'Pesadilla en El Paraíso' vivió un “acto de amor” de Pablo a Steisy y explicó la ruptura de Dani y Bea

Steisy y Pablo, en 'Pesadilla en El Paraíso'

Paula Hergar


La nueva entrega de El Debate de Pesadilla en El Paraíso tuvo como protagonistas a varias parejas: por un lado, Steisy y Pablo pudieron hablar por videollamada, tras la marcha de él de plató por las imágenes de su novia.

Sobera explicó la ausencia de Gloria Camila en la gala de 'Pesadilla en El Paraíso': "No se encontraba con ánimo"

Sobera explicó la ausencia de Gloria Camila en la gala de 'Pesadilla en El Paraíso': "No se encontraba con ánimo"

Esa charla pasó por varias fases: desde el perdón de ella, pasando por el enfado de él, las excusas de la viceversa, los vídeos, las disculpas infinitas y el “acto de amor”, como definió el mismo Carlos Sobera, del joven hacia su pareja.

Pero no fueron los únicos que se llevaron los focos, también las continuas broncas entre Dani y Bea acapararon numerosos vídeos, con la explicación de ambos sobre su relación y posterior ruptura.

También Juan Alfonso volvió a plató para explicar que se marchó por haberla “cagado” con su novia Paloma: “Metí la pata como un tonto. Tonteé por mensajes con una persona y al estar aislado esa chica le vino a hablar, ella se lo creyó. Por eso salí, porque sabía que no he estado a la altura. Hemos hablado, estoy contento porque ahora lucharé y me ha dicho que me da una oportunidad”.

Dani, Bea y las versiones sobre su ruptura

Desde la entrada de Bea, su relación con Dani es de gritos y malentendidos. Ambos van encadenados, día y noche, para hacer las pruebas y mientras lo intentaban no dejaban de discutir.

Ella le echaba en cara el haberla “utilizado” desde su ruptura, porque de cara al público estaban separados, pero en privado seguían viéndose y ella no podía rehacer su vida.

En cambio, cuando él intentaba explicarse, ella no le dejaba hablar y finalmente, desquiciado, soltaba el motivo de su ruptura: “Rompí por tanto grito, por tanta pelea y por no cuidar la relación. Lo mejor que hice fue irme, porque no veas lo que tenía en casa”, confesó. Pero ella aseguraba que la realidad es que él le había sido infiel en varias ocasiones.

Pablo, en plató: “Somos bisexuales pero tenemos una relación tradicional”

Pablo regresó a plató tras haberse marchado, el pasado miércoles, por no soportar los vídeos de Steisy con Dani. Más calmado, aclaró las dudas sobre su relación: “Somos bisexuales pero no tiene nada que ver, es una relación cerrada y tradicional completamente. No tenemos una relación abierta. Es cierto que ella sabe separar sexo de amor, pero yo no y por respeto a mí debe hacerlo. Pero también veo más que atracción, veo miradas, etc. Mi límite ha llegado”, aseguraba.

También criticó la actitud de Dani al ver que Steisy se planteaba abandonar para arreglar las cosas con Pablo: “Él no quiere que Patri se vaya para poder hacer cuatro vídeos más porque no vale para otra mierda en televisión”.

Antes de que pudieran hablar, el programa le mostró a Steisy las imágenes que había visto Pablo sobre ella y Dani. Al verlas, ella se rompió por completo: “Por Pablo cambio lo que sea, en ningún momento le iba a poner los cuernos. El pedirle permiso era una forma bromista. Me he equivocado completamente, le pido perdón. No he estado a la altura ni de él, ni de la relación”, decía entre lágrimas.

Tras ver aún más vídeos con suyos con Dani: “Me da hasta cosa pedirle perdón, porque no sé ni si le merezco. Él es muy bueno, todo lo que ha aguantado. Espero que estos cuatro años sean más importantes que esta mierda que duele tanto y que he creado yo. Creo que me he cargado mi concurso, mi dignidad y mi pareja. Y mi sueños porque mi sueño era él. Se me ha ido de las manos y lo peor, con una persona que no tengo ningun sentimiento de amor”, lamentaba.

La llamada de Pablo y Steisy

Finalmente, el programa les dejó hablar por videollamada y ella era la primera en tomar la palabra: “Solo te puedo pedir perdón. No tengo sentimiento de amor por él, para nada. Mi forma de ser me ha jugado una mala pasada. Yo nunca hubiera aceptado una relación tradicional y lo hago por ti. Sé que llevo manipulada y engañada todo mi concurso y he dejado que sea así por gilipollas”.

Pablo intentó transmitirle el infierno que había vivido: “Te han puesto un resumen de dos minutos, yo lo he estado viendo durante dos meses. Ha sido complicadísimo defenderte, he tenido que escuchar que decías que te aburres conmigo, que soy una persona de 80 años, que te faltan cosas conmigo en el sexo. A mí me dejas en ridículo en televisión”.

Ella no podía dejar de llorar y repetía sus disculpas: “Solo te puedo pedir perdón, soy consciente que la he cagado. Nada de esto me ha merecido la pena si tú me dejas, pero no quiero que estés con alguien que te haga daño. Yo misma me he hecho el peor regalo, lo siento. Por hacerte sufrir, llorar, no dormir, por tu familia...”

Al nombrar a su familia, él también se rompía: “Ahora veo a la Patri que yo conozco. Me descoloca para bien, tengo ganas de darle un beso”. Y tomaba una decisión: “Las cosas no se desmuestran con palabras si no con hechos. Si me quieres no quiero que vengas a casa y me pidas perdón. Quiero que te quedes y me demuestres semana tras semana a mí y a todo el mundo cómo eres tú. Así que quédate y gana este puñetero concurso”, zanjaba mientras Sobera aplaudía el “acto de amor”.

Para acabar, Steisy prometía lo siguiente: “Voy a arreglar esto y voy a intentar demostrar en cada momento que te pido perdón, voy a darlo todo. Voy a hacer mi concurso, a pensar en ti en todo momento”.

Etiquetas
stats