Contenido patrocinado por TNT y Movistar+

'Proyecto Blue Book': el retorno de los ovnis

Proyecto Blue Book
Proyecto Blue Book Canal TNT

La serie producida por Robert Zemeckis, basada en hechos reales, regresa a TNT con su segunda temporada

.

La ciencia no puede dar siempre respuestas satisfactorias a todo, especialmente si el clima social invita más a levantar un refugio nuclear en pleno jardín que a templar los nervios con hechos probados. Sin embargo, esa fue la petición que recibió el astrónomo J. Allen Hynek por parte de la Fuerza Aérea estadounidense: liderar una investigación clandestina para ofrecer explicaciones científicas a los numerosos avistamientos de ovnis.

Entre finales de la década de los cuarenta y 1969, Hynek investigó la friolera de 12.618 fenómenos ufológicos en lo que se conoció como Proyecto Blue Book. Muchos de los documentos de aquel viaje por lo paranormal han sido ya desclasificados: parte de ellos pueden encontrarse online, mientras que el resto –unas 74.000 páginas de información, 94 rollos de microfilm, además de fotografías y películas- están disponibles en el Archivo Nacional de Washington. 

La prolífica investigación ha dado mucho de sí también en el campo de la (ciencia) ficción: Hynek inspiró una de las películas imprescindibles del género, Encuentros en la tercera fase, de Steven Spielberg; pero también la serie Proyecto Blue Book, cuya primera temporada fue todo un éxito en Estados Unidos. Producida por Robert Zemeckis (responsable de títulos como Regreso al futuro o Forrest Gump), su segunda entrega se estrena el próximo 25 de junio a las 22:05 horas en el canal TNT disponible en Movistar+.

En esta ocasión, Hynek, interpretado por Aidan Gillen (Juego de tronos, Peaky Blinders), y su compañero de aventuras, el capitán Michael Quinn, encarnado por el actor Michael Malarkey (Crónicas vampíricas), tratarán varios de los casos más populares del universo ufológico. Uno de ellos fue el que se produjo en 1947 en la localidad de Roswell, Nuevo México. Según las crónicas del momento, allí aparecieron los restos de una hipotética nave de origen no terrestre y varios cadáveres de alienígenas. Pero los 10 episodios que componen esta segunda temporada se acercarán asimismo a otra de las zonas cero de la fenomenología paranormal en Estados Unidos: la misteriosa Área 51. Además de ahondar en los misterios del rancho Skinwalker; el conocido como encuentro Kelly-Hopkinsville, entre una familia de Kentucky y visitantes extraterrestres; o a los experimentos de control mental de la CIA, ya esbozados en su primera entrega.

Hynek y Quinn continuarán lidiando en esta segunda temporada con la tensión entre la verdad científica y la oficial. En plena Guerra Fría, los ciudadanos convivían con una amenaza latente e invisible. Mientras los padres acumulaban provisiones para hacer frente a cualquier ataque soviético, los niños se enganchaban a los cómics de un gran clásico del género fantástico: Flash Gordon. El puzle de Proyecto Blue Book -"una mezcla de Mad Men y Expediente X", en palabras del actor Michael Malarkey- se completa con la trama de espionaje ruso, el gran antagonista del momento. Aunque también hay pinceladas de un interés gubernamental por controlar, o al menos moldear, el relato de la opinión pública en aras de la seguridad nacional. 

"El gobierno creó esta agencia para evitar la histeria colectiva y para decirle a la gente que lo que creía haber visto, no lo había visto", explicaba Sean Jablonski, showrunner de la serie, en la presentación del proyecto en el mayor mercado mundial de contenidos de entretenimiento, celebrado en Cannes en 2018. "Es decir, Project Blue Book fueron las fake news originales y eso hace que la serie sea relevante hoy, porque está relacionado con lo que vemos en las noticias a diario". 

En esta tesitura, la urgencia y la imposibilidad de dar una respuesta probada a cada suceso pondrán contra las cuerdas a la pareja formada por Hynek y Quinn. Aunque la relación de los personajes respecto a su creencia en los ovnis va cambiando según evoluciona la trama –y que ciertos pasajes solo invitan a conjeturar sobre la existencia de otros mundos-, muchos de los casos reales cerrados por el equipo fueron resueltos con explicaciones un tanto ridículas, que hubieran necesitado de más atención científica. "Mientras que la verdad puede ser menos interesante que la especulación infundada, la certeza que proporciona ofrece seguridad y ahora mismo todos necesitamos sentirnos a salvo", esgrime el personaje de Hynek en uno de los últimos capítulos de la primera temporada. 

Hechos demostrables científicamente, conspiraciones globales o fenómenos alienígenas, lo cierto es que a día de hoy todavía quedan alrededor de 700 casos sin resolver de los más de 12.000 que se reportaron en el Proyecto Blue Book. Es por ello que la frase con la que se presentaba a J. Allen Hynek en la ficción puede servir como consejo para acercarse a la serie: "Hay diferencia entre ciencia ficción y especulación bien fundada, pero ambas requieren de una mente abierta".

.

Etiquetas

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba