Especial

Raquel Sánchez Silva y otros presentadores que se convirtieron en concursantes

Raquel Sánchez Silva y Carlos Lozano, presentadores y también concursantes

Hace años, que un presentador pasara a convertirse en concursante parecía ser la antesala del fin de su carrera. El mensaje que quedaba es que había pasado de ser una personalidad televisiva, a un "personaje de la tele": la peor pesadilla de cualquier presentador. Casi como cuando un actor de cine saltaba a la pequeña pantalla.

'MasterChef Celebrity 5' cierra su casting: los 16 nuevos famosos que cocinarán en TVE

'MasterChef Celebrity 5' cierra su casting: los 16 nuevos famosos que cocinarán en TVE

Pero como ha ocurrido con las pantallas, que ya casi no se diferencian unas de otras, también los rostros catódicos ahora bailan de un rol en otro sin significar el fin de nada. De hecho, a veces es el principio de mucho.

Para demostrarlo, a continuación enumeramos una serie de presentadores que han dado el salto a ser concursantes y después su vida a seguido igual o mejor que hasta la firma de ese contrato:

Carlos Lozano, un antes y un después

El paradigma de estos saltos. Si en 2001 había sido el presentador más popular de nuestro país, conduciendo el primer Operación Triunfo más visto de la historia, en 2016 dejó a todos con la boca abierta con su fichaje por GH VIP. No para presentarlo, sino para entrar en la casa de Guadalix y ser un habitante más del experimento social. Y lo fue. Fue un "experimento" que demostró que esos saltos también podían reavivar las carreras. Y firmó ser el presentador del siguiente Granjero busca esposa.

Irma Soriano, Ivonne Reyes, Mónica Hoyos y la generación 'GH VIP'

Le salió tan bien la jugada a Carlos Lozano que en la siguiente edición de GH VIP Irma Soriano apostó por que el nuevo público conociera a una de las presentadoras más exitosas de los 90. Lo mismo que pensó Ivonne Reyes y Alonso Caparrós.

Más tarde se apuntarían a la misma fiebre presentadoras de la talla de Mónica Hoyos o Irene Junquera, con las que aún está por ver si fue un su beneficio… o todo lo contrario.

De Esther Arroyo a Belinda Washington, en 'Tu cara me suena'

Tu cara me suena también ha sido de los pocos talents que han convencido a presentadores de que pueden demostrar sus otras facetas en él, sin perder reconocimiento por ello: la primera en apuntarse fue Carolina Ferre, y le siguieron Arturo Valls, Anna Simón, Ana Morgade e incluso Esther Arroyo y Belinda Washington.

Una oportunidad que les dieron (y se dieron) que ayudó a que el público entendiera que podían hacer algo más que leer un prompter.

'MasterChef Celebrity' convenció hasta a Ana Obregón

El otro gran talent capaz de tocar a celebrities con una varita y convertirlos en concursantes con delantal ha sido MasterChef Celebrity, que esta semana anunciaba el fichaje de Raquel Sánchez Silva, pero que anteriormente ya había contado con Cayetana Guillén-Cuervo, Usun Yoon, Paula Prendes y hasta Ana Obregón.

Incluso convenció a una María del Monte que no aguantó la presión y abandonó las cocinas.

Lo de Florentino Fernández y Silvia Abril, sin complejos por la TV

También hay una serie de rostros televisivos deseados por cualquier concurso tanto para presentarlos como para participar en ellos. Y es que sus nombres son siempre garantía de diversión, sorpresa y entrega total a la causa.

Ejemplos de ello son Florentino Fernández y Silvia Abril que han pasado por casi todos los platós y sus puertas siempre siguen abiertas para ellos (sea en el rol que sea). Pero también es el caso de Anabel Alonso, Boris Izaguirre, Miki Nadal o Yolanda Ramos, entre otros a los que no se les caen los anillos por saltar de un rol a otro.

Etiquetas
stats