Declaraciones

Risto pide perdón a Ana Obregón y niega haberse reído de la muerte de su hijo: “Esto va contra el mercado del morbo”

Risto Mejide, en el plató de 'Todo es mentira'

Risto Mejide ha respondido a Ana Obregón después de que esta afease los comentarios “machistas y repulsivos” del publicista durante las campanadas de Mediaset con los que aludía tanto a ella como a Cristina Pedroche de forma peyorativa. El showman ha aprovechado los primeros minutos de Todo es mentira de este martes 3 para pedir perdón a la presentadora de TVE, pero también para negar que con su comentario pretendiese mofarse del fallecimiento de Alex Lequio, hijo de Obregón en 2020.

Ana Obregón responde a Risto Mejide: "Tus comentarios machistas y repulsivos duelen"

Ana Obregón responde a Risto Mejide: "Tus comentarios machistas y repulsivos duelen"

En su lugar, asegura, sus comentarios iban contra “los que nos ponen ahí” y contra lo que ha denominado como “el mercado del morbo”. Risto Mejide ha recibido durante los últimos días las críticas de personajes mediáticos, como Alba Carrillo y Frank Cuesta. Miki Nadal ha sido el último en sumarse, desmontando al catalán con un “dato objetivo” sobre Obregón y Pedroche.

¿Hay algo que anunciar?¿Un embarazo? ¿La muerte de un ser querido? Porque eso siempre da audiencia”, estas habían sido las palabras de la polémica en la noche del 31 de diciembre en Mediaset. Con el comentario irónico, Mejide aludía a la futura maternidad de Pedroche, que trascendió durante los días previos; y de forma especialmente llamativa, a la muerte del hijo de Obregón y Alessandro Lequio. Tras críticas de anónimos y televisivos, la actriz respondió este martes en una dura misiva pública dirigida al presentador: “En esta vida no todo vale”.

La expectación por comprobar si él reaccionaba en público era evidente. Y el comienzo del formato satírico, menos de dos horas después de que la también bióloga publicase su texto en Instagram, resolvía a la incógnita. Pasadas las 15:40 horas, el presentador aparecía en primer plano con rictus serio. Los más de seis minutos iniciales del programa satírico estarían dedicados a dar espacio a una respuesta pública del aludido: “Sabéis que esto es un programa de humor y me gustaría empezar el programa de otra manera pero... Es lo que toca”.

Pide “perdón sin paliativos, sin matices” a Obregón

“Fijaos que me gusta asumir las polémicas cuando son mías y cuando las puedo defender, como suele pasar. No le temo a la polémica y a la confrontación. Pero desde hace unos años he aprendido que la vulnerabilidad nos hace fuertes, así que allá voy. No me duelen prendas en pedir perdón y disculpas, y por ahí quiero empezar. Porque se puede pedir disculpas por haber ofendido a la persona inadecuada”, comenzaba Mejide, antes de mostrarse “sorprendido” por la publicación de Obregón.

“Ana, te acabo de llamar, he intentado ponerme en contacto contigo. Entiendo que no quieras hablar conmigo, pero como has hecho público ese mensaje, voy a dar una respuesta pública también, que me hubiera podido comentar contigo antes”, advertía antes de enarbolar su disculpa.

“En primer lugar, perdón. Y no me cuesta nada. Un perdón sin paliativos, sin matices. Perdón, porque cuando hay que pedirlo es porque has ofendido a la persona inadecuada o molestado a quien no debías”, reiteraba la idea inicial el también conductor de Viajando con Chester, que se mostraba incluso ofendido con las críticas. “¿En qué cabeza cabe -y esto es una pregunta que hago a cualquiera- que yo me pueda reír por que alguien haya perdido a un hijo? Pregunto otra vez. ¿Alguien se cree que como padre puedo aceptar eso?”.

Mejide añadía haber defendido “el legítimo derecho de las víctimas a expresar su dolor como quieran” y citaba una entrevista concedida por él a un medio solo días antes de las campanadas donde se refería tanto a Obregón como a Cristina Pedroche, “alabando su trayectoria”. De hecho, insistía en autocitarse al decir que son “dos personas de las que aprender mucho”.

“Esto no iba contigo, ni con Cristina”

“Me sorprende, primero, por la polémica que se está creando; y segundo porque, Ana, eres una persona que sabe muchísimo más de tele que yo, llevas muchísimos años y eso es indiscutible. Me sorprende que nos veas que esto no iba contigo, ni con Cristina”, apuntaba.

Me sorprende que no veas que yo puedo tener ideas equivocadas y estoy abierto a discutirlas, en privado y en público, pero mi comentario de que la muerte de un ser querido o un embarazo da audiencia, igual alguien debería preguntarse a quién le da audiencia. Esto, insisto Ana, no iba contigo iba con los que nos ponen ahí, esto iba con la misma gente, los mismos directivos que están en un despacho de RTVE, en 2020, apenas cinco meses de que haya fallecido tu hijo, y deciden que tú des las campanadas. Esto va contra el mercado del morbo, por el que me siento bastante en contra“.

A partir de este punto, incidía en el negocio televisivo y hacía hincapié sobre la decisión de haberle asignado a ella las campanadas en 2020, después de experimentar la trágica pérdida de su hijo: “Obviamente una madre va a expresar su dolor, donde quiera y cuando quiera, legítimamente. Otra cosa es quien decida que estemos ahí. Y me sorprende que tú, con muchísima más experiencia que yo, hayas llegado a decir que yo me reí de que tuviste que enterrar a un hijo. Me duele. Lo siento muchísimo, pero me duele que hayas hecho pública esa expresión. Viniendo de ti, además. Eso no es tele, es morbo. Y me sorprende que tenga que decirlo yo”. 

Su comparativa sobre RTVE y Telecinco: “¿Qué habría pasado...?”

Mejide pasa a convertir el asunto en una cuestión de doble moral sobre los grupos de comunicación: “Me pregunto qué habría pasado si quien había tomado esa decisión en vez de trabajar en RTVE estuviera en Telecinco ese año. ¿Qué habría pasado? No habría clavos en este país para crucificarnos a todos”.

“Estoy y sigo estando en contra del morbo. El mismo morbo que va a hacer que haya mucha gente vaya a ver si se le nota la barriga a alguien. Lo siento, sigo estando en contra de eso. Y tú no tienes la culpa de eso, ni Cristina ni yo. Porque seguramente igual me han puesto a mí porque yo me he separado este año”, continuaba esa misma línea de pensamiento. Y decía, conjeturando sobre el motivo de su debut al frente de las uvas: “Si es así, lo denuncio”.

A continuación, Risto vuelve a incidir en las bajas audiencias que marcó su retransmisión conjunta con Mariló Montero, a las que Obregón se refiere en su carta. “Efectivamente hicimos muy poca audiencia, precisamente, cosa que he admitido”, afirma él, aunque matiza que “no fue la menos vista sino la tercera menos vista”, invitando a Ana a “corregir” su texto. “¿Y? Lo único que hace es demostrar la tesis”.

“Lo único que demuestra tu post es que no me conoces”

Para finalizar, Risto apela a lo personal y reprocha a Obregón que “no hayas descolgado el teléfono y me hayas llamado”, recordando anteriores encuentros sociales que han compartido durante los últimos años, y poniendo por delante que la ha “alabado” de forma habitual por su labor. “Me has llamado repugnante, me has llamado machista, muchísimas cosas que muchísimos seguidores están replicando. No le temo a la polémica, lo que no voy a permitir es la injusticia”.

“Ana, aquí me tienes dispuesto a decirte perdón a la cara. Insisto: no iba contigo, y lamento muchísimo todo este malentendido”, decía al finalizar, visiblemente nervioso, antes de culminar su alocución tras un par de segundos de pausa: “Lo único que demuestra tu post es que no me conoces”.

Los aplausos de sus compañeros y del público servían para cerrar este aparte de Todo es mentira y para dar por iniciado el programa, en el que no se harían más menciones explícitas al tema. Con todo, Antonio Castelo y Virginia Riezu bromearon con que el karma ya había actuado contra Mejide después de que este se rompiera el dedo durante la retransmisión de la Nochevieja que se pudo ver en Telecinco y Cuatro. Además, los buenos resultados del paro sirvieron para ironizar con el “trabajo” que el presentador genera a “los community managers”.

Etiquetas
stats