Crónica de la entrega en Telecinco

Carlos Sobera vivió su peor noche en 'Secret Story' tras salvar a los esperados

Paula Hergar

"Tendría que haber hecho caso a mi mujer cuando me dijo que me quedara en casa esta noche", lamentó Carlos Sobera tras la entrega más crítica de Secret Story: Cuenta Atrás. Y es que el presentador tuvo que mediar entre varios concursantes, abroncar a colaboradores y frenar varias situaciones que se le habían ido de las manos.

Desvelados los 17 secretos de 'Secret Story': lista completa por concursante

Saber más

La noche también vivió los bailes de los participantes que, por parejas, cumplieron con el reto con besos finales y la audiencia salvó de la lista de nominados a Luca y Sandra Pica.

Mientras en plató Adara y Gianmarco se reencontraron y les sentaron juntos en el sofá. Primero sin dirigirse ni la mirada y después enganchándose con indirectas y rencillas aún sin curar.

Carlos Sobera: "Vamos a no pasar barreras"

El presentador vivió una de las noches más complicadas este martes. Todo empezó cuando Frigenti y Cristina Porta tuvieron un careo en el que ella recordó el bullying que vivieron ambos de pequeños y él se marchó dolido. Sobera pidió que no se hablara del pasado y no se entrara en algo tan delicado.

Seguidamente, Lucía Pariente hizo un alegato contra Cristina Porta asegurando que ya había "tocado la zambomba. Tocado piel" antes de noviembre y que ahora nos estaba vendiendo un beso. Unas palabras que no gustaron ni dentro, ni fuera de la casa y el conductor le reprochó: "Vamos a no pasar barreras, porque entramos en mal gusto, comentarios un poco machistas, que no vienen bien aquí".

Pero también metió la pata María Jesús Ruiz cuando, en vez de hablar contra Sandra Pica, la animó y molestó a Cristina Porta y Julen con sus palabras. Por lo que Sobera, una vez más, tuvo que corregirle y pedirle que se ciñera a lo que le pedía el programa.

Todo ello, sumado a constantes enfrentamientos entre colaboradores durante la publicidad y lágrimas de concursantes por situaciones en directo, llevaron al vasco a lamentar haber ido al programa y no quedarse en casa junto a su mujer.

Se viene un gran duelo: Frigenti vs. Porta

Sandra Pica, Luca, Onestini, Cristina Porta y Miguel Frigenti eran los nominados de la semana entre los que, según los porcentajes ciegos, habían dos claros favoritos para salvarse y dos para marcharse.

Por lo que Sobera desveló el misterio: "El público ha decidido con sus votos que debe continuar en La casa de los Secretos: Luca". El italiano fue el primero en respirar hondo, al saber que le quedaba una semana más en el reality.

Minutos después conocían el nombre del siguiente afortunado: "El público ha decidido con sus votos que debe continuar en La casa de los Secretos: Sandra". Por lo que, como habían augurado los mismos nominados, se verán las caras en el duelo final los que fueron mejores amigos y ahora enemigos íntimos: Frigenti vs. Porta.

El reencuentro de Adara y Gianmarco en plató

Tras la expulsión de Adara, el programa le dio la bienvenida a plató con la sorpresa de sentar junto a ella a Gianmarco. Ambos se vieron pero no se saludaron. Eso sí, las indirectas no tardaron en surgir.

"¿Qué enfadado vienes, no?", decía ella y él le contestaba que no se preocupara porque le habían "echado dos veces del concurso". A lo que ella respondía: "Te recuerdo que tú quedaste segundo en Supervivientes que jode más". En ese momento se engancharon y ella acabó asegurando que no le echaba nada de menos: "Tengo a un pedazo de tío esperándome en casa".

Lágrimas de Cristina por el careo contra Frigenti

Cristina y Frigenti protagonizaron uno de los careos más tensos de la edición. Ambos se encontrar en la sala para repasar lo que había dicho el uno del otro y el colaborador no tuvo problema en reafirmarse en las críticas que había hecho en el cubo.

Ella se sorprendió porque, a diferencia de él, no había vídeos poniéndole verde: "No entiendo que, después de haberlo pasado mal en la infancia me hagas lo mismo a mí", dijo ella y él se sintió ofendido y se marchó. El presentador le convenció para regresar y ahí estalló todo: "No es que tenga rencor ni nada, yo analizo lo que ha pasado en la casa. Es injusta, totalitaria y dictadora".

La periodista seguía anonada por tanta rabia contra ella: "¿Yo qué le he hecho tan malo para que me tenga tanta manía? Si solo quería que volviera porque le echaba de menos. Las dos primeras semanas hablamos de eso, que habíamos vivido lo mismo en el colegio y lo habíamos pasado mal".

Al regresar al comedor, ella no pudo reprimir las lágrimas: "No puedo más, ha salido un mes y medio y ha venido aquí a hacerme daño. Nunca haría conscientemente daño a nadie, y por eso no le entiendo, porque yo he pasado lo que he pasado y no lo haría. Puedo hacer y sentir lo que me dé la gana, piensa lo que quieras pero puedes dirigirte a mí sin maldad y con respeto. No estoy acostumbrada a eso", lamentó.

Pero Frigenti no se ablandó: "Estos ejercicios de llorar en directo no me los creo. Para mí el límite más importante es no hablar de la vida anterior.", subrayó

La prueba con más besos de la edición

La prueba semanal consistió en hacer unas coreografías de baile en parejas. Dúos que no eran los habituales pero que acabaron, casi todos, con un beso como broche final.

Cristina y Julen fueron los primeros en romper el hielo, pero no sellaron su buena sintonía. En cambio, Luca y Sandra Pica estuvieron a punto de hacerlo. Los Gemeliers sí que se besaron con Luis y Frigenti y el público lo premió. "Dani y Luis se llevan una cena íntima para disfrutar a solas".

🟢 Si no te quieres perder ninguna de nuestras noticias, suscríbete a nuestros boletines.

"Tendría que haber hecho caso a mi mujer cuando me dijo que me quedara en casa esta noche", lamentó Carlos Sobera tras la entrega más crítica de Secret Story: Cuenta Atrás. Y es que el presentador tuvo que mediar entre varios concursantes, abroncar a colaboradores y frenar varias situaciones que se le habían ido de las manos.

Desvelados los 17 secretos de 'Secret Story': lista completa por concursante

Saber más

La noche también vivió los bailes de los participantes que, por parejas, cumplieron con el reto con besos finales y la audiencia salvó de la lista de nominados a Luca y Sandra Pica.

Mientras en plató Adara y Gianmarco se reencontraron y les sentaron juntos en el sofá. Primero sin dirigirse ni la mirada y después enganchándose con indirectas y rencillas aún sin curar.

Carlos Sobera: "Vamos a no pasar barreras"

El presentador vivió una de las noches más complicadas este martes. Todo empezó cuando Frigenti y Cristina Porta tuvieron un careo en el que ella recordó el bullying que vivieron ambos de pequeños y él se marchó dolido. Sobera pidió que no se hablara del pasado y no se entrara en algo tan delicado.

Seguidamente, Lucía Pariente hizo un alegato contra Cristina Porta asegurando que ya había "tocado la zambomba. Tocado piel" antes de noviembre y que ahora nos estaba vendiendo un beso. Unas palabras que no gustaron ni dentro, ni fuera de la casa y el conductor le reprochó: "Vamos a no pasar barreras, porque entramos en mal gusto, comentarios un poco machistas, que no vienen bien aquí".

Pero también metió la pata María Jesús Ruiz cuando, en vez de hablar contra Sandra Pica, la animó y molestó a Cristina Porta y Julen con sus palabras. Por lo que Sobera, una vez más, tuvo que corregirle y pedirle que se ciñera a lo que le pedía el programa.

Todo ello, sumado a constantes enfrentamientos entre colaboradores durante la publicidad y lágrimas de concursantes por situaciones en directo, llevaron al vasco a lamentar haber ido al programa y no quedarse en casa junto a su mujer.

Se viene un gran duelo: Frigenti vs. Porta

Sandra Pica, Luca, Onestini, Cristina Porta y Miguel Frigenti eran los nominados de la semana entre los que, según los porcentajes ciegos, habían dos claros favoritos para salvarse y dos para marcharse.

Por lo que Sobera desveló el misterio: "El público ha decidido con sus votos que debe continuar en La casa de los Secretos: Luca". El italiano fue el primero en respirar hondo, al saber que le quedaba una semana más en el reality.

Minutos después conocían el nombre del siguiente afortunado: "El público ha decidido con sus votos que debe continuar en La casa de los Secretos: Sandra". Por lo que, como habían augurado los mismos nominados, se verán las caras en el duelo final los que fueron mejores amigos y ahora enemigos íntimos: Frigenti vs. Porta.

El reencuentro de Adara y Gianmarco en plató

Tras la expulsión de Adara, el programa le dio la bienvenida a plató con la sorpresa de sentar junto a ella a Gianmarco. Ambos se vieron pero no se saludaron. Eso sí, las indirectas no tardaron en surgir.

"¿Qué enfadado vienes, no?", decía ella y él le contestaba que no se preocupara porque le habían "echado dos veces del concurso". A lo que ella respondía: "Te recuerdo que tú quedaste segundo en Supervivientes que jode más". En ese momento se engancharon y ella acabó asegurando que no le echaba nada de menos: "Tengo a un pedazo de tío esperándome en casa".

Lágrimas de Cristina por el careo contra Frigenti

Cristina y Frigenti protagonizaron uno de los careos más tensos de la edición. Ambos se encontrar en la sala para repasar lo que había dicho el uno del otro y el colaborador no tuvo problema en reafirmarse en las críticas que había hecho en el cubo.

Ella se sorprendió porque, a diferencia de él, no había vídeos poniéndole verde: "No entiendo que, después de haberlo pasado mal en la infancia me hagas lo mismo a mí", dijo ella y él se sintió ofendido y se marchó. El presentador le convenció para regresar y ahí estalló todo: "No es que tenga rencor ni nada, yo analizo lo que ha pasado en la casa. Es injusta, totalitaria y dictadora".

La periodista seguía anonada por tanta rabia contra ella: "¿Yo qué le he hecho tan malo para que me tenga tanta manía? Si solo quería que volviera porque le echaba de menos. Las dos primeras semanas hablamos de eso, que habíamos vivido lo mismo en el colegio y lo habíamos pasado mal".

Al regresar al comedor, ella no pudo reprimir las lágrimas: "No puedo más, ha salido un mes y medio y ha venido aquí a hacerme daño. Nunca haría conscientemente daño a nadie, y por eso no le entiendo, porque yo he pasado lo que he pasado y no lo haría. Puedo hacer y sentir lo que me dé la gana, piensa lo que quieras pero puedes dirigirte a mí sin maldad y con respeto. No estoy acostumbrada a eso", lamentó.

Pero Frigenti no se ablandó: "Estos ejercicios de llorar en directo no me los creo. Para mí el límite más importante es no hablar de la vida anterior.", subrayó

La prueba con más besos de la edición

La prueba semanal consistió en hacer unas coreografías de baile en parejas. Dúos que no eran los habituales pero que acabaron, casi todos, con un beso como broche final.

Cristina y Julen fueron los primeros en romper el hielo, pero no sellaron su buena sintonía. En cambio, Luca y Sandra Pica estuvieron a punto de hacerlo. Los Gemeliers sí que se besaron con Luis y Frigenti y el público lo premió. "Dani y Luis se llevan una cena íntima para disfrutar a solas".

🟢 Si no te quieres perder ninguna de nuestras noticias, suscríbete a nuestros boletines.

"Tendría que haber hecho caso a mi mujer cuando me dijo que me quedara en casa esta noche", lamentó Carlos Sobera tras la entrega más crítica de Secret Story: Cuenta Atrás. Y es que el presentador tuvo que mediar entre varios concursantes, abroncar a colaboradores y frenar varias situaciones que se le habían ido de las manos.

Desvelados los 17 secretos de 'Secret Story': lista completa por concursante

Saber más

La noche también vivió los bailes de los participantes que, por parejas, cumplieron con el reto con besos finales y la audiencia salvó de la lista de nominados a Luca y Sandra Pica.