El contracronicOTe de 'Las Lauras'

Gala 8 de 'OT 2020': Maialen, la reina a la que rezamos para reventar la recta final

Maialen, en la Gala 8 de 'OT 2020'
Maialen, en la Gala 8 de 'OT 2020' Foto: Twitter Oficial OT 2020

Maialen utilizó su inmunidad como favorita para reventar pronósticos y salvar, en un acto de amor, a Bruno. Después, su votó a Anaju decidió que Gèrard y Hugo cayeran nominados. Así, no sólo va a quitarse de encima a uno de dos de los finalistas potenciales, sino que cada vez más, una de sus cinco plazas parece llevar su nombre.

· LA CRÓNICA | 'OT 2020' se volcó con el feminismo, despidió a Jesús y se convirtió en la peor noche de Samantha

· MÁS | 'OT' explica por qué omitió en su Gala 8 la charla feminista de Anna Pacheco que criticó la derecha: "No siempre se hacen vídeos"

Ni el 'Flaviazo', ni el brinco de Nia, ni tampoco el 8M -si no hubieran hecho el feo de no hacer mención a la charla de Anna Pacheco, quizás-. La reina absoluta de la gala 8 de OT 2020 fue Maialen. Por primera vez en lo que llevamos de edición, el cambio del privilegio del favorito generó una auténtica revolución. Al lado de lo que consiguió la navarra, clara candidata a arrebatarle el triunfo moral a Samantha, no importa lo que pase de aquí en adelante. Maialen ganadora. Pero empecemos por el principio.

Llegan las 22h de la noche y tenemos serias dudas sobre cómo van a salvar el despropósito de lesión de Samantha. La solución: sentarla en una silla de ruedas y actuar sin levantarse de unos coloridos pufs. Antes, nos sorprende que en vez de con grupal nos topemos con Nathy Peluso como arranque de la velada. "La grupal para el final"... ¿Por qué? Imperdonable que no enfoquen a Anaju cuando Roberto anuncia que la artista invitada es "la reina a la que ella le reza".

La gala se tiñe de morado y de nostalgia con vídeos de actuaciones de OT 2017 y 2018 como el Ella de Marta y María, Respect de Noelia y Alba Reche y La bikina de Ana Guerra. El responsable de sonido nos regala uno de los mejores momentos de la noche dejándose abierto el micro de Roberto mientras vemos el temazo con el que la canaria marcó un antes y un después en su concurso. Entona, como lo haríamos nosotras, el icónico "altanera preciosa y orgullosa".

Aterrizamos en el presente y vemos a Nia dándolo todo cual correcaminos en la Academia preparando su canción y vaticinando, una vez más, un  numerazo. Pero empiezan Anaju y Samantha, aunque poca 'fun' derrochan en su Girls I wanna have fun. La primera se defiende con soltura aunque se le va algo la afinación. Se esfuerza en moverse por las dos mientras Samantha nos sabe a bastante poco. Cuando acaban, Roberto menciona los departamentos en los que trabajan las 144 mujeres que hacen posible OT y ya definitivamente queremos darle un beso en los morros por lo majo y buen profesional que es.

Llega la diosa Nia y nos deja boquiabiertas, un poco al borde del infarto, cuando después de bailar y llegar a todas las notas, termina con un porté digno de Fama a bailar. Además, nos encantan las plumas con las que comienza. A lo Miriam en Dramas y comedias, pero más a lo bestia y con la presencia de esta canaria que se come la cámara y con su estilo hasta para caminar descalza.

Entonces nos da pena Gèrard, porque es al que le toca cantar después, con una canción en la que tiene que hacer de sexy. Pues bueno, el chiquillo mola y su solo con la guitarra nos convence. Pero seducir, seducir... tampoco. Las alfombras que debían de estar de oferta en el Rastro, menos aún. Jesús, sin embargo, nos emociona -a pesar de su look-. Puestos a vestir iguales a Roberto y a Javier Llano, qué mejor que un 3x1 con el último trillizo recitando "le he robado el alma al aire" en traje azul marino. Sabemos que no se va a quedar, pero nos alegra que el muchacho se despida bien.

Llega el primer momento de Maialen. Un vídeo muestra su 'juego de los cariñitos', conocido de las clases de Ética de los colegios para levantar el autoestima de la peña. Roberto no consigue que los concursantes le revelen demasiado sobre los autores de los mensajes. Su ya hartura le lleva hasta a lanzarles una pullita, demasiado suave: "Os tensionáis conmigo en las galas".

Lo salva el segundo hit de la navarra: sale al escenario y lo repeta con Just a girl. La cámara nos vuelve locas con tanta vuelta mientras está en la peseta, pero disfrutamos igual y nos rendimos con su plano -así sí- mirando a cámara levantando el dedo corazón.

Nos encanta la invitada Dora, que podría pasar por la hermana gemela de Cris (Irene Ferreiro) de Skam España, pero es la mismísima hija de Bimba Bosé. No entendemos por qué no se ha presentado al casting de OT y es que resulta que... ¡Tiene 15 años! El siguiente es Flavio, que contra todo pronóstico tras lo que había sufrido durante la semana, se marca su 'FLAVIAZO'. Casi nos da un parraque cuando tira el micro en Man! I feel like a woman. Qué barbaridad. Este sí consigue ser sexy, pasárselo bien y meter energía. Atrás quedaron sus días repitiendo pasos de Aquagym y Zumba.

Bruno cumple con el 'marrón' de interpretar La puerta violeta de Rozalen en pleno Día de la Mujer. Se le ve seguro y emocionado. Entre medias, revelan que Rafa le dejó a Eva sus calzoncillos cuando marchó de la Academia. Qué romántico. Después Natalia tiene -ya diario- recital de 'cómo no enfrentarte a tus haters', que es más cansina ya que Samantha con Carlos Right. Que ya es decir.

Eva es muuuy guay con Bad Guy. Numerazo suyo y de Vicky. Lástima que nos distrae esperar el salto que le habíamos visto dar en todos los ensayos y que confiábamos que haría encima de la mesa. Es un poco decepción, pero bueno, ha cumplido. Por último, Hugo, pues está correcto. Muy Dani Martín en su versión del Se acabó de María Jiménez. Se tira hasta al público. ¿Por qué entonces no dejaron que se lanzaran Maialen y Anaju en Con altura? Perdonamos pero no olvidamos.

Jesús cumple los pronósticos y se marcha con un 81%. Se nos rompe el corazón al ver las lágrimas de Nia. Nos enfada un poco la moda del "ivo, ivo, colectivo" cuando esperamos un beso de despedida. La gala vuelve a su curso y Queen Mailaen sale favorita. Contra todo pronóstico, decide usar la inmunidad para salvar... a ¡Bruno! Algo que ni él mismo se cree y a partir de este instante se le queda el rostro paralizado. Este gesto de amor verdadero nos enamora casi tanto como las lágrimas de Aitana tras la enésima nominación a Cepeda

Claro que entonces las quinielas se descabalan. Veíamos a Bruno como claro nominado. ¿Lo pagará ella? Tampoco, y no nos pude parecer más fantasía el giro de acontecimientos. El perjudicado es Hugo, "el siguiente en la lista", según aclara Llano. Junto a él, Samantha, Gèrard -en la mejor nominación de Natalia de toda la edición- y Anaju.

Noemí, enfadadísima, dice que no está de acuerdo y salva a Samantha. La tercera vez. Y sin querer ser malas, pensamos que sin el drama de la rodilla se hubiera quedado en el pozo. Pero nos reímos con su lamento "soy un cuadro" mientras le ayudan a cruzar la pasarela.

Queen Maialen vuelve a ser decisiva, y con su voto a Anaju decide el triple empate. Hugo y Gèrard, por lo tanto, se quedan en nuestras manos. Y así, señoras y señores, es como se revienta una gala, y si nos permitís, el cuadro de finalistas de OT 2020. Feliz día de LA mujer. 

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba