Respecto al talent musical, el directivo sostiene que "RTVE debe reflejar con veracidad la sociedad española de 2020. Sin ese requisito, programas como OT no podían haber funcionado". 

Desde Atresmedia, su Directora de Programas y Entretenimiento, Carmen Ferreiro, garantiza que "delante y detrás de las cámaras, la inclusión LGTBIQ entre nuestras filas ha estado muy presente". Y al mismo tiempo, aclara que en sus formatos "no se elige a un participante por su condición sexual. No creo que haya que cumplir una cuota porque ahí estaríamos haciendo una diferenciación".

En esta línea, son importantes también los rostros con los que cuentan los espacios, sea cual sea la cadena y el grupo. Si pensamos en las figuras que lideran y participan en programas de las parrillas de nuestra televisión en abierto, podemos citar nombres como Boris Izaguirre, Paloma del Río, Lorenzo Caprile, Sandra Barneda, Toñi Moreno, Jorge Javier Vázquez, Jesús Vázquez, Elsa Ruiz y Máximo Huerta. Se quedan muchos nombres en el tintero, lo cual es un claro ejemplo de avance y muestra de que cuando se normaliza una situación, desaparecen las excepciones que confirman las reglas.

"Los referentes positivos en la cultura son muy importantes"

Vayamos a la ficción. Ámbito en el que Montse García, su directora en Atresmedia, reconoce que la temática LGTBI "ocupa un lugar muy importante desde hace tiempo". Y cita ejemplos como Aquí no hay quien viva, Física o Química y Vis a Vis. Más recientemente han estrenado Luimelia, spin-off de los personajes interpretados por Paula Usero y Carol Rovira en Amar es para siempre; y Veneno. La serie creada por Javier Calvo y Javier Ambrossi sobre la vida de Cristina Ortiz. La directiva destaca de ella su "necesaria vertiente social. La protagonizan tres mujeres, tres actrices trans (Jedet, Daniela Santiago e Isabel Torres) interpretando cada una a la Veneno en una fase de su vida. Y ese espíritu se extiende al resto del reparto y equipo técnico". Precisamente la presencia de personas del colectivo LGTBI trabajando no sólo delante de las cámaras es algo que los propios Javis reconocieron y reivindicaron en su entrevista con Vertele. 

Sonia Martínez, Directora Editorial de Atresmedia Studios, responsable de la serie, reconoce que "en la sociedad, en general, falta representación del colectivo LGTBI, y sobre todo oportunidades". Motivo por el que desde la productora y concretamente en el proyecto, han "procurado que en todos los equipos que componen la producción estén representados". La directiva es consciente de que "la normalización es importante y será imposible alcanzarla si no hacemos que los contenidos recojan todo el abanico de realidades diversas".

Refiriéndose a TVE, Puig comenta incluyendo sus programas que "en la mayoría de nuestros contenidos se incorporan tramas, invitados, concursantes y perfiles de personajes que representen de la manera más constructiva posible a este colectivo". Del ente público, podemos señalar ejemplos de normalización como El Ministerio del Tiempo, La otra mirada y Cuéntame cómo pasó.

Irene Larra, icono lésbico en 'El Ministerio del Tiempo'
Irene Larra, icono lésbico en 'El Ministerio del Tiempo'

En este sentido, Guijarro aplaude que se haya dado una "evolución en términos positivos". En concreto, celebra que "los conflictos personales de los personajes cuando están dudando sobre su orientación sexual, no van acompañados de conflicto en el entorno. De que la familia y los amigos se lo tomen mal". La portavoz de FELGTB lo reconoce como "un gran paso" porque "cuando un joven se está planteando su proceso de autoaceptación, lo que más le puede tirar para atrás es cómo se lo tome el entorno".

Merlí y Skam son para ella dos títulos orientados al público juvenil que "sí tratan con bastante naturalidad la orientación sexual". Considera como fundamental en este cambio "la aparición de las plataformas de streaming y los canales temáticos de la TDT, que ha abierto las puertas a las series más diversas". Y de paso, ha llamado la atención del resto de grupos. "Se ha avanzado probablemente muy influidos por la llegada de Netflix a España. Trajo un panorama de personajes diversos que obligó a que el resto se haya puesto las pilas en ese aspecto. Bienvenido sea", considera.

Más allá de la pluralidad de personajes, Guijarro insiste en la relevancia de "los referentes positivos en la cultura para las personas del colectivo; y para los entornos y las personas que no pertenecen al colectivo, para que no vean que alguien que sale del armario va a vivir una tragedia y que va a generar un drama a su alrededor". Esa forma de "naturalizar" y de que la presencia de personajes LGTBI no implique que todas sus tramas tengan que girar en torno a su orientación sexual permite que sí refleje lo que pasa en la vida real. "Para cualquier persona LGTBI en nuestros entornos de trabajo ser gay o lesbiana no es el eje central de todas las conversaciones", sintetiza.

"Cada vez llegan más propuestas en pro de la diversidad"

Montse García, desde Atresmedia, apunta que "cada vez llegan más propuestas de series en pro de la diversidad de género, contando de una manera más honesta y sincera". La directiva opina que es señal y "fruto del tiempo en el que vivimos y de los avances que va dando la sociedad". Guijarro, por su parte, explica si los creadores "ven que a nivel social el ambiente es más favorable, y que series como Paquita Salas o Veneno están teniendo mucha repercusión, se empoderan para tratar los temas que realmente quieren tratar". En definitiva, "son más libres a la hora de crear".

¿Y de cara a futuro? ¿Cuáles son los retos a los que se enfrentan las cadenas en este aspecto? Por lo general, los responsables coinciden en que no hay que bajar la guardia. "No vemos tanto una carencia como el hecho de seguir incluyendo y aportando en todos nuestros espacios esta temática", indica Puig sobre TVE. García, en cuanto a Atresmedia, expone que están "en el camino, pero nos queda mucho por hacer". Añade que siguen trabajando "con la premisa de hacer series que lleguen y empaticen con el espectador, y cada vez son más las que basan su argumento en esta temática que está muy presente en la vida de los jóvenes hoy en día". Es más, subraya que precisamente "estas series demuestran cómo el colectivo LGTBI ha conseguido dar otra perspectiva a la televisión".

Guijarro concluye con optimismo y pide que se continúe por el mismo buen camino: "Que haya personajes diversos siempre que se pueda, que estén de una manera natural, en todo tipo de programas, incluidos los infantiles". Señala a su vez que "no nos vean como una amenaza. No queremos lavarle el cerebro a nadie, ni nada de eso. Simplemente, estamos ahí". Y como tantas veces hará falta repetir hasta que termine de calar el mensaje: "De lo que no es visible, no se habla, entonces es como si no existiera". Y por ello, "la visibilidad para todo el colectivo es muy importante".

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba