Vídeo

'Polònia' desnuda a Pedro Sánchez, Margarita Robles y Félix Bolaños para evitar el espionaje

Pedro Sánchez, Margarita Robles y Félix Bolaños en 'Polònia'

Un nuevo sketch de Polònia abordaba una situación del Gobierno frente al espionaje, de la misma manera que enfrentó a Pedro Sánchez y Pere Aragonés. Esta vez, el programa de humor muestra la “cortina de humo” en el PSOE para evitar una nueva invasión cibernética.

Buenafuente regresa a Movistar+ con 'Zasback', mezcla de ficción y monólogos con Hugo Silva y más famosos

Buenafuente regresa a Movistar+ con 'Zasback', mezcla de ficción y monólogos con Hugo Silva y más famosos

El programa de TV3 aborda cómo habría actuado el partido tras conocerse que son víctimas de la intrusión a teléfonos móviles. Y es que entre las víctimas de Pegasus se encuentran el presidente del gobierno y Margarita Robles.

Los protagonistas de la escena son la ministra de defensa, interpretada por Judit Martín, Pep Plaza como Sánchez y el ministro de Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática Félix Bolaños, a quien encarna David Olivares.

Tras anunciar que había espías, los tres buscan desesperadamente una solución para evitar que esto vuelva a suceder, recordando en todo momento que “España es una democracia plena”.

Antes de ponerse manos a la obra, irrumpe en la sala “Pere Aragonés”, echando en cara de nuevo que el Estado español “ha espiado a independentistas, periodistas, abogados y gente de la sociedad civil”, tal y como recrimina actualmente el Govern.

“Lo grave es que a nosotros también nos han espiado”, intentó convencer el presidente del gobierno, quien conseguía echarlo del despacho para presentar su herramienta para evitar que se repita: del abrigo colgado se descuelga un asesor, “experto en espionaje, contraespionaje, campeón de España de Cluedo y maestro en el arte de camuflaje”.

Una cortina de humo para tapar las vergüenzas

El asesor asegura que la situación es “crítica”, sobre todo para la ministra de Defensa: “Si la ministra lo sabía, tendría que dimitir por prevaricación, y si no lo sabía tendría que dimitir por incompetente. Eso es lo que pasaría en un país normal”. “¡Pues suerte que estamos en España!”, se alivia Robles.

Los tres rechazan desesperadamente la primera solución, que optaba por crear una comisión de investigación para que todo salga a la luz. El asesor les expone entonces la segunda: “El primer paso para evitar el espionaje es deshacerse de cualquier elemento sospechoso”. Bolaños y Sánchez arrastran hacia la ventana a Robles, antes de que el experto les indique que se refería a los móviles.

Después de varios intentos por deshacerse de la ministra para evitar la intrusión, los tres políticos se quedan desnudos para quemar su ropa con el resto de objetos “sospechosos” de la sala: “Qué cortina de humo más bonita nos ha quedado para tapar las vergüenzas”, justifica Pedro Sánchez ante el inminente incendio.

Etiquetas
stats