Enésimo episodio de acoso a una reportera mientras trabaja a pie de calle. Evelyne Boone, periodista de la cadena belga VTM Nieuws, recibió un beso de un espontáneo sin consentimiento mientras se encontraba informando sobre las medidas locales por el coronavirus.

Ocurrió el pasado sábado en el centro de la ciudad de Schedt. En mitad de una conexión en directo con el canal de noticias, un transeúnte se coló en el plano y propinó un beso en la mejilla a Boone, que intentó mantener la calma para continuar con el reporte.

Instantes después, la cadena condenó lo sucedido a través de un comunicado y anunció que tanto el editor de noticias como la propia agredida presentarían una denuncia contra el agresor ante las autoridades. "No solo se trata de una agresión sexual, también es un comportamiento irresponsable en tiempos de coronavirus”, lamentó oficialmente VTM.

"Nosotros mismos tomamos medidas muy estrictas para garantizar que nuestros periodistas hagan su trabajo de manera segura. Informar ahora sobre el coronavirus es crucial. Hacemos un llamamiento a todas las personas para que dejen que los periodistas hagan su trabajo y mantengan una distancia segura", concluyó el escrito.

El agresor fue identificado, arrestado e interrogado por la policía. "Se ha hecho un informe oficial de agresión sexual y el hombre ha sido interrogado. El archivo se ha transferido a la oficina del fiscal público de Amberes para su seguimiento", informa el portavoz del cuerpo Wouter Bryns según el medio local HLN.

Etiquetas
Publicado el