'El programa de AR'

Patricia Pardo sufre en Telecinco con una incómoda entrevista alabando al franquismo

Patricia Pardo en 'El programa de AR'

Complicado momento para Patricia Pardo el vivido este viernes 18 de febrero en El programa de AR. El magacín matinal abordó el caso de María Josefa, una mujer octogenaria que conduce sin carnet desde hace más de 50 años. La propia protagonista de la noticia atendía al micrófono de Telecinco desde su mismo coche, en una conexión que se ha desenfrenado sin que la presentadora pudiera enderezarla, hasta cortarla en seco.

Rocío Carrasco, en 'El programa de AR': "Vamos a dejar a mi hija a un lado y a centrarnos en la otra parte"

Rocío Carrasco, en 'El programa de AR': "Vamos a dejar a mi hija a un lado y a centrarnos en la otra parte"

La situación de la anciana ya había sido cubierta en su día por medios de comunicación, cuando trascendió la apertura de un juicio contra ella en 2017. En su día, ya aseguró que sí que tenía el carnet, que se examinó y aprobó en Ourense en 1963, pero que no llegó a recoger el documento certificativo. Ahora vuelve a estar de actualidad después de haber sido pillada nuevamente al volante.

“Si esto es justicia, se pueden ir todos con el demonio”

“Quiero que esté usted tranquila”, decía Pardo, que exponía que en realidad nunca llegaron a facilitarle el carnet de conducir a la mujer a causa de una cardiopatía. María Josefa, exaltada, negó la mayor. “Los que mandan ahora son todos una pandilla de ladrones y sinvergüenzas, y aparte pocos de ellos tienen madre reconocida”, exclamó la mujer, quejándose del trato de que la “llevaron a comisaría en zapatillas y camisón, me esposaron a la espalda”.

La entrevistada, muy nerviosa, llegaba a llamar “María Rosa o como se llame” a Pardo, que trataba de sobrellevar la situación. No servía de mucho, porque María Josefa continuaba quejándose de las sanciones recibidas: “Si esto es justicia, se pueden ir todos con el demonio, al inframundo, y que no salgan nunca más de allí”. La presentadora intentaba transmitirle “cariño y respeto” a la mujer, pero no servía para calmar los ánimos.

“Si hay un hecho que es objetivo es que usted no tiene carnet, tiene 80 años y no puede conducir”, advirtió Pardo, que despertó el enfado de María Josefa: “¿Cómo que no puedo? ¡Porque lo dicen ustedes! Me lo saqué en el 63. ¿Se enteran? Tengo el carnet desde hace casi 60 años”, decía, y argumentaba que le robaron toda la documentación décadas atrás en un viaje a Sevilla.

La frase sobre Franco que dio pie a acabar la entrevista

“Yo la entiendo y es una historia entrañable pero las normas están para cumplirlas”, razonaba la presentadora, intentando que la mujer entendiera la situación. No sirvió, pues la mujer profirió una inesperada loa a la dictadura franquista: “¿Pero qué normas? No me hable de normas. Si ahora ponen una y en media hora cambian de idea. ¿Qué normas hay ahora? Normas las había cuando vivía Franco. Quizás con el Rey Juan Carlos I también hubo 40 años de tranquilidad y de paz, pero esto es un sin saber, es totalmente un desastre”.

Después de este momento, Pardo, que trataba de contener una risa nerviosa, tomaba la decisión de zanjar el directo: “Me hubiera gustado que esta conversación hubiera sido más relajada y liviana”, reconoció. A María Josefa, aún así, le dio tiempo a acusar al presidente del gobierno, Pedro Sánchez, de “engañarla” con sus políticas: “Creí que era un hombre de honor, no tiene ni honor ni vergüenza”, dijo, antes de afirmar que estaba “protegida por nuestro Señor” y que sabía la fecha en que iba a morir: “A partir de los 85 años, mientras tanto me quedan cinco todavía”.

“¿Os creéis que estoy sudando? Estoy sudando de verdad”, confesaba Pardo a sus compañeros de mesa.

Etiquetas
stats