Vídeo

"Revisar el móvil" y otras normas que una soltera de 'First Dates' confesó imponer a sus parejas

Laia y su cita en 'First dates'

Laia apareció en el restaurante de First Dates para encontrar pareja. Pero el paso de la joven de 19 años por el dating no pasó desapercibido ya que, para encontrar al hombre con el que compartir su vida, explicó que tiene unas "normas" muy estrictas que marca desde el principio en su relación.

'First Dates' celebra los cinco años de la boda de la primera pareja del programa

'First Dates' celebra los cinco años de la boda de la primera pareja del programa

Al llegar al programa, Lidia Torrent fue quien le dio la bienvenida y le preguntó cómo era en una relación: "Soy un poco celosilla", respondió haciendo sospechar a la camarera de que había algo más que quería explicar.

Preguntada por el nivel de "celos", Laia respondió lo siguiente: "Necesito que me demuestren mucho que puedo confiar en él con unas normas que tengo antes de empezar una relación. Por ejemplo, si le pido que me deje ver su móvil me lo va a dejar ver. Si se niega es por algo. Yo tengo el mío y si quiere lo puede ver".

La presentadora se quedó anonadada y dijo: "¿No crees que siempre hay una parcela de intimidad que hay que respetar?", a lo que la comensal respondió sin dudar: "Para mí un novio es como mi mejor amigo. Yo aviso porque no es que tenga que pasar pero si veo algo que desconfío de esa persona se lo cuento para que sepa que puede pasar y no haya un conflicto".

Minutos más tarde se sentaba junto al soltero con el que le habían emparejado y le contaba lo mismo. Él también se quedaba sorprendido y aseguraba que no compartía tal pensamiento: "Se supone que en una amistad también tienes que confiar en ella. Cada uno tiene su privacidad, si quiero estar con una persona es porque quiero estar con ella, sino la dejo. "o simplemente confío en la otra persona".

Laia reculó un poco y explicó que "antes tenía una norma de dejar de seguir a las chicas con las que has tenido algo", pero hablando con otro de sus novios le hizo cambiar de opinión porque eran personas "que habían formado parte de su vida". Por lo que aseguró que también es capaz de modificar sus normas: "Yo también sé reflexionar. Soy persona".

En el resto de gustos tampoco coincidieron ya que en música ella escuchaba reggaeton y él tecno. Ella creía en los horóscopos y él no, así como ella también creía en los alienígenas y él no.

Por ello, al ser preguntados por una segunda cita, ella aceptó pero él solo si era como amigos: "El tema de los celos y que me controlen lo llevo muy mal", alegó el joven. Y ella se limitó a responder: "Sin comentarios".

🟢 Si no te quieres perder ninguna de nuestras noticias, suscríbete a nuestros boletines.

Etiquetas
stats