Vídeo

Patricia Betancort o cómo hilar de manera surrealista a un mítico del cine con un anuncio para adelgazar

Patricia Betancort en la entradilla del Cine Western

Redacción

Las piruetas verbales que en ocasiones han de dar los presentadores para hilar el contenido de las telepromociones dentro de una emisión pueden dejarnos momentos tan surrealistas como el presenciado este lunes 21 de octubre en la sobremesa de Trece.

Patricia Betancort vuelve a Trece tras el drástico cierre de su programa de sucesos

Patricia Betancort vuelve a Trece tras el drástico cierre de su programa de sucesos

Patricia Betancort se encargaba como de costumbre de dar la entradilla a la película del contenedor diario de cine western del canal. La elegida para este lunes era Busca tu refugio, dirigida por Nicholas Ray (responsable, por citar solo algunos ejemplos, de Johnny Guitar, Rebelde sin causa, Rey de reyes y 55 días en Pekín) y protagonizada por James Cagney (en uno de sus escasísimas incursiones en el Oeste cinematográfico). Tras mencionar algunos de los créditos más relevantes en la carrera como cineasta del estadounidense, la presentadora prosiguió la introducción de una forma cuando menos llamativa: "Además, era también actor y guionista. Yo imagino que se cuidaba bien y algo de ejercicio haría. Por cierto, ¿cuántas veces se ha dicho a sí mismo tengo que hacer ejercicio?", dijo, antes de destacar las bondades de la cinta andadora plegable que patrocinaba este espacio.

El momento ha sido recuperado y difundido en Twitter por directores como Paco Plaza y Borja Cobeaga, críticos de cine y cinéfilos en general.

Desconocemos cuáles eran sus hábitos de Nicholas Ray, pero lo que sí es cierto, como dejaba caer Betancort para justificar el pase a publicidad, es que también ejerció como actor ocasional, especialmente en sus últimos años. Le podemos ver en El amigo americano de Win Wenders y la adaptación del musical Hair a cargo de Milos Forman. Del mismo modo, también se conoce que participaba en las reescrituras de los guiones que se le encomendaban, aunque no acostumbrara a recibir crédito por esta labor.

Etiquetas