Lo de Évole

Los ricos que han rechazado hablar con Évole y la razón por la que José Elías aceptó su entrevista

Évole con José Elías en 'Lo de Évole'

Paula Hergar


Este domingo, 10 de abril, Lo de Évole por fín pudo entrevistar a “uno de los ricos de este país”: José Elías. El número 30 en la lista Forbes - que le define como “un rico con mentalidad de pobre”- mostró varias de las estancias de su mansión, parte de su kilométrico jardín y hasta subió a su helicóptero al presentador.

Algo que Jordi buscaba desde hacía tiempo y así se lo confesó a su nuevo entrevistado: “He intentado, muchas veces, hablar con los ricos de España. He pedido entrevistar a Amancio Ortega, a Juan Roig, Sol Daurella... pero siempre me han dicho que no”. Por ello preguntó a Elías si es que “los ricos se protegen más hablando o sin hacerlo”.

A lo que el único que había accedido a protagonizar la entrega, respondió lo siguiente: “Si quiero sacar algo de esto es que la gente tenga un espejo de esperanza. Me gustaría que salieran muchos más con un cierto éxito en la vida y que ayudara a que el vecino viviera un poco mejor”, señaló como razón de aceptar la entrevista.

Aún así, Elías sí que señaló tener un miedo al aparecer en los medios: “Me preocupa perder el anonimato porque tengo la paranoia con la seguridad”, explicó recordando que tras abalar a Joan Laporta ha pasado “un año muy malo porque el Barça es un amplificador de cualquier noticia”.

“Soy un garrulo, pero esto es lo que hay”

Preguntado por si le llaman “nuevo rico”, Elías explicó que seguramente lo piensan muchos pero no se lo dicen a él. Que lo bueno de que piensen que es un “garrulo” es que puede reaccionar como quiera y no se van a sorprender.

Así, la charla entre periodista y empresario fue relajándose hasta que el segundo confesó lo que pensaba sobre la carrera de periodismo: “A un ingeniero en la facultad le enseñan a hacer cálculos, pero a un periodista, ¿qué le enseñan?”.

A lo que Évole respondió sorprendido: “Hostia tío, nunca nadie había sido tan faltón”, dijo sin responder a ello y asegurando que nunca le habían dicho eso de forma tan clara.

“¿El dinero da la felicidad?”

A pesar de ser dueño de empresas de electricidad, telecomunicaciones, infraestructuras, de varios helicópteros y hasta de congelados, con una fortuna mayor a la de Julio Iglesias, confesó a Évole que “cambiaría todo por volver atrás, a mis ochos años, cuando veía a mi padre y a mi madre”. Y es que a los 23 años perdió a sus dos progenitores. Algo que le hace tener una visión de la riqueza muy particular:

Siento pena cuando veo todo lo que he logrado porque mi padre y mi madre no lo han visto. Claro que conocieron una parte de mí pero no vieron la evolución y eso me genera rabia e impotencia”, lamentó.

Por eso, Évole acabó preguntándole si el dinero da la felicidad: “No te da la felicidad pero te quita preocupaciones. Hay cosas que sí puedes comprar con dinero y que te faclitan la vida: una casa, un coche, caprichos... eso es la felicidad que te da el dinero. Lo otro es estar con tu pareja, amigos, hijos... una felicidad que no te hace falta dinero para tenerla”.

Etiquetas
stats