Pepa Bueno considera "una desproporción" el despido de un trabajador a consecuencia del polémico rótulo sobre la princesa Leonor que se pudo ver la pasada semana en La hora de La 1. La periodista y directora de Hora 25 (Cadena Ser) ha empleado ese término durante su conversación con Ignacio Escolar en el espacio de entrevistas Conectados de elDiario.es.

La participación de la periodista, que estuvo al frente del Telediario 2 entre 2009 y 2012, ha hablado con sinceridad de sus impresiones al ver el ya famoso titular que aparecía impresionado en pantalla mientras se hablaba de la salida de España de la infanta, rumbo a Gales, a fin de continuar sus estudios: "Leonor se va de España, como su abuelo".

"Cuando lo vi, dije, 'Dios mío', porque la radiotelevisión tiene un deber institucional muy serio", decía la presentadora.

"Me espanté, no por el rótulo sino por las consecuencias"

"Sé que significa en RTVE eso que pretendía ser sarcástico, sé el alcance que tiene", comenta la periodista sobre el trabajo en la corporación. "Eso en los medios públicos suele tener un coste altísimo, porque es lo que los define, la institucionalidad y la relación con otras instituciones del estado", recalca Bueno, que reconoce: "Me espanté, no por el rótulo sino por las consecuencias que podía tener".

Habiendo conducido el informativo, sabe bien que en Televisión Española "cada palabra que dices, un error que cometas, todo se magnifica", porque "todos quieren instrumentalizar a la radiotelevisión y utilizarla en la batalla política". Compara la sensación de presentar el Telediario con la de tener "un francotirador apuntando a la cabeza".

RTVE "tiene que aspirar a una audiencia mayoritaria"

Por ello, considera que el rótulo de marras "no es algo baladí, es un error, pero entre eso y un despido hay un larguísimo recorrido". "Me parece una barbaridad despedir a alguien por eso", dice la periodista sobre el cese de Bernat Barrachina, guionista que pertenecía a Tesseo, la productora encargada de La hora de La 1.

Bueno se encuentra presentando Vidas arrebatadas (Planeta), un libro-reportaje en el que narra la historia de dos hermanos que vivían en la casa cuartel de la Guardia Civil de Zaragoza cuando ETA voló el edificio en pedazos en 1987. Sobre esta publicación ha basculado una entrevista en la que ha defendido la necesidad de contar con radiotelevisiones públicas.

"La radiotelevisión pública tiene objetivos diferentes que son atender a toda la sociedad haga o no haga audiencia, pero mejor que la haga. Tiene que aspirar a una audiencia mayoritaria y atender a colectivos medios y asuntos que los medios privados no tienen que ocuparse".

Etiquetas
Publicado el
stats