Crónica de la semifinal en TVE

El recortado 'Masterchef Junior 9' ya tiene a sus cuatro finalistas

mc jrGuillem, Alexia, Ariel y Gonzalo en 'Masterchef Junior 9'

Paula Hergar


Masterchef Junior 9 acaba de empezar y ya casi termina. Al reducir la edición a cuatro entregas, la semifinal ha llegado rauda y con unos concursantes más nerviosos que de costumbre. "A por la chaquetilla" exclamaban desde el principio pero solo unos pocos podrán optar al duelo final que se emitirá el jueves, 6 de enero.

Antena 3 recorta por sorpresa 'Lego Masters' de 5 a 3 galas, y emite su final este miércoles

Antena 3 recorta por sorpresa 'Lego Masters' de 5 a 3 galas, y emite su final este miércoles

Carla y Olivia fueron las primeras en alzarse como finalistas, tras una prueba de exteriores triunfal y reunir los máximos puntos. Y tras una compleja prueba de eliminación, Ariel y Guillem se sumaron a la afortunada lista.

La otra cara de la moneda la vivieron Alexia y Gonzalo que, desde casi el principio de la entrega sintieron que iban a la cola y no pudieron reprimir las lágrimas. Ambos se quedaron a las puertas del último programa de la edición.

Primera prueba con lágrimas de Gonzalo y Alexia

Olivia, Alexia, Carla, Gonzalo, Guillem y Ariel regresaron a las cocinas como semifinalistas para luchar por llegar a la final. En la primera prueba tuvieron que adivinar una serie de alimentos que llevaban asociados un plato a reproducir con aceite de oliva virgen extra. Para ayudar en el reto, aparecieron Jiaping, aspirante de MasterChef 9, y Javier y Henar, finalista y aspirante de MasterChef Junior 8, que interpretaron, tras un biombo, platos tales como un canelón de changurro, una tarta de queso y un lingote de chocolate brillante, entre otros.

Al reconocerlos corrieron a cocinarlos. Guillem presentó una crema de puerros "perfectamente ejecutada", Carla entregó un pavo con patatas "espectacular y muy rico" y Ariel cocinó un besugo con verduras "con defectos pero también mucho mérito". Mientras que Alexia hizo un "postre complicado" de fresas que no acabó de convencer, Olivia presentó un lingote de chocolate "falto de fuerza" y Gonzalo, entre lágrimas, entregó su tarta de queso "falta de confianza".

Con todas esas valoraciones, Pepe, Jordi y Samantha se marcharon a deliberar y al regresar señalaron a Carla como la mejor de la prueba, mientras Alexia solo se llevó un punto. Algo que provocó el llanto de la pequeña, a la que no le gustó hacer un postre "mediocre".

Prueba de exteriores con despiece y desplume de animales

Los concursantes y el equipo se trasladaron al lago de Sanabria (Zamora), donde vivieron un viaje en el tiempo gastronómico. Uno de los dos equipos cocinó como en la Edad Media con fuego vivo y hachas, mientras los otros trabajaron como en la actualidad priorizando la sostenibilidad con cocinas y parrillas solares.

Alexia se alzó como una la capitana del equipo azul escogiendo trabajar junto a Olivia y Carla. Y Guillem se rodeó por Ariel y Gonzalo vestidos de rojo que viajarían al pasado. Las primeras cocinaron un entrante de perdiz, una trucha a la sanabresa y una sopa de piña. Mientras los "medievales" elaboraron unas ancas de rana, lomo de ciervo y arroz con leche.

Una vez más, el talent puso en apuros a los niños que tuvieron que despiezar a un ciervo y desplumar a perdices. Algo que hicieron con reticencias y tomándoselo como un reto desagradable. Una presión que provocó tensiones entre los aspirantes: Olivia y Alexia se enzarzaron por el retraso en las elaboraciones y Gonzalo y Guillem tampoco se entendieron en el reparto de tareas.

Finalmente sacaron los platos pero con algo de decepción para los jueces: "Aquí no ha habido actitud", sentenciaron. Sobre Gonzalo dijeron que había faltado "confianza y eso se transmite al equipo". A Carla la felicitaron por "encargarse de todo" ya que Alexia había dejado un poco de lado su título. Aún así, el equipo ganador fue el de ellas. Por lo que Carla y Olivia, al tener más puntos que el resto, se convirtieron en finalistas directamente.

Prueba de eliminación con doble adiós lacrimógeno

Para la última prueba de la noche, Gonzalo, Guillem, Alexia y Ariel tuvieron que reproducir un complejo postre con forma de mandarina relleno de bizcocho, mousse y mermelada. El pastelero Jordi Bordas les dio las claves y Ofelia, aspirante de MasterChef 9, también participó en esta compleja prueba.

La carrera hacia los ingredientes del supermercado fue como una estampida y el cocinado algo parecido. Alexia se derrumbó al no entender la receta con tantos nervios. Tampoco Gonzalo pudo reprimir las lágrimas por la presión de la prueba. En cambio, Guillem y Ariel mantuvieron la calma en sus elaboraciones y emplatados.

Ariel fue la primera en estrenar la cata. Los jueces alabaron lo "seria, trabajadora y concentrada" que se puso ejecutando una receta que a la que "le faltó algo de frío pero con un sabor perfecto". Gonzalo le siguió con un "bizcocho crudo, mermelada líquida y mousse desapercibida por culpa de las prisas". Guillem entregó un resultado "estéticamente perfecto, sabor increíble y solo falto de mousse". Para acabar, a Alexia le faltó "ejecutar bien la receta", pero sí le aplaudieron el cambio de actitud.

Tras las valoraciones, los jueces se marcharon a deliberar y al regresar desvelaron los nombres de los aspirantes que se quedaban a un paso de la final: Gonzalo y Alexia.

Etiquetas
stats