'Pesadilla en El Paraíso': Carmen Bazán reapareció tras una década en una noche a lo 'Tentaciones'

Víctor Janeiro y Carmen Bazán, en 'Pesadilla en El Paraíso'

Paula Hergar


La nueva entrega de Pesadilla en El Paraíso dio una lección de amor sano, con la entrada a la granja de Pablo -el novio de Steisy- con una primera intención de sorprenderla, hasta que le mostraron vídeos de las últimas horas de su novia con Dani. En las imágenes, aparecían ambos besándose, acariciándose mientras dormían y confesándose sus sentimientos.

'Pesadilla en el Paraíso' se cargó de un plumazo a sus dos "malvados" y asombró con una relación express

'Pesadilla en el Paraíso' se cargó de un plumazo a sus dos "malvados" y asombró con una relación express

Aunque ambos recalcaban que era una amistad, también aseguraban que sentían atracción y que si ella no tuviera pareja, podrían emprender algo más que amistad.

Tras los vídeos, a Pablo le fue cambiando la cara y aseguró que venía a animarle a ella, pero que todo empezaba a darle “rabia y vergüenza”. Y, aunque la había defendido hasta el extremo, cada vez le era más difícil seguir con ello: “Creo que no me lo merezco. Se están riendo en mi cara los dos. Ella me conoce y ya nos ha pasado en otro reality y no entiendo esta actitud de ella. Está en un mundo paralelo y no se acuerda de su vida real fuera”.

Mientras que por Dani - que aseguraba ser su amigo- también sentía decepción: “Él viene con un papel de romper parejas y ella está cayendo. Era amigo mío pero ya no lo va a ser. Con una pareja de un amigo estas cosas no se hacen. Es todo una falta de respeto por parte de los dos”.

El enfrentamiento inicial de Pablo con Dani

Ante tal reacción, el programa dejó que antes de ver a Steisy, se encontrara con Dani. Al verse, se saludaron cordialmente y empezó hablando el invitado: “Estoy jodido porque no tiene puta gracia lo que estáis haciendo. ¿Tú ves normal la mierda que hacéis? Que os besáis, que dormís juntos, que os tocáis la entrepierna... Lo último que me esperaba de ti es que como amigo mío repitieras tu papel en las Tentaciones, en de Solo/Sola y ahora romper otra pareja”.

Algo sobre lo que Dani no estaba nada de acuerdo: “Pensaba que venías a darme las gracias por cuidarla y por protegerla. Creo que te equivocas, y estoy tranquilo de lo que he hecho. Siento que es una gran amiga y la tengo como una hermana. Nunca hemos sobrepasado los límites”.

Pero el novio no encontraba explicación: “Dices que es como tu hermana pero también has dicho que te atrae, ¿sabes lo que es respetar a la novia de un amigo?”. Y Dani respondía anonadado: “Si fuera así Patri no estaría conmigo como está”.

Poco a poco se fueron calmando y Pablo acabó en son de paz: “Sé lo complicado que es estar aquí y no quería venir así pero me han puesto unos vídeos que no me han gustado nada. Estaba calentito. Te sigo teniendo cariño, fuera para ti está todo perfecto, y solo te pido que quiero dormir por las noches”. Algo que el concursante aceptó y se abrazaron.

El reencuentro con Steisy: “Me he sentido vacilado por mi novia y por mi amigo”

Al llegarle el turno a Steisy, antes la sentaron junto a Lara sin saber que había venido Pablo. Junto a la presentadora confesó tener miedo por lo que podría estar entendiéndose fuera y entonces entró el novio para aclararle lo ocurrido:

Te pedí solo una cosa antes de entrar y te la has pasado por el forro. Me toca estar en un plató defendiéndome a mí, a ti y a nuestra relación. Me han puesto unos vídeos últimos que me han jodido. Hay comentarios que sobran, caricias en el culo, dormís abrazados... me he sentido vacilado por mi novia y por mi amigo”, empezó diciendo.

Steisy no pudo evitar las lágrimas al ver a su pareja decepcionada: “Es que no lo entiendes. Es muy difícil esto, lo estoy pasando fatal, no he ido a un reality más heavy. Psicológicamente no estoy bien, lloro todos los días, sueño cosas raras... Dani sabe que estoy enamorada de ti, le hablo todo de ti. Aquí necesito alguien como tú”.

Pero Pablo, de la manera más tierna y tranquila posible, le hizo entender lo que estaba sintiendo él fuera: “Yo en ti confío y sé que no vas a hacer nada con mala fe para hacerme daño. Pero los besos en la boca, caricias en el culo, decirle que es tu marido... no quiero que te cargues lo que tenemos por una tontería de las semanas que sean. Como te estoy avisando ya no tendrás excusa, ya sabes cómo estoy”.

Ella lamentó tener que cortar la relación que le protegía: “A veces necesito abracicos, y besicos. Te echo mucho de menos, tengo muchas ganas de verte. Con Dani tendré que cortar la relación en ese aspecto, va a costar porque emocionalmente me cuesta aquí dentro”.

Y Pablo acabó con un abrazo y entendiéndose el uno al otro: “Yo te entiendo a ti pero tú entiéndeme a mí. Yo estoy enamorado cabreado. Quiero que me respetes como pareja porque fuera estoy jodido”. Así ambos se besaron y juraron amor del sano y del abierto.

La sorpresa de Víctor con su madre, Carmen Bazán

Víctor se sentó junto a Lara sin saber que por detrás estaba acercándose Carmen Bazán, su madre. Le tapó los ojos y al descubrirla se echó a sus pies.

Ambos se emocionaron y ella le entregó un tupper que no soltó. Tampoco le soltó la mano a su madre, que le dijo que estaba orgullosa de él: “Yo lo veo bien, hay discusiones pero tú eres como eres. Me gusta lo que está haciendo, sin meterse en peleas. Que está a favor de todos porque todos son compañeros. Para mí todos son campeones por estar aquí”.

Las palabras de la novia de Marco que le derrumbaron

Marco también tuvo su propia sorpresa al ver un vídeo que le había mandado Sarah, su novia: “Te echamos mucho de menos, estamos orgullosos de ti. Solo quiero que vuelvas, hablar contigo, espero que te guste mi pelo. Estoy feliz de tenerte como compañero. Te quiero, espero que seas fuerte y muchos besos. Cada vez es más difícil estar sin ti. Te espero aquí, tu familia está fenomenal”.

El italiano no pudo reprimir las lágrimas al ver a su chica en su apartamento: “Llevamos un año juntos y la he dejado sola casi dos meses, me siento un poco culpable, sinceramente de haber sido egoísta de dejarla tanto tiempo sola. Está más hermosa que nunca. Me da fuerza y ahora entiendo lo que siento por ella, nunca he estado sin hablar con ella”.

Con emoción y algo más de fuerza, sentenció: “Ahora no tengo duda de que es la mujer de mi vida. Estoy deseando retomar nuestra relación como era antes”.

Etiquetas
stats