'Pesadilla en El Paraíso' expulsó a su mayor tentación y logró la nominación más dolorosa

Paula Hergar

La gala 13 de Pesadilla en El Paraíso vivió la expulsión con mása diferencia de votos hasta la fecha en el reality. La audiencia tuvo muy claro que el que debía marcharse era Manu, frente a una Bea a la que prefirieron dejar.

Las muy diferentes 'Pesadillas' televisivas de Telecinco y laSexta

Más

Eso sí, minutos después, los compañeros volvieron a sacarla a la palestra y en esta ocasión con un compañero que le dolía más: Dani, su novio. Por lo que los siguientes serán “los últimos días de la pareja”, como señaló Lara Álvarez.

Y es que durante la gala se emitieron algunos vídeos que resumían la que podía haber sido su peor semana de discusiones: “Me das asco, sacas lo peor de mí”, fueron algunas de las frases que se dedicaron, además de eructos.

Pero si hubo una sorpresa en esta noche de miércoles, esa fue la de ver a Victor Janeiro rompiendo su paz mental, en una discusión con el mismo Dani. “Si consigo hacer discutir a Victor me pongo una medalla”, bromeaba este último.

La audiencia prefirió seguir viendo a Bea

Durante la semana, el programa ya había mostrado unos porcentajes ciegos muy desiguales y en la gala aún se extremaron más. “Con un 25% y un 75% ya hay uno que está fuera indiscutiblemente”, adelantaba Lara.

Para continuar con la elección de la audiencia: “Los espectadores han decidido que el expulsado sea Manu”. Ambos se abrazaron y ella fue la primera en hablar: “Quiero agradecer a toda la gente que ha votado para salvarme. Confiaba que tenía apoyo pero no sabía que tanto”.

Seguidamente, fue el turno del ex participante de La isla de las tentaciones: “Acepto la derrota y pa'lante. Lo veo todo con positividad y algo bueno vendrá. Me llevo amistades que creo van a ser auténticas fuera. Me he comportado tal y como soy y si le he hecho daño a alguien le pido perdón”.

Los primeros halagos de la edición

Todo el reality se ha caracterizado por las discusiones continuas entre unos y otros concursantes, los insultos, las venganzas, las bromas pesadas y hasta las puñaladas por la espalda.

Por lo que el programa les propuso dedicarse piropos y buenas palabras por primera vez. Diciéndose lo mejor de cada uno. Para ello, en una pizarra ponían el nombre de alguien y solo podían escribir sus virtudes:

De Iwan señalaron que era “trabajador, de buen corazón, ambicioso, transparente”; mientrs que de Israel llegaron a decir que era “todo corazón y como un osito”. Sobre Daniela escribieron que es una “sorpresa, soñadora, familia, maravillosa”.

Los dos nuevos titanes nominados

Tras las nominaciones de los compañeros, Dani e Iwan fueron los más votados y quedaron empatados. Por lo que fue cosa del capataz el deshacer tal situación: “Por mis valores, nomino a Dani”, dijo Israel.

Y Manuel, el expulsado, decidió que fuera Bea la que saliera a la palestra, ya que había sido expulsado contra ella. Algo que la ganadora de GH no se tomó del todo bien: “Es una nominación fea y me sabe un poco mal. Si se fuera él me sabría mal porque he venido a mitad de concurso pero me lo merezco igual, por lo que pido a todos los que me han apoyado que lo sigan haciendo”.

En plató todos estuvieron de acuerdo con que la nominación de ambos era “lo mejor que les puede pasar” porque la convivencia entre los dos es insostenible.

La gala 13 de Pesadilla en El Paraíso vivió la expulsión con mása diferencia de votos hasta la fecha en el reality. La audiencia tuvo muy claro que el que debía marcharse era Manu, frente a una Bea a la que prefirieron dejar.

Las muy diferentes 'Pesadillas' televisivas de Telecinco y laSexta

Más

Eso sí, minutos después, los compañeros volvieron a sacarla a la palestra y en esta ocasión con un compañero que le dolía más: Dani, su novio. Por lo que los siguientes serán “los últimos días de la pareja”, como señaló Lara Álvarez.

Y es que durante la gala se emitieron algunos vídeos que resumían la que podía haber sido su peor semana de discusiones: “Me das asco, sacas lo peor de mí”, fueron algunas de las frases que se dedicaron, además de eructos.

Pero si hubo una sorpresa en esta noche de miércoles, esa fue la de ver a Victor Janeiro rompiendo su paz mental, en una discusión con el mismo Dani. “Si consigo hacer discutir a Victor me pongo una medalla”, bromeaba este último.

La audiencia prefirió seguir viendo a Bea

Durante la semana, el programa ya había mostrado unos porcentajes ciegos muy desiguales y en la gala aún se extremaron más. “Con un 25% y un 75% ya hay uno que está fuera indiscutiblemente”, adelantaba Lara.

Para continuar con la elección de la audiencia: “Los espectadores han decidido que el expulsado sea Manu”. Ambos se abrazaron y ella fue la primera en hablar: “Quiero agradecer a toda la gente que ha votado para salvarme. Confiaba que tenía apoyo pero no sabía que tanto”.

Seguidamente, fue el turno del ex participante de La isla de las tentaciones: “Acepto la derrota y pa'lante. Lo veo todo con positividad y algo bueno vendrá. Me llevo amistades que creo van a ser auténticas fuera. Me he comportado tal y como soy y si le he hecho daño a alguien le pido perdón”.

Los primeros halagos de la edición

Todo el reality se ha caracterizado por las discusiones continuas entre unos y otros concursantes, los insultos, las venganzas, las bromas pesadas y hasta las puñaladas por la espalda.

Por lo que el programa les propuso dedicarse piropos y buenas palabras por primera vez. Diciéndose lo mejor de cada uno. Para ello, en una pizarra ponían el nombre de alguien y solo podían escribir sus virtudes:

De Iwan señalaron que era “trabajador, de buen corazón, ambicioso, transparente”; mientrs que de Israel llegaron a decir que era “todo corazón y como un osito”. Sobre Daniela escribieron que es una “sorpresa, soñadora, familia, maravillosa”.

Los dos nuevos titanes nominados

Tras las nominaciones de los compañeros, Dani e Iwan fueron los más votados y quedaron empatados. Por lo que fue cosa del capataz el deshacer tal situación: “Por mis valores, nomino a Dani”, dijo Israel.

Y Manuel, el expulsado, decidió que fuera Bea la que saliera a la palestra, ya que había sido expulsado contra ella. Algo que la ganadora de GH no se tomó del todo bien: “Es una nominación fea y me sabe un poco mal. Si se fuera él me sabría mal porque he venido a mitad de concurso pero me lo merezco igual, por lo que pido a todos los que me han apoyado que lo sigan haciendo”.

En plató todos estuvieron de acuerdo con que la nominación de ambos era “lo mejor que les puede pasar” porque la convivencia entre los dos es insostenible.

La gala 13 de Pesadilla en El Paraíso vivió la expulsión con mása diferencia de votos hasta la fecha en el reality. La audiencia tuvo muy claro que el que debía marcharse era Manu, frente a una Bea a la que prefirieron dejar.

Las muy diferentes 'Pesadillas' televisivas de Telecinco y laSexta

Más

Eso sí, minutos después, los compañeros volvieron a sacarla a la palestra y en esta ocasión con un compañero que le dolía más: Dani, su novio. Por lo que los siguientes serán “los últimos días de la pareja”, como señaló Lara Álvarez.