Revolución

'Pesadilla en El Paraíso' reúne a Sandra Barneda y Nagore Robles en la segunda edición, que pierde a Lara Álvarez

Pesadilla en El Paraíso afronta cambios de relieve de cara a su segunda edición en Telecinco, cuya puesta en marcha avanzó verTele a comienzos de mes. El reality show producido por Fremantle para Mediaset, que renovó el mes pasado pese a su discreta acogida, tendrá nueva copresentadora para su siguiente etapa: Lara Álvarez abandonará el concurso de convivencia, que arrancará la nueva temporada en enero, pocas semanas después de acabar la primera.

Nagore Robles pide que Bea Retamal sea la próxima expulsada de 'Pesadilla en El Paraíso'

Más

En contrapartida, entran dos nuevas profesionales, cuya vinculación ya supone un aliciente: Sandra Barneda y Nagore Robles. Las dos presentadores acompañarán a Carlos Sobera en este nueva temporada, que se encuentra ya en pleno proceso de casting para elegir a los concursantes famosos, ha comunicado el grupo en una nota.

Sobera, las galas principales; Barneda, los debates

Sobera estará al frente de las galas semanales de la nueva edición, en las que tendrán lugar acontecimientos clave en la mecánica del concurso, mientras que Barneda será la encargada de abordar la última hora de los participantes y analizar las situaciones más destacadas de su estancia en El Paraíso en los debates del formato.

Ambos conectarán en sus respectivos programas con  Robles, que debutará como presentadora de un formato de telerrealidad desde Jimena de la Frontera, donde dirigirá los juegos que tendrán que afrontar los concursantes y ofrecerá de primera mano el relato de la convivencia de los protagonistas y sus esfuerzos por mejorar sus condiciones de vida en un entorno rural sin ningún tipo de comodidades.

El reclamo de “unir” a Barneda y Nagore

La salida de Álvarez no debe sorprender, máxime teniendo en cuenta que el objetivo de esta segunda edición de Pesadilla en El Paraíso es el de dar contenido a Telecinco con margen suficiente hasta arrancar Supervivientes 2023. Álvarez se ha convertido en pieza indispensable del formato de Bulldog TV desde que entrase al equipo en 2015 para sustituir a Raquel Sánchez Silva como copresentadora desde Honduras. Bajarse de este Pesadilla le permitirá descansar y prepararse antes de ese cometido.

Así, será el nuevo gran proyecto profesional de Robles después de haber conducido Baila conmigo en Cuatro. Además, le permitirá mantenerse en un formato que conoce sobradamente. Robles no solo ha sido tertuliana de la primera edición, aún en emisión; sino que fue la ganadora de la encarnación anterior, Acorralados, en 2011. Hay que recordar que también presenta el vídeo-podcast Nos hemos liado, junto a Alba Carrillo, para Mtmad.

Ahora bien, hay un aliciente adicional en esta confección del equipo de Pesadilla en El Paraíso, que está en el hecho de unir a Robles y Barneda, que rompieron una larga relación sentimental en febrero.

Las claves de la nueva etapa de 'Pesadilla'

Recordemos que fue verTele el medio que adelantó que el reality show iba a ser renovado por una segunda edición prevista para enero. Una edición, además, con múltiples cambios. Empezando por una mecánica reformulada y por el cambio en el casting, que pasaría a estar compuesto por parejas de famosos. De mantenerse este plan, el formato rememorará hasta cierto punto el espíritu de GH Dúo. De momento, cabe decir, la cadena no especifica si será así.

Aunque la decisión puede sorprender si tenemos en cuenta que Pesadilla en El Paraíso no está logrando datos destacables de audiencia, hay que mirar el contexto de Telecinco y compararlo con La isla de las tentaciones para valorar que Mediaset pretenda dar más relevancia al directo y retroalimentar su parrilla en vez de “sobreexplotar” -de nuevo- su reality de citas, más aún teniendo en cuenta que tiene grabada su sexta edición. Esto reafirma la “vuelta a los orígenes” del grupo, que al presentar precisamente Pesadilla en El Paraíso en septiembre declaró: “La tendencia es ir a los realities grabados”.

Asimismo, la segunda edición será importante de cara a la planificación de Telecinco para lo que resta de curso. La idea inicial es que esta edición dure unos dos meses, y ceda luego el testigo a Supervivientes 2023. Así, empezará en enero con vistas a terminar a principios de marzo. Esto supondría que el reality de supervivencia se adelantase unas semanas con respecto a su emisión habitual, en abril; en todo caso, no sería la primera vez que el formato se inicia en marzo.

Pesadilla en El Paraíso afronta cambios de relieve de cara a su segunda edición en Telecinco, cuya puesta en marcha avanzó verTele a comienzos de mes. El reality show producido por Fremantle para Mediaset, que renovó el mes pasado pese a su discreta acogida, tendrá nueva copresentadora para su siguiente etapa: Lara Álvarez abandonará el concurso de convivencia, que arrancará la nueva temporada en enero, pocas semanas después de acabar la primera.

Nagore Robles pide que Bea Retamal sea la próxima expulsada de 'Pesadilla en El Paraíso'

Más

En contrapartida, entran dos nuevas profesionales, cuya vinculación ya supone un aliciente: Sandra Barneda y Nagore Robles. Las dos presentadores acompañarán a Carlos Sobera en este nueva temporada, que se encuentra ya en pleno proceso de casting para elegir a los concursantes famosos, ha comunicado el grupo en una nota.

Sobera, las galas principales; Barneda, los debates

Sobera estará al frente de las galas semanales de la nueva edición, en las que tendrán lugar acontecimientos clave en la mecánica del concurso, mientras que Barneda será la encargada de abordar la última hora de los participantes y analizar las situaciones más destacadas de su estancia en El Paraíso en los debates del formato.

Ambos conectarán en sus respectivos programas con  Robles, que debutará como presentadora de un formato de telerrealidad desde Jimena de la Frontera, donde dirigirá los juegos que tendrán que afrontar los concursantes y ofrecerá de primera mano el relato de la convivencia de los protagonistas y sus esfuerzos por mejorar sus condiciones de vida en un entorno rural sin ningún tipo de comodidades.

El reclamo de “unir” a Barneda y Nagore

La salida de Álvarez no debe sorprender, máxime teniendo en cuenta que el objetivo de esta segunda edición de Pesadilla en El Paraíso es el de dar contenido a Telecinco con margen suficiente hasta arrancar Supervivientes 2023. Álvarez se ha convertido en pieza indispensable del formato de Bulldog TV desde que entrase al equipo en 2015 para sustituir a Raquel Sánchez Silva como copresentadora desde Honduras. Bajarse de este Pesadilla le permitirá descansar y prepararse antes de ese cometido.

Así, será el nuevo gran proyecto profesional de Robles después de haber conducido Baila conmigo en Cuatro. Además, le permitirá mantenerse en un formato que conoce sobradamente. Robles no solo ha sido tertuliana de la primera edición, aún en emisión; sino que fue la ganadora de la encarnación anterior, Acorralados, en 2011. Hay que recordar que también presenta el vídeo-podcast Nos hemos liado, junto a Alba Carrillo, para Mtmad.

Ahora bien, hay un aliciente adicional en esta confección del equipo de Pesadilla en El Paraíso, que está en el hecho de unir a Robles y Barneda, que rompieron una larga relación sentimental en febrero.

Las claves de la nueva etapa de 'Pesadilla'

Recordemos que fue verTele el medio que adelantó que el reality show iba a ser renovado por una segunda edición prevista para enero. Una edición, además, con múltiples cambios. Empezando por una mecánica reformulada y por el cambio en el casting, que pasaría a estar compuesto por parejas de famosos. De mantenerse este plan, el formato rememorará hasta cierto punto el espíritu de GH Dúo. De momento, cabe decir, la cadena no especifica si será así.

Aunque la decisión puede sorprender si tenemos en cuenta que Pesadilla en El Paraíso no está logrando datos destacables de audiencia, hay que mirar el contexto de Telecinco y compararlo con La isla de las tentaciones para valorar que Mediaset pretenda dar más relevancia al directo y retroalimentar su parrilla en vez de “sobreexplotar” -de nuevo- su reality de citas, más aún teniendo en cuenta que tiene grabada su sexta edición. Esto reafirma la “vuelta a los orígenes” del grupo, que al presentar precisamente Pesadilla en El Paraíso en septiembre declaró: “La tendencia es ir a los realities grabados”.

Asimismo, la segunda edición será importante de cara a la planificación de Telecinco para lo que resta de curso. La idea inicial es que esta edición dure unos dos meses, y ceda luego el testigo a Supervivientes 2023. Así, empezará en enero con vistas a terminar a principios de marzo. Esto supondría que el reality de supervivencia se adelantase unas semanas con respecto a su emisión habitual, en abril; en todo caso, no sería la primera vez que el formato se inicia en marzo.

Pesadilla en El Paraíso afronta cambios de relieve de cara a su segunda edición en Telecinco, cuya puesta en marcha avanzó verTele a comienzos de mes. El reality show producido por Fremantle para Mediaset, que renovó el mes pasado pese a su discreta acogida, tendrá nueva copresentadora para su siguiente etapa: Lara Álvarez abandonará el concurso de convivencia, que arrancará la nueva temporada en enero, pocas semanas después de acabar la primera.

Nagore Robles pide que Bea Retamal sea la próxima expulsada de 'Pesadilla en El Paraíso'

Más

En contrapartida, entran dos nuevas profesionales, cuya vinculación ya supone un aliciente: Sandra Barneda y Nagore Robles. Las dos presentadores acompañarán a Carlos Sobera en este nueva temporada, que se encuentra ya en pleno proceso de casting para elegir a los concursantes famosos, ha comunicado el grupo en una nota.