En 'Dar cera, pulir #0'

Patricia Conde demostró cómo deberían haber sido 'Las Chicas del Cable' para ser una serie feminista

Patricia Conde mostró cómo deberían haber sido 'Las Chicas del Cable' para ser una serie feminista

Netflix ha puesto fecha de fin a Las chicas del cable en su quinta temporada y en Dar cera, pulir #0 de Movistar+ han aprovechado la noticia para "introducirse" en la serie.

Netflix desconecta a 'Las chicas del cable': adiós para siempre con su quinta temporada

Netflix desconecta a 'Las chicas del cable': adiós para siempre con su quinta temporada

Patricia Conde y Ángel Martín explicaron que antes de estrenarse, "vendieron" la ficción como una serie feminista y al final ha demostrado todo lo contrario.

Para ello, los presentadores protagonizaron varios sketches en los que mostraron cómo deberían haber sido algunas escenas y cómo acabaron siendo.

Expectativas vs. Realidad en 'Las chicas del cable'

En la primera escena feminista aparecía Conde como una teleoperadora más, junto a un compañero que ejercía el mismo trabajo que ella. "Deberíamos luchar por nuestros derechos, tú y yo hacemos el mismo trabajo por lo que deberíamos cobrar lo mismo", le dice a su colega, a lo que él responde que le apoya y que se hace falta irá a la huelga con ella.

Seguidamente, la escena "real" de la ficción mostraba a Patricia trabajando junto a otra compañera mujer a la que le comentaba que quería quejarse al jefe y, aunque la amiga le animaba y pronunciaba el concepto "sororidad", ambas acababan cuchicheando sobre lo atractivo que era su superior y toda la reivindicación quedaba en un segundo plano: "Hablaré con Francisco y se lo diré claramente... es tan mono, creo que estoy u poquito enamorada de él".

En el siguiente sketch feminista vemos cómo Ángel Martin presenta al nuevo miembro del consejo de administración y es una mujer: "Era la candidata ideal para el puesto y ha pasado un exhaustivo proceso de selección" dice mientras ella saluda a Conde y su compañero.

Por el contrario, en la escena en la que imitan a la serie Ángel presenta al nuevo trabajador que es "el hijo del dueño" y al que reciben las dos teleoperadoras arreglándose el pelo. "Antes de irme, ¿cuál de las dos va a cenar conmigo esta noche?", es la pregunta que hace el nuevo fichaje y ambas corren a cada brazo para acompañarlo a la cita.

Etiquetas
stats